Terra Nova 3

Por Israel Laureano Lazcano

Terra Nova 3 es el nuevo volumen de la antología de ciencia ficción contemporánea de aparición anual. En esta ocasión el antologador fue solamente el español Mariano Villareal.

Portada de la antología, publicada por Fantascy (Penguin Random House Grupo Editorial), noviembre 2014.


Este volumen, aparte de la saludable costumbre de mejorar año con año, tiene la característica de la originalidad. A diferencia de la edición pasada (Terra Nova 2, la reseña en GodMakers aquí) que estaba muy enfocada a la revisita de temas clásicos de la cifi, en estos cuentos se tocan temas originales (a veces originalísimos, a veces con una visión novedosa a temas bastante utilizados). Los relatos son:


  1. El jugador (The Gambler) de Paolo Bacigalupi (EUA, 2008).
    Creo que es del tipo de ciencia ficción "15 minutos en el futuro", las cosas de las que habla ya son dispositivos y conceptos muy comunes en este hipercomunicado e interconectado mundo. En lo que hace hincapié es en el pequeño sentido de humanidad y responsabilidad que todavía nos queda y por el que muchos seguimos apostando (de hecho este cuento ya había sido traducido al español bajo el nombre "El apostador" en la compilación de cuentos "25 minutos en el futuro: Nueva ciencia ficción norteamericana" antologada por Pepe Rojo y Bernardo Fernández "BEF", ed. Almadía, México, noviembre 2013).
    Ong es un refugiado de la República de Laos que ha caido en la tiranía de un gobierno represor. Él ha llegado a Los Ángeles, EUA por medio de una beca tailandesa. A través de flashbacks, Bacigalupi nos va presentando la situación actual de Ong como un reportero y articulista en medio del competido y vacio medio ambiente de los mass media estadounidenses; también nos va contando la historia de su niñez, de su familia, su raíces, de cómo su padre estaba muy apegado a su ideología liberal y democrática, opuesta al régimen reinante y cómo considera Ong que su padre siempre apostó a sus ideas y creencias. Por medio de un compañero de trabajo consigue una entrevista exclusiva con Kulaap, originalmente también refugiada laosiana y estrella pop asiática. Hablando con ella, llega a conocer la forma en que piensa, cómo se ha adaptado casi totalmente a las formas y costumbres americanas, pero también ha olvidado sus raíces, su pensamiento y personalidad y tiene una forma de ser totalmente estadounidense: preocupada solamente por la popularidad y el dinero, despreocupada por el desastre que hay atrás de ella, convencida de que "otros" lo resolveran, sin ocuparse de si esto ocurre o no. Ong decide no caer en este juego y seguir apostando a su integridad y forma de ser.
    El cuento es una buena reflexión social de la compleja y caótica interacción medios comunicación - sociedad (¿qué es lo que muestran los medios?: lo que sucede en la sociedad; pero la sociedad esá fuertemente influenciada por los medios. ¿Quién tiene influencia en quién? ¿Quién depende de quién?). Quizá no es de lo mejor de la producción de Paolo Bacigalupi, pero aún así es mejor que el promedio.


