Inteligencia Artificial

Por Israel Laureano

Inteligencia Artificial (A.I. Artificial Intelligence, EU, 2001) es una película estadounidense de ciencia ficción dirigida por Steven Spielberg.

Uno de los pósters originales de la película.
La historia detrás de la película tuvo algo de fama hacia fin del siglo XX y principios del XXI (la repito aquí brevemente porque ya pasaron muchos años y es posible que algunos no la sepan): Stanley Kubrick la iba a filmar originalmente porque estaba muy entusiasmado con el cuento original en el que se iba a basar la historia: "Los superjuguetes duran todo el verano" publicado en 1969 y cuyo autor es Brian Aldiss. Kubrick contactó a Aldiss en 1976; tuvo un par de reuniones amistosas con él y le dijo que le gustaría hacer una película con su relato, pero que no se le ocurría cómo desarrollar la historia para hacer un guión. En 1982 le compró el cuento (más bien relato, es muy pequeño, apenas una viñeta) y todos los derechos (Aldiss se lo vendió a regañadientes solamente porque necesitaba el dinero) y lo contrató para que adaptara la historia a un guión cinematográfico. Pero no funcionó. Kubrick tenía la idea de utilizar la anécdota del cuento de hadas "Pinocho" para desarrollar la historia del androide David, el protagonista de "Los superjuguetes duran todo el verano", y Aldiss, ya con oficio literario, sabe que uno no debe repetir -por lo menos conscientemente- historias populares, mucho menos repetir cuentos de hadas so-pena de plagiar ideas o ser tachado de copión y poco original; el toma y daca Kubrick-Aldiss duró 8 años sin que ninguna de las partes cediera.

Stanley Kubrick, aunque creo no necesita presentación.
Al fin, en 1989, Kubrick decidió desarrollar la historia tal y como él quería y despidió a Aldiss del proyecto y contrató a varios escritores para que adaptaran la historia (Aldiss cuenta que incluso contrató a Arthur C. Clarke)  pero aún así la historia desarrollada no le satisfacía, no llenaba sus expectativas de tener una "picaresca versión robot de Pinocho", se le prendió el foco y contrató al enemigo (en sentido intelectual) de Brian Aldiss: el también escritor cienciaficcioñero Ian Watson: él sí comprendió la visión de Kubrick y desarrolló una historia cursi y sentimental.  Kubrick aceptó la primera versión que le entregó y dio por terminado su contrato, pero al parecer no quedó muy contento: durante un par de años le estuvo haciendo modificaciones y adaptaciones a la historia y sentía que el final era demasiado cursi como para que funcionara. Desgraciadamente Kubrick murió repentinamente de un ataque al corazón en 1999, así que la película de los "Superjuguetes" nunca se hizo (de hecho a partir de 1990 la película cambió su título a "Inteligencia Artificial").
Steven Spielberg.
A lo largo de su vida, Stanley Kubrick hizo amistad con otros directores de cine, especialmente Steven Spielberg, a quien heredó este proyecto; de hecho, en 1995, Kubrick le platicó acerca del proyecto, le mostró los dibujos, notas, borradores y la base del script, intercambiaron opiniones y le mencionó que debería ser él, Spielberg, quien dirigiera la película puesto que el guión estaba mejor adaptado a su sensibilidad.

