DADoES y los demás blade runners

Por Israel Laureano

Philip K. Dick escribió la novela ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas? en 1968.

Portada original de DADoES.


El nombre "blade runner" se utiliza casi exclusivamente en el contexto de la película. Los productores y el guionista principal decidieron usar ese nombre a partir de las novelas "The Bladerunner" de Alan E. Nourse (1974, trata acerca de un traficante de instrumentos quirurgicos) y "Blade Runner (a movie)" de William S. Burroughs (1979, la novela trata de cómo sería la adaptación cinematográfica de la novela "The Bladerunner"); en DADoES nunca se usa ese término, se habla de "caza recompensas" o "cazador de bonificaciones" (bounty hunter) de androides (en la novela original en inglés se les llama "andies", en español "andrillos"; hay que notar que en ciencia ficción el término androide se usa para designar un robot inorgánico que tiene forma humana, en la novela se explica que los androides son orgánicos).

Toda la novela se sitúa en 1992 (en las ediciones más recientes de DADoES esta fecha se ha cambiado al 2021), después de una guerra mundial nuclear (llamada Guerra Mundial Terminal) que ha destruido los sistemas ecológicos, ha condenado a la extinción a muchas especies animales y al resto las tiene bajo amenaza de extinción, solamente existen ejemplares domesticados y necesitados de cuidado humano.
Poseer un animal se considera una virtud cívica y moral aparte de ser símbolo de estatus económico. Y se comercializan animales artificiales como una forma de aparentar cierto status sin gastar tanto dinero.

Aunque en la novela se tratan muchos temas que no son tratados en la película, como la religión (la religión-filosofía occidental es llamada "mercerismo" -debido a la leyenda de Wilbur Mercer, un hombre que vivió antes de la guerra) y la manipulación mediática ("El Amigo Buster y sus Amigos Amistosos" -Buster Friendly- son los personajes más populares, diciéndoles a todo mundo qué hacer y tratando de desacreditar el mercerismo), la dependencia de la humanidad en la tecnología (todos necesitan una "caja negra de empatía" para "fundirse" con Mercer y sentir lo que él siente, sus esperanzas, dolor -incluso físico-, tristezas, etc.) y un "órgano de ánimos Penfield" (Penfield mood organ), aparato disponible en todos los hogares que estimula las glándulas humanas para producir hormonas y producir un estado de ánimo específico; el usuario solamente debe marcar un cierto número para tener un estado de ánimo específico.

Existe una temática en la que coinciden novela y película: ¿qué es lo que nos hace humanos? En la novela (y la película) cada vez se diseñan y crean androides más y más humanos, en DADoES se menciona mucho el hecho de que cada vez es más complicado detectar a los androides en la tierra, que los últimos modelos cerebrales Nexus-6 a duras penas se podían detectar mediante las pruebas sicológicas Voigt-Kampff (hay que notar que por alguna razón en la película se escribe Voight-Kampff), pero también se usa el test de Boneli de arco-reflejo y la forma más segura era hacer una prueba de tejido óseo, aunque esto, claro, cuando el androide ya había sido retirado.

Trama.
Rick Deckard es un caza-recompensas que vive en San Francisco, donde trabaja para el departamento de policía de la ciudad. Tenía una oveja real que murió de tétanos, así que la reemplazó por una oveja eléctrica. Deckard tiene una esposa, Iran que es la principal usuaria de su órgano de ánimos y quien sabe de la oveja eléctrica (se considera muy descortés tratar de averiguar si el animal de alguien es real o eléctrico).

Parcela de terreno en la azotea del edificio de Rick Deckard donde se ve su oveja eléctrica.

En la novela se nos presenta a John R. Isidore que es considerado "especial" debido a que su inteligencia es menor a lo normal y se está deteriorando debido a las condiciones radiactivas de la Tierra por lo que no se le permite emigrar a las colonias extraterrestres. Trabaja en una compañía de reparación de animales artificiales, como chofer; vive totalmente solo en un edificio abandonado con su caja de empatía y viendo al Amigo Buster en la televisión. (A diferencia del personaje equivalente en Blade Runner, J.F. Sebastián que es una especie de super-nerd solitario y aislado por su enfermedad glandular). Este personaje es importante porque tiende a simpatizar con los androides fugitivos.
En la estación de policía, se le informa a Deckard que varios androides Nexus-6 irrumpieron y están prófugos en la Tierra. Ya han matado a varios humanos e hirieron severamente al caza-recompensas en jefe. Se elige a Deckard para hallar y retirar a los seis androides Nexus-6 restantes que se están escondiéndo en la zona metropolitana de San Francisco. Deckard va a las oficinas centrales de la Asociación Rosen, fabricantes de los androides Nexus-6, ubicados en Seattle. El propósito de esta visita es verificar que la prueba de empatía Voigt-Kampff, la cual distingue humanos de androides basado en sus respuestas empáticas a diferentes situaciones hipotéticas, funcione en estos modelos de androides. Ahí, Deckard conoce a Rachael Rosen.