  2. Mono no aware de Ken Liu (EUA, 2014).
    Fiel a su estilo, Ken Liu utiliza elementos cienciaficcioñeros clásicos para explicar, de forma sutil, el concepto social de "mono no aware", prácticamente inasible e incomprensible para nosotros, los occidentales. El concepto del flujo del tiempo y la relativa brevedad e intrascendencia de una vida cuando se le compara a la supervivencia de una cultura, de toda una sociedad.
    Hiroto Shimizu es un japonés que vive su vida tranquila en Japón hasta que se descubre un asteroide que va a golpear a la Tierra (aún ahora, con nuestra tecnología, no podríamos desviar un asteroide en trayectoria de colisión, sobre todo si ya pasó la órbita de Júpiter, a pesar de las fantasías de Hollywod); por diversas circunstancias, su madre y padre se tienen que quedar en Tierra y a él lo mandan abordo de La Esperanzada, nave generacional que va a llevar a un grupo de humanos al sistema estelar de la estrella 61 Virginis. A través de flashbacks, Liu nos va relatando fragmentos de la infancia de Hiroto en Japón, de las circunstancias que definieron su vida, su aprendizaje social y de cómo va aprendiendo el etéreo concepto de mono no aware, hasta el grado que aprende que lo que hicieron sus padres no fue un sacrificio ni un regalo para él, sino una acción lógica para preservar la herencia cultural japonesa y el linaje de su familia. El clímax de la narración llega cuando las mediciones indican una pequeña desviación en el curso y encuentran que esto se debe a un pequeño desgarramiento en la vela solar de la nave. Hiroto se ofrece como voluntario para la delicada operación de remendarla (la vela es tan delicada que ni siquiera puede tocarla porque la puede romper) va a viajar por la vela usando todos los pliegues y puntales que la mantienen rígida; sin embargo el movimiento debe ser lento, así que llegar al punto de ruptura toma 72 horas. Cuando empieza a reparar la vela, se da cuenta que ha perdido combustible en el soplete de parcheo, así que decide usar parte del combustible de sus cohetes; aunque repara la vela, ya no le queda combustible para regresar; sopesando sus posibilidades se da cuenta que un rescate es casi imposible y demasiado peligroso: él podría recorrer la mitad de la vela, pero el rescatista tendría que recorrer la otra mitad con mucho cuidado de no tocar la vela y sin su experiencia sería casi imposible recorrer los cientos de kilómetros de puntales a tiempo y en el orden correcto, el camino de regreso tendrían el doble de masa y de inercia, cualquier tic nervioso podría dañar la vela, además habría que considerar que él hizo el viaje con el mínimo de masa para poder moverse rápido, así que hay que tomar en cuenta el oxígeno de su tanque y las refacciones de su traje. Considerando todo esto, decide que es mucho mejor que no lo rescaten, que ni siquiera lo intenten, así que se separa cuidadosamente de su posición y se aleja al espacio exterior lenta pero constantemente.
    No fue un sacrificio, no fue un regalo para sus congéneres humanos en La Esperanzada, fue una actitud lógica para la continuidad de la especie: mono no aware.


  3. La cuerda es el mundo (The Rope is the World) de China Miéville (Gran Bretaña, 2014).
    Aunque este relato tiene más forma de un ensayo que de cuento, la narrativa tiene la consistencia suficiente para ser un relato. El estilo literario de China Miéville siempre ha sido muy florido e imaginativo, aunado a una narrativa alocada y tremendista. En este escrito narra la cronología, sucesos y fenómenos sociales que causó la construcción de ascensores espaciales, desde la expectativa de su planeación, la construcción de la primera torre, cómo las técnicas de construcción evolucionan y dejan obsoleta la primera torre que se termina después que las otras. El auge del comercio en las torres, su decadencia y su abandono. Nota: para los que estén al tanto de las especulaciones del ascensor espacial, ya sabrán que la construcción se debe hacer a partir de cuerdas de compuestos de carbono como el grafeno o el diamante que se deben anclar a asteriodes en órbita, y a partir de ahí soltarlas hacia abajo, hacia la Tierra.
    Personalmente no me gusta mucho el estilo literario de Miéville, aunque el hecho de que haya ganado tantos premios (Nébula, Arthur C. Clarke, Locus, Philip K. Dick, Bram Stoker, entre otros) indica que no todos comparten mis gustos (por suerte).


  4. La próxima vez que se desate la tormenta sobre nosotros de Emilio Bueso (España, 2014).
    El cuento arranca muy bien, usando el estilo de la narrativa del terror español, situándonos en un asilo de ancianos remoto y aislado; poco a poco se van acumulando elementos que hacen
    que el ambiente se tense y se vuelva misterioso y con un tufo sobrenaturalmente amenazante (como lo que da título al cuento: una tormenta anormalmente larga y feroz), un par de viejos que, obligados por las circunstancias, tienen que hacerla de exploradores en un ambiente hostil y cada vez más amenazante, hasta que dan con un refugio anormalmente normal, donde todo parece tranquilo, como refugiados, pero como respuesta a ¿Qué es este sitio?, solamente se obtiene una alegoría a la crisis económica que ha vivido España en los últimos años.