Spielberg, ya sin las influencias y presiones de Kubrick y Aldiss concretó rápidamente la historia utilizando los borradores y guías visuales de Kubrick. Y también sucedió algo muy curioso: ya sin las presiones del cineasta, a Brian Aldiss se le prendió el foco y desarrolló relatos que le darían continuidad a la historia de David, el androide niño: "Los superjuguetes cuando llega el invierno" y "Los superjuguetes en otras estaciones". Vendió los dos relatos a Jan Harlan, cuñado y socio de Stanley quien a su vez se los hizo llegar a Spielberg que gustosamente los incorporó al argumento. Aunque los tres cuentos ya forman una historia que podría ser la base de una película -una historia tal como la quería Aldiss: sin inundaciones, sin hada azul, sin historia de Pincocho, tan sólo una búsqueda por la respuesta a ¿quién soy yo?-, Spielberg ya había tomado la decisión de usar las notas e ideas de Kubrick; no obstante, todos los elementos se mezclaron coherentemente. La producción de A.I. empezó en 2000 y se estrenó en 2001.
Brian Aldiss, el cerebro generador de los superjuguetes: David, Teddy y toda la historia detrás de ellos.
Reseña y crítica artificial.
Mala idea. Muy mala idea. A nivel humano, los niños, criar hijos, tiene el objetivo emocional de verlos crecer y desarrollarse, tanto físicamente y mentalmente, por eso tener hijos con alguna discapacidad física y/o mental produce angustia: porque genera el temor de que no van a poder alcanzar su máximo potencial como seres humanos y siempre queda la duda de que tengan la capacidad suficiente para poder desenvolverse y vivir libremente en el feroz y despiadado mundo real. Los niños robot NUNCA van a crecer, ni física ni mentalmente, NUNCA van a evolucionar sus sentimientos, apegos o gustos y NUNCA van a estar capacitados para desarrollarse libremente en la sociedad. Los seres humanos no deberían desarrollar apegos sentimentales o sicológicos hacia los robots porque nosotros SÍ crecemos, evolucionamos y morimos;  es claro que si uno tiene un niño robot al que está cuidando, se va a generar la angustia de qué va a pasar cuando uno ya no esté.

David y los Swinton.
A mediados del s.XXII el mundo ha pasado por un severo calentamiento global que ha inundado gravemente todas las ciudades costeras provocando una drástica reducción de la población. Los robots humanoides se han desarrollado mucho y se les llama "mecas"; la compañía Cybertronics ha tomado la decisión de avanzar la programación de los mecas al grado que presenten sentimientos y un aspecto físico que sea identico al de un humano real. Se diseña un androide con el tamaño de un niño para tener sentimientos y evitar el rechazo: David.
Uno de los empleados de Cybertronics, Henry Swinton y su esposa, Monica Swinton, tienen un hijo (Martin) afectado por una grave enfermedad que es incurable y por eso lo tienen en animación suspendida hasta que se encuentre una cura; son elegidos para probar el prototipo del androide.
Al principio Monica se siente confundida y atemorizada por David, pero pronto empieza a desarrollar fuertes lazos emocionales con el robot (es muy curioso que como un regalo al androide David le obsequien un robot: el oso animatrónico Teddy. Según el guión de la película y en la tradición clásica de Pinocho, el oso Teddy se convierte en la voz de la conciencia del niño-robot David).
David y Teddy.

Y sucede que un día se descubre la cura y se empieza a desarrollar el medicamento, despiertan a Martin de su animación suspendida y empieza a vivir con sus padres y con el androide David que de repente se convierte en su hermano. La rivalidad entre los hermanos Martin y David empieza casi inmediatamente: una noche Martin convence a David de cortarle un mechón de pelo a Monica, su mamá, así va a tener un recuerdo permanente de ella. En el momento en que David le está cortando el mechón de pelo a Monica, sus padres, Henry y la propia Monica, se despiertan alarmados y confundidos porque, aunque la intención de David era sentimental e inocente, ver a un robot armado con unas tijeras escabulléndose en tu propio dormitorio no es muy tranquilizante. (Por cierto, es en este periodo que Monica les lee el cuento de "Pinocho" a Martin y David, la escena Spilbergiana está un poco forzada, casi metida con calzador, pero la expresión de David deja claro que se va a convertir en su obsesión a partir de este punto).
En otra escena, los Swinton ofrecen una pequeña fiesta en su casa y todos los niños tienen puesto un traje de baño y juegan alrededor de la alberca. Martin todavía está en rehabilitación física como parte del tratamiento de curación y usa aparatos ortopédicos para poder caminar, de repente algunos niños se empiezan a preguntar acerca de la naturaleza de David y uno de ellos le ordena dejarse clavar una navaja asegurándole que ni va a sangrar ni le va a doler, pero esto activa la subrutina de búsqueda de protección y abraza a su hermano pidiéndole que lo proteja. Mientras David retrocede lentamente debido a la amenaza de la navaja, va arrastrando a su hermano Martin debido a la fuerza del abrazo, hasta que al fin ambos caen al agua; cuando uno de los aparatos modernos caen al agua, se apagan automáticamente para evitar daños debido al agua. Lo mismo pasa con David: se apaga automáticamente y su abrazo se convierte en un fiero amarre que atrapa a Martin y lo arrastra a  al fondo de la alberca debido al gran peso del niño-robot. Henry se lanza a la alberca para salvar a Martin de ahogarse mientras David yace en el fondo (obviamente, no sufre daño alguno).