Los Rosens le piden a Deckard hacer la prueba de Voigt-Kampff en Rachael. Los resultados revelan que es un androide. Empero, los Rosens le dicen a Deckard que Rachael es en realmente un ser humano esquizoide, le dicen esto para que crea que la prueba ya no es efectiva y, por tanto, se necesita desarrollar una nueva prueba de empatía; sin una prueba confiable, el trabajo de Deckard sería imposible debido a que ya no podría identificar a los androides antes de reitirarlos. Los Rosens usan esta información para tratar de chantajear a Deckard para que no retire a los Nexus-6 diciéndole que ellos le dirán al mundo que su prueba ya no funciona. Antes de aceptar el trato, Deckard le hace una última pregunta a Rachael. Su respuesta emocional retardada revela que ella es un androide en realidad, que los Rosens están mintiendo y la prueba Voigt-Kampff todavía es válida. Rachael queda impactada cuando sabe que no es humana sino una versión avanzada de androide al que se le han implantado recuerdos artificiales.

En el siguiente capítulo nos enteramos que Pris Stratton ha ocupado uno de los apartamentos vacíos en el mismo edificio que Isidore. Él trata de comportarse como buen vecino y traba amistad con ella.

Deckard regresa a San Francisco para completar su tarea de retirar al resto de los androides Nexus-6. Rachael telefonea a Deckard para ofrecer ayuda porque piensa que él es incapaz de identificar y matar a los androides. Deckard rechaza la oferta, sin embargo.
Se encuentra con el agente del WPO Sandor Kadalyi quien, en realidad es Max Polokov, uno de los androides Nexus-6. Aunque Deckard no se da cuenta de inmediato, al poco tiempo descubre que Polokov es un androide y le dispara.
Ubica a su siguiente androide a retirar, la cantante de ópera Luba Luft. Intenta hacerle una prueba Voigt-Kampff, sin embargo, Luft se rehúsa y llama a la policía acusándo a Deckard de ser un “desviado sexual”. El oficial de policía que responde el llamado dice que conoce a todos los caza-recompesas de la ciudad y Deckard no es uno de ellos; es llevado a un cuartel que ni siquiera sabía que existía, ahí es acusado del asesinato de Kadalyi/Polokov.
En la estación de policía, Deckard conoce al oficial Garland que es el siguiente androide en su lista de retiros y a Phil Resch, el caza-recompensas del cuartel. Tanto Garland como Resch piensan que Deckard es realmente un androide porque mató a Polokov; empero, cuando se hace una prueba de médula, se prueba que Kadalyi/Polokov era un androide y se limpia el nombre de Deckard, la sospecha recae sobre todos los oficiales de la estación de policía. Resch les pide a todos los policías (Garland incluido) hagan la prueba de arco-reflejo de Boneli para detección de androides, la versión de la estación de la prueba Voigt-Kampff. Cuando Resch sale de la oficina para traer el aparato para la prueba de Boneli, Garland desenfunda un tubo láser; en lugar de dispararle a Deckard, Garland admite que es un androide así como casi toda la fuerza policial en el edificio incluyendo a Resch, además de que éste último va a ser muy difícil de retirar porque le han implantado falsos recuerdos. Cuando regresa y se da cuenta de la situación, Resch le dispara a Garland y escapa junto a Deckard de la estación de policía para cazar a la cantante de ópera Luft.

Después de que Resch mata a Luft en el elevador de una galería de arte, Deckard le hace la prueba de Voigt-Kampff a Resch quien está ansioso debido a que tiene miedo de que el resultado lo identifique como androide. Deckard piensa que Resch es un androide porque mostró muy poca compasión al estar tan deseoso de matar a Luft. Deckard ve esto como un lado muy inhumano de Resch. Sin embargo, para alivio de Resch, pasa sin problemas la prueba de empatía. Como resultado, Deckard se compara a Resch, preguntándose qué reacción tiene más calidad humana: su propia respuesta empática hacia Luft o la indiferencia de Resch (porque debía cumplir su deber). La preocupación de Deckard acerca de su empatía por Luft crece cada vez más y empieza a dudar si podrá continuar cazando androides.

Mientras tanto, Isidore se enamora de Pris y pasa todo su tiempo con ella, los dos androides restantes, Roy e Irmgard Baty, llegan a su departmento. Isidore se da cuenta inmediatamente que son androides, pero se alegra de tener compañía. Cuando es evidente que él ya conoce su identidad, los tres androides votan si matar a Isidore o usarlo como cubierta. Aunque solamente Roy vota por matar a Isidore a pesar de sus gentilezas, los androides son indiferentes a su suerte, demostrando la falta de emociones típicas de un androide.