  5. M34 de Eduardo Vaquerizo (España, 2014).
    Narración un poco más convencional acerca de los avances en IA y máquinas concientes, todo en un ambiente y con elementos de ciencia ficción. La historia gira alrededor de una serie de casos de asesinatos brutales; el detective encargado del caso tiene su cerebro reconstruido a base de neuroprótesis y tiene asignada a una investigadora neuroprotésica que está evaluando la estabilidad mental del policía, debido al tiroteo en el que estuvo envuelto originalmente, donde le destruyeron el cerebro dejando intactas apenas las zonas básicas para poder reconstruir lo demás a base de implantes. Poco a poco van encontrando pistas que sugieren que los asesinatos fueron cometidos por una máquina; mientras van avanzando las investigaciones, la evaluadora se da cuenta que el detective se ha adaptado muy bien a sus implantes y está haciendo deducciones mucho más rápido de lo normal, aunque no muestra inestabilidad en sus decisiones. Poco a poco se van aproximando a la verdad: un robot industrial dotado de inteligencia artificial ha sido objeto de experimentos para dotarlo también de autoconsciencia. Como resultado, el robot se ha convertido en un ente capaz de tomar sus propias decisiones, y entre ellas está la de asesinar a sus creadores (un poco ilógica) y luego suicidarse, terminar con su propia existencia.
    Aquí se toca otra vez un tema clásico de la CF: la autoconsciencia en una IA y en la problemática que se generaría al crear a un ente independiente y capaz de desarrollar pensamento por sí mismo. ¿Y si decidiera que no es muy correcto considerar que alguien lo "creó"? ¿Que no quiere siquiera considerar la idea que le "pertenece" a alguien o algo o que le "debe" la existencia a un creador? ¿Lo mataría por su inutilidad y crueldad (y como forma de venganza) como el replicante Roy Batty?


  6. Prolang de Ricardo Montesinos (España, 2014).
    Un cuento enfocado a un área muy poco visitada en la ciencia ficción: el lenguaje y la formación del pensamiento humano. Existe el postulado filosófico que dice que nuestras ideas, nuestros conceptos, lo que podemos pensar e imaginar están acotados por nuestro lenguaje, por lo que podemos expresar y decir. Creo que esa es la causa principal por la que muchos estudios apuntan al hecho de que las personas bilingües o que tienen fluidez al hablar varios idiomas tienen una apertura y capacidad mental mayor al promedio.
    La narración se centra en una pareja de universitarios, ella, estudiando filología hispánica, él, estudiando biología; ella, entusiasta por aprender secretos del lenguaje, se inscribe a un curso llamado Prolang, un lenguaje artificial ideado por el profesor Rafael Ferrera como una forma de demostar cómo se pueden ir desarrollando estructuras lingüísticas a partir de la lógica y el razonamiento (algo así como el esperanto, pero más basado en la ciencia), él, deseando seguirla e iniciar una relación, se inscribe también. Aprenden el lenguaje prolang y se dan cuenta que pueden expresar en forma directa, sencilla y honesta sus sentimientos, eliminando ambigüedades, doble sentidos y malentendidos, además, es mucho más fácil expresar y entender ideas científicas, sean del tipo que sean (ciencia dura como la biología o blanda como la filología). Con el paso del tiempo nuestra pareja forma lazos sentimentales, se casan y tienen un hijo, Mario, al que deciden enseñarle prolang como su lengua madre después de discutirlo mucho, sabiendo que prolang fue diseñado para cambiar y modelar nuestra forma de pensar, para volvernos más racionales, más lógicos. Le empiezan a hablar en prolang y el niño lo empieza a aprender, así como los niños empiezan a aprender español o inglés o mandarín: sin que les enseñen, tan sólo oyéndolo. Sin embargo, cuando Mario empieza a hablar, madura sus pensamientos muy rápido, a la edad que la mayoría de los niños tienen un vocabulario muy limitado y usan estructuras gramaicales simples con una semántica directa, Mario ya utiliza un amplio vocabulario gracias a que prolang es directo, lógico y sin irregularidades; no sólo eso, los conceptos de su realidad empiezan a volverse más complejos, más ricos: al ver una parvada de estorninos reconoce que el grupo de aves forman un solo pájaro mayor, más grande. Al igual que el cuerpo humano esá formado por un conjunto de células que forman una sola entidad mucho más grande, compleja e independiente de lo que es cada célula por sí misma, Mario desarrolla el concepto de que varios elementos individuales puede agruparse para formar un ente mayor, no solamente más grande, sino sinérgico, es decir, con habilidades y capacidades mayores a la suma o habilidades de sus elementos. A la hora de tratar de socializar, de intentar convivir con otros alumnos en una escuela, expone pensamientos y reflexiones ya muy complejas y elevadas. A los seis años ya dominaba tres lenguas además de prolang, ya sabía leer y de hecho era un lector voraz, así que todos los demás lo rechazan y lo empiezan a aislar. Mario capta este rechazo como una tendencia, como una acción general y no como reticencias individuales, así que, después de ser considerado un niño superdotado, se empiza a aislar y retraer al grado de ser considerado autista o esquizofrénico. Sin embargo, su padre, la voz narradora del cuento, sabe que el aislamiento va más allá del autismo y hablándole logra averiguar que Mario ha logrado captar entes formados por el flujo de información de la sociedad actual, los tokilawa en prolang o semimorfos en español, al igual que todas las plantas y animales que viven en un bosque forman al bosque mismo, y éste debe ser considerado un ser vivo que ingiere, digiere y excreta, que se mueve, que nace, vive y puede morir, igual que cualquiera de sus elementos pero en una escala de tiempo muy diferente (un animal o un árbol pueden vivir una década o un siglo, un bosque puede vivir miles de años, lo único que lo supera son las formaciones geológicas); y como seres vivos tienen mente propia y están sujetos a las reglas de la evolución. El autor le decica dos o tres páginas a la reflexión acerca de lo que es la vida desde el punto de vista biológico, pero también desde la informática (ciencia de la información, no necesaariamente ligado con electrónica o computación). En este punto, el autor decide regresar a los límites del cuento y relatarnos la conclusión: el niño Mario ha expandido tanto su comprensión que su mente ya no se encuentra a nivel humano; no está loco, ni es autista, ni nada, el encierro en sí mismo responde a que ya está a nivel de los semimorfos mientras nosotros ni siquiera nos hemos dado cuenta que están aqui. Personalmente me imagino esta situación imaginándome si las hormigas estarán conscientes de nosotros, que existimos como seres pensante e independientes, los más seguro es que ni sepan que estamos aquí. En cuanto a los padres, simplemente quedan totalmente devastados cuando se enteran que la sociedad en general y los sicólogos, pedagogos, maestros y demás humanos consideran que Mario "merece" atención y trato especializado; el cuento cierra con los padres totalmente desmoronados bajo el peso de la culpa y con la esperanza de que un periodista pudiera difundir la verdad de los semimorfos.