Tras estos dos incidentes, Henry y Monica deciden deshacerse de David. Pero al androide ya le han  fijado la memoria y ya tiene fijos sus "sentimientos" y reacciones, la única forma de "deshacerse" de David es regresarlo a la fábrica y desmantelarlo, cosa que Henry le pide a su esposa, pero Monica ya ha creado lazos sentimentales con el robot y regresarlo a la fábrica para ella es equivalente a mandarlo al matadero, por lo que decide llevarlo a un bosque lejano y abandonarlo ahí.
Y así empieza el siguente capítulo de la historia:

David y la feria de la carne.
En alguna parte de alguna otra ciudad se nos muestra a otro meca, un prostituto llamado Gigolo Joe, lo cual es un poco ilógico: los humanos estamos impelidos al sexo debido a los flujos hormonales que tenemos en nuestros cuerpos, en un robot se pueden suprimir las hormonas y sus influjos (de hecho, se deben suprimir, copiar todos los mecanismos de interacción y flujo hormonal es increíblemente complicado y el resultado sería bastante ocioso para un meca). Otro punto de ilogicidad es el dinero: es obvio que l@s prostitut@s se prostituyen por dinero. Los humanos necesitamos dinero para comprar comida, ropa, pagar la renta, alquiler o impuestos del lugar donde vivimos, servicios (agua corriente, gas, energía eléctrica...), etc. Si un robot, androide o meca no necesita esto, ¿para qué necesitaría el dinero? [Si el meca trabajara para un humano sería más entendible, pero, ¿trabajar independientemente?]. Bueno, el personaje de Gigolo Joe originalmente iba a ser "GI Meca", pero Ian Watson, el escritor de la historia original, convenció a Kubrick de que un meca prostituto presentaría oportunidades artisticas de presentar diferentes aspectos de una sociedad futura. A diferencia de George Lucas, que prefirió la mercadibilidad a cambio de los aspectos artísticos, Kubrick aceptó la propuesta diciendo "creo que acabamos de perder el marcado de niños".
Siguiendo con la reseña: Gigolo Joe se presenta al cuarto de hotel donde lo ha contratado una clienta, pero al llegar se da cuenta de que la acaban de asesinar, temeroso de que le echen a él la culpa (¿podría un meca o androide sentir culpa, temor o algo?¿Que su programación no es lógica sobre lo sentimental?, de hecho Gigolo Joe ve al verdadero culpable. Lo único que tenía que hacer era esperar a la policía, entregarse, descargar su memoria en la computadora central de la jefatura y seguir su camino). Para que no lo rastreen por su número de registro, se lo corta de la piel como si fuera un etiqueta (¿no sería más lógico poner los números de registro de los mecas en un lugar de su cuerpo un poco más inaccesible?, digo, sobre todo para protegerlos de posibles raspones y la erosión normal al estar tan expuesto), pero al ser un meca no registrado queda expuesto como presa para las ferias de carne, circos ambulantes donde se destruyen robots y androides como una forma de rechazar lo artificial (en cierta forma, las ferias de carnes me recuerdan a los espectáculos de monster trucks o de carros chocones, la gente va a ver destrucción y ya).
David en una jaula de la feria de la carne.