El jefe de Deckard insiste que se mueva rápidamente y mate los androides el mismo día, pero Deckard está exhausto y se resiste. Se conecta a una caja de empatía para hallar una respuesta, pero después tiene un conflicto interno acerca de si continuar o no esa noche. Decide continuar cazando androides, pero no solo; llama a Rachael para ayudarlo y después de cierto trabajo de convencimiento, ella viaja por avión para encontrarse con él en un cuarto de hotel en San Francisco.
Una vez juntos, Rachael confiesa que siente cierta forma de empatía por Pris porque fueron "fabricadas" en el mismo lote, y parecería que Deckard mataría a una semejante a ella. Los dos discuten los pros y los contras acerca de continuar la caza durante esa noche, entonces Rachael le dice a Deckard que lo ama. Como resultado, posponen la caza de androides por esa noche.
Después, en su aerocarro, Rachael admite ante Deckard que ella ha seducido a nueve caza-recompensas en el pasado para evitar que cazaran androides. Entre ellos estaba Resch, el cual fue el único capaz de mantener su relación sin afectar su trabajo. Ella asume que Deckard la va a matar porque es un caza-recompensas. Sin embargo, Deckard no ve razón para matarla, razonando que a ella solamente le quedan dos años de vida antes de que su sistema biológico colapse aunque va a retirar a los Nexus-6 restantes.

Mientras tanto, los androides restantes continuan escondiéndose en el departamento de Isidore. Cuando él se encuentra una araña, Pris decide arrancarle las patas, una por una, para ver cuantas necesita para caminar. Isidore siente compasión por el dolor de la araña y la ahoga. Al mismo tiempo, Buster Friendly, en su show televisivo, revela que Mercer es un fraude y que la caja de empatía no sirve en realidad. Los androides, quienes estaban esperando el anuncio de Friendly, le dicen a Isidore que Friendly es un androide. Isidore se rehusa a creer en esto. Se refugia en Mercer a través de la caja de empatía para tranquilizarse de esta noticia así como de la tortura de la araña.

Deckard llega al edificio de Isidore poco después. Los androides saben que van a ser retirados y advierten a Isidore que lo aleje de ahí. Deckard encuentra a Isidore fuera de su edificio y, aunque confirma que los androides se están escondiendo en su departamento, se rehusa a darle más ayuda a Deckard. Durante la caza, Mercer se le aparece a Deckard en una visión y lo salva de que Pris le dispare por la espalda. Aunque Pris es físicamente idéntica a Rachael, Deckard la mata, Deckard imita la voz de Isidore. Roy e Irmgard no son capaces de distinguir entre Deckard e Isidore y este pequeño truco le permite retirarlos.

Después de retirar e los androides restantes, Deckard regresa a su casa y se entera que Rachael había ido a su casa y empujado por la azotea a la cabra que Deckard había comprado con las primeras recompensas. Para aclarar su mente, hace un viaje al norte en su aerocarro al desierto radiactivo de Oregon. Ahí decide renunciar oficialmente a su trabajo. También encuentra una rana viva, un animal que se creía extinto. Deckard lleva la rana a casa con Iran quien descubre un panel de control en la panza de la rana, revelando que es eléctrica. Sin embargo, Deckard está demasiado exhausto por su cacería como para molestarse por lo de la rana.

Ilustración para portada de DADoES (paperback edition, US)

La novela cierra con Deckard durmiendo mientras Iran ordena moscas artificiales para su rana artificial.

Los BOOM! studios están trabajando en la novela DADoES para presentarla el año que entra en formato de cómic.



Aunque es buena idea en general, pude ver algunos avances en la página de BOOM! y no parece una adaptación sino la novela en historieta. Esto es un poco desafurtunado porque cada medio artístico (literatura, cine, cómic, dibujo/pintura) tiene su popio ambiente, sus propios medios de expresión. Esto ya ha quedado demostrado en "2001" de Stanley Kubrick donde se aprovecharon muy bien los recursos de la narrativa cinematográfica para relatar una historia de ciencia ficción o en "Watchman" de Alan Moore donde aprovecha todos los recursos del cómic para hacer una de las bases de la ficción actual.
Pero cuando un medio invade otro (literatura en el cine, cómic al cine, cine en la novela, etc.), generalmente se termina en desastre (una excepción notable es Sin City de Robert Rodríguez, película totalmente fiel al cómic de Frank Miller, no es una obra de arte, pero está muy bien hecha).

Secuelas.
El autor K.W. Jeter, amigo de P.K Dick ha escrito tres secuelas a la historia de Blade Runner:
Blade Runner 2: El límite de lo humano (Blade Runner 2: The edge of human, 1995), primera edición en español: 1997.
Blade Runner 3: La noche de los replicantes (Blade Runner 3: Replicant night, 1996), primera edición en español: 1998.
Blade Runner 4: Eye and Talon (2000), hasta donde sé no se ha traducido al español.

En ellas hace un revoltijo de personajes y situaciones entre los hechos de Blade Runner y DADoES, revive a los muertos, plantea situaciones ilógicas, etc. La calidad de las novelas es muy discutida. A algunos les gusta, a muchos otros nos parecen totalmente ilógicas y rebuscadas, cada novela peor que la anterior; más que amigo de Dick, K.W. Jeter parece enemigo de su obra.


Androide inge y los merceristas malditos.
Meshiko-Tenochtitlan, la ciudad de la perdición. 14.05.09
--------------------------- FIN DE TRASMISION ---------------------------

Bookmark and Share
Print