En este punto es conveniente mencionar que el fenómeno imaginario de las "ferias de la carne" tiene su raíces en comportamientos humanos reales, principalmente en una teoría de nombre chistoso y fantástico: la teoría del valle misterioso (the uncanny valley theory). Está hipótesis se ha formado a partir de las observaciones de rechazo hacia los robots y gráficas 3D entre más parecidos sean los robots o las gráficas a los seres humanos; de aquí a la idea de las ferias de carne y su festejos aquelárricos hay tan sólo un paso cienciaficcioñero.

En un claro del bosque donde fue abandonado David, un camión llega y descarga chatarra robótica. Casi de inmediato decenas de mecas obsoletos y sin registro llegan a pepenar repuestos (entre ellos se encuentra Gigolo Joe, ahora prófugo y sin registro). De repente aparecen cazadores de mecas de una de las ferias de carne del condado, David y Joe son capturados junto a otros mecas obsoletos, abandonados y con partes faltantes. (Por cierto, Teddy no es capturado, pero trata de estar junto a David y éste lo agarra de la mano a través de la red de captura, pero cuando la red es elevada por los aires, David no puede sostenerlo, lo suelta y Teddy cae, pero aún así sigue a David corriéndo).
David se salva de ser destruido en la feria de la carne debido a su apariencia humana y, al ser prototipo, es el primer meca con rutinas de autoprotección y búsqueda de protección, toda la gente piensa que es un humano porque un meca no suplica por su vida. En su búsqueda de protección, David toma fuertemente de la mano a Joe y así éste se salva también. Por cierto que en este punto es donde Spielberg comete su error cinematográfico más terrrible y notable: Teddy corre para seguir a David cuando está en camino a la feria de la carne. Cuando llega, es trasladado al stand de Lost & Found (Objetos Perdidos) de donde vuelve a escapar pero es recogido por una niñita. Cuando David y Joe logran salir ilesos de la Feria de Carne, se van corriendo olvidándose por completo del oso Teddy que se supone sigue en brazos de la niñita; sin embargo en la escena siguiente ¡Teddy ya aparece en hombros de David para seguir sus aventuras! Stanley Kubrick fue un cineasta perfeccionista, obsesionado por los detalles; precisamente estos detalles son los que no se le escaparían.

Regresando a la trama: otra vez solos en el bosque, David le cuenta a Joe el objetivo de su búsqueda: encontrar al Hada Azul para que lo convierta en niño de verdad y así regresar con su mamá. En cuanto Gigolo Joe se entera de que el Hada Azul es una mujer, se activan sus rutinas de "prostituto" (supongo yo) y accede a ayudar a David con su búsqueda y le recomienda ir a Rouge City (una especie de Las Vegas futurista) porque ahí hay muchas mujeres y probablemente la encontrarán.
Y así pasamos al siguiente capítulo de la historia:

David y la ciudad putañera.
Rouge City, una especie de Las Vegas futurista.
Ya en Rouge City, Gigolo Joe se emociona, bueno, se entusiasma (ya no sé cómo ponerlo porque se supone que los androides no tienen emociones), pero David le recuerda su objetivo, por lo que Joe lo lleva con el Dr. Know, una proyección holográfica que responde cualquier pregunta que le hagan.
Dr. Know (Dr. Saber) de AI, una especie de wikipedia con interfaz visual holográfica activada por voz y que por supuesto, también responde verbalmente. La voz del Dr. Know es de Robin Williams que por cierto, brilla en su participación de apenas un par de minutos y tan sólo con su voz.
Después de un par de equívocos (si buscan cosas en wikipedia también es probable que les pase esto) logran que el Dr. Know entienda su pregunta y en un Deux ex Machina medio espectacular (pareciera que el Dr. Know estaba programado para esperar especialmente esa pregunta con esas características), la pantalla que está atrás de la proyección holográfica les presenta una respuesta medio enigmática y alegórica: "Al final del mundo, donde los leones lloran". Joe resuelve la mitad del acertijo rápidamente: "el fin del mundo, de donde no ha regresado meca alguno, man-hattan", así que David decide ir a Manhattan. Gigolo Joe quiere quedarse en Rouge City a hacer lo que sabe hacer, pero ya la policía lo está siguiendo. Lo capturan y en una pequeña confusion, los androides logran robarse un vehículo policial con el que enfilan a Manhattan.
 Y así se avanza al siguiente capítulo:

David y la ciudad donde los leones lloran.
El calentamiento global y la subida del nivel del mar han inundado a la isla de Manhattan al grado de que solamente los rascacielos más altos están sobre el nivel del mar. Buscando el lugar donde los leones lloran, llegan a la oficina principal de la compañía Cybertronics.
Manhattan, el edificio donde los leones lloran.
Al entrar, David se reencuentra con el lugar no donde nació, sino que entró en funcionamiento. Sus rutinas de fijación de sentimientos (imprinting routines) hicieron que se considerara a sí mismo único e irrepetible y  de un solo golpe se encuentra con réplicas de sí mismo. Esta parte de la película está basada en una de las historias originales de Aldiss, en vez de basarse en la historia de Pinocho, Aldiss se basó en lo que pasaba interiormente en un ser creado artificialmente. Y en esta parte podemos ver lo que pasa: cuando David se encuentra con otro David, reacciona violentamente y lo destruye para sentirse seguro de que es el único, pero de hecho se da cuenta de que él mismo es una copia del David original, el hijo de su creador, el profesor Allen Hobby. Cuando al fin se encuentra con él, David le pide ser convertido en humano, Hobby le contesta muy emocionado que no necesita convertirse en humano, sus emociones y amor son reales, la voluntad y valor de enfrentarse a su peligrosa jornada prueban su individualidad en pos de un objetivo.
Escultura-logo de la compañía Cybetronics; el primer recuerdo del androide David.

Pero es inútil, al quedarse solo, David encuentra otras muchas copias de sí mismo, en proceso de fabricación y ya en cajas, listas para entregarse a los clientes (la reacción de David es muy difícil de describir pero muy entendible, es igual a la de los replicantes de Blade Runner, es muy difícil y deprimente darse cuenta que uno no es humano, ni original, ni único ni nada, que es una parte de una serie, que uno es tan sólo un producto), incluso encuentra la silla donde fue activado y ve lo que es la primera imagen de su "nacimiento": la escultura símbolo de la compañía. Bastante comprensible es que David se quede completamenta apabullado y salga a sentarse en la cornisa, meditabundo y deprimido y trate de suicidarse tirándose al mar (bueno, es obvio que no se va a ahogar puesto que no necesita aire, ni va a ser cortocircuito por la impermeabilzación de la piel -aunque se tira al agua, ahora no se apaga, como en la escena de la alberca).

Al ver caer al androide David, Gigolo Joe se sube al vehículo policial (ahora en modo submarino), se sumerge y "rescata" a David (aunque David ni estaba en peligro y no creo que necesitara ser salvado). Lo importante es que David puede ver por un momento al Hada Azul, una figura que formaba parte de un parque temático en Coney Island y que ahora está sumergida.
Cuando salen a la superficie, David le explica a Joe que en las profundidades encontró al Hada Azul, el objetivo de su búsqueda; a Gigolo Joe ya ni siquiera le da tiempo de contestar, la policía al fin lo ha encontrado y es capturado mediante un electroimán que lo atrae hacia arriba. Como última acción, programa al vehículo-submarino para que repita la última ruta seguida, así que David y Teddy son transportados por el submarino a donde está el Hada Azul.
Al verla, David le pide que lo convierta en un niño de verdad. Una y otra vez. Debido a la corrosión y a la perturbación en las aguas debido a los motores del submarino, uno de los cables de la rueda de la fortuna se rompe y ésta cae atrapando el submarino, pero David no se altera, él sigue pidiéndole al Hada Azul que lo convierta en niño de verdad. Por toda la eternidad. Entra una odiosa y por demás de sobra voz en off que nos platica lo que estamos viendo y lo que debemos pensar.
La mayoría de la gente (incluyéndome) piensa que en este punto debería haber terminado la película, pero la voz en off anuncia que pasan 2,000 años y....
Se inicia el siguiente capítulo.

David y sus descendientes.
En esos 2,000 años los humanos se extinguen, ocurre una nueva glaciación  y -según el guión escrito por Watson- los mecas heredan la Tierra. Han evolucionado tanto que tienen sentidos que nosotros apenas y podemos imaginar y apenas con un aspecto ligeramentre antropomorfo (hay una escena que parece intrascedental afuera de la sala del Dr. Know en donde Gigolo Joe le trata de explicar a David que mejor olvide su búsqueda y se esconda porque los humanos no perdonan a los meca, odian a su propia creación porque son más rápidos, más resistentes, no envejecen,..., y poco a poco van a ser más listos y van a heredar la Tierra). Siendo una película de Spielberg todos pensamos que eran extraterrestres amistosos y cursiloides.
Los mecas evolucionados (o extraterrestres cursis, como quieran).
Los androides evolucionados exploran la Tierra congelada y encuentran el vehículo donde están los cuerpos congelados de David y Teddy. Lo reactivan momentáneamente para extraer sus recuerdos; al darse cuenta que él conocio y vio a humanos reales, deciden reactivarlos por completo (es obvio que también Teddy debe tener recuerdos humanos en su memoria).
Aún después de 2,000 años David todavía está obsesionado con el Hada Azul y convertirse en humano, así que lo primero que hace es ir junto a la figura del Hada Azul, pero la corrosion del agua, el peso del hielo y el cambio de temperaturas han hecho que el material de la figura se vuelva frágil y quebradizo, así que cuando David la toca, el Hada Azul se quiebra en mil pedazos. Pero los androides evolucionados ya han visto los deseos y obsesiones de David y recrean a una Hada Azul para comunicarse con él. El Hada le dice que no puede convertirlo en humano y que ya han pasado 2,000 años, su mamá ya no existe y no es posible recrear todo un humano a partir de recuerdos, y no tienen forma de clonarlo. Teddy le da a David el mechón de cabello que le recortó a su mamá Monica y con eso los androides evolucionados la pueden clonar (esteee...., creo que ya no es muy util mencionar que el cabello no es tejido vivo y no contiene ADN, se puede hacer a partir de un folículo piloso, pero al ser cabello recortado, no arrancado...).
Yo creo que escogen al androide evolucionado más cursi y que haya visto más telenovelas para que hable con David y le explique muy suave y cortesmente que el clón va a vivir solamente un día (¿servirá de algo mencionar que aunque clonen a alguien, ese alguien no va a "heredar" los recuerdos del ser original?).
David, su mamá Monica y el oso Teddy viven juntos durante un día y la película finaliza con una voz en off explicándonos lo que acabamos de ver y lo que debemos sentir: aunque fue solamente un día, fue el día más feliz de David (de nuevo: David es un androide, un robot con forma humana, ¿la felicidad no es un sentimiento?,  ¿podría el androide David tener sentimientos?; una cosa es el apego y la obsesión ya imbuidos en su programación, pero, ¿sentir felicidad?).
Y colorín colorado, este cuento (por fin) se ha acabado.

Ahora, si ya se enjugaron la chica lagrimota que deben tener en el ojo al saber el final tan feliz, déjenme decirles que casi todo el mundo odia este último segmento, y todos le echamos la culpa a Steven Spielberg por ese segmento tan cursi y odioso, los segmentos que parecían genuinamente kubrickianos son el de la feria de la carne y el de Rouge City.
Pero no, casi todo ya estaba incluido en el guión de Ian Watson (¿ahora comprenden porqué es el peor enemigo de Aldiss?), el primer segmento (los Swinton) está casi completamente basado en el primer relato de Aldiss: "Los superjuguetes duran todo el verano" y simplemente está adaptado para funcionar como parte de la historia.
En algunas entrevistas de 2002 (un año después del estreno de la película), Spielberg se defendió de las acusaciones de los "aliens cursis" de AI, diciendo que eso ya estaba en el guión original y que él desarrolló el segmento más impactante  y menos cursi de la película: la feria de carne, así como el segmento más cerebral: el encuentro con el profesor Hobby y los otros Davides. Y es cierto, estos segmentos  están basados (muy levemente) en el 3er cuento original de Adliss: "Los superjuguetes en otras estaciones" (solamente como nota relacionada: los cuentos de Aldiss forman toda una historia compleja, lógica, autocontenida, que es consciente incluso de la "mala idea" que mencioné al principio, y la resuelve de forma satisfactoria, aunque demasiado lógica, rozando la crueldad). Como los cuentos fueron escritos después de la muerte de Kubrick, no hay forma en que estas partes estuvieran en el guión original.
El 3er segmento, el de Rouge City, sí fue idea de Watson. De hecho mencioné que fue Watson el que convenció a Stanley de usar al personaje "Gigolo Joe" en vez de "GI Meca".
Y por último, el 5o segmento, el odiado y cursi segmento de los "androides evolucionados" fue idea de Ian Watson en su totalidad, así, con todas sus cursilerías e ilogicidades, con uno de los peores usos cinematograficos de la "voz en off" que haya visto. De hecho, las malas lenguas dicen que Stanley Kubrick nunca inició la producción de "AI" porque el final no funcionaba para él, le aceptó el guión a Watson porque ya estaba harto de que el proyecto "AI" estuviera estancado, pero nada más.

Kubrick fue un gran cineasta, quizás el mejor que haya habido, pero viendo las anécdotas de "Naranja Mecánica" y esta de "AI", como que Kubrick veía la ciencia ficción como meras fábulas, sin la conciencia social o literaria que le hace tan atractiva para muchos de nosotros.
Brian Aldiss, al igual que muchos otro escritores cienciaficcioñeros ha mostrado su talento en otros aspectos artísticos aparte de la ciencia ficción, uno de ellos es la pintura, así que los dejo con un cuadro de su autoría: "Metrópolis".



Inteligente inge y los artificiales malditos.
Meshiko-Tenochtitlan  25.10.12
--------------   FIN DE TRASMISIÓN   ----------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Recordando a Sylvia Kristel

Por Israel Laureano

Estaba yo a la mitad del nuevo post de ciencia ficción para GodMakers cuando de repente:

¡Se murió Sylvia Kristel!, nuestra amada Emmanuelle, la película francesa (1974) que inauguró todo el género soft-porno (muy de moda cuando yo era un adolescente cachondo y lleno de hormonas).

Sylvia Kristel en 1976.
Sylvia Kristel fue una modelo, actriz y cantante holandesa (nombre técnico: neerlandesa), nació el 28 de septiembre de 1952 (murió a los 60 años). Por su belleza física inició su carrera de modelaje a los 17 años, pero fue hasta los 21 cuando realmente saltó a la fama al participar y ganar el concurso Miss Europa en 1973, pero la fama mundial le llegó con "Emmaneulle" que está dentro de la tradición erótica francesa. Desgraciadamente el papel la encasilló muy fuertemente, y aunque hizo algunas películas no relacionadas con su personaje (las hollywoodenses "Aeropuerto 80" (1979) y las gringaderas "eróticas" (ni siquiera tienen la gracia de las películas europeas) "La primera lección" (1981) y "Escuela privada" (1983), la gran mayoría de las películas donde actuó estaban relacionadas con "Emmanuelle": "Emmanuelle 2 (la antivirgen)", "Adios Emanuelle", "Emmanuelle 4", "Emanuelle 7", etc.,
Sylvia Kristel en 1990, mostrando una gran belleza serena, madura.
Kristel tuvo varios matrimonios con hombres mayores que ella, y desafortunadamente su segundo matrimonio terminó tan mal que cayó en una adicción al alcohol y a la cocaína (aprox. 1982, fue su
Sylvia Kristel en 2007 (55 años).
época "hollywoodense en que hizo sus películas más babosas y menos artísticas). Tras regresar a Europa tomó algunas decisiones equivocadas en cuanto al manejo profesional de su carrera que, junto a su custosa adicción a la cocaína, casi la arruinaron.

Murió de cáncer de garganta, pulmón y esófago debido a que Sylvia se aficionó a fumar cigarros sin filtro desde los once años de edad.






Pero recordémosla en su época de mayor gloria, cuando ganó Miss Europa en 1973:



¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print