  7. ¿Quién cuidará de los dioses? (Taking Care of Gods) de Liu Cixin (China, 2014).
    Antes que nada, dos notas: según el título en inglés ("Taking Care of Gods"), la traducción al español debería ser "Cuidando a los dioses", pero el cuento se tradujo directamente del mandarín al español; de hecho, hasta donde sé, el cuento ya se ha traducido al inglés, y de ahí se podría traducir al español, pero la versión en inglés tiene sus idiosincracias; la traducción al español hubiera sido menos fiel que la versión que presenta Terra Nova 3. Segunda nota: la tradición oriental en cuanto a los nombres es iniciar con el apellido (nombre de familia) y después el nombre de pila, al contrario a como hacemos en occidente y sobre todo en los países hispanoamericanos (donde se usa el nombre y dos apellidos: paterno y materno); así que el nombre del autor, Liu Cixin debería leerse en occidente como Cixin Liu (de hecho, este nombre aparece en la portada de la versión en inglés de su novela "The Three-Body Problem" ("El problema de los tres cuerpos", nombre de un problema clásico de la astronomía).

    Hay naves extraterrestres que están en órbita terrestre: son tantas y tan grandes que si no hubieran hecho maniobras para permanecer en la misma órbita al mismo tiempo manteniendo la misma distancia entre sí, hubieran generado perturbaciones gravitatorias tan graves que hubieran generado tsunamis y terremotos; sin embargo, después de que se estabilizan en órbita, empiezan a ocurrir lluvias de meteoros y al mismo tiempo las ciudades terrestres se empiezan a llenar de ancianos en túnicas blancas (con el tiempo, lo blanco de sus túnicas se convierte en un gris mugriento, al igual que su largo pelo y barbas canosas), simplmente llueven ancianos protegidos por una película de un material muy avanzado que les permite la entrada a la atmósfera y controla la velocidad de caida. Los ancianos piden a voces que les den de comer, dado que ellos son dioses, ellos crearon la humanidad, y tienen pruebas de ello. Cuando la humanidad sale de su estupefacción y llevan a un anciano a la sede de la ONU para ver si lo que dice es cierto, el relato del anciano entrevistado resulta una narración verdaderamente asombrosa. En voz del anciano, el autor narra que toda una civilización (como todo ser vivo formado por elementos, como en el relato pasado) pasa por etapas evolutivas al igual que todos los objetos del universo: nacen, tienen una infancia, juventud, madurez, senectud y al final entran en decadencia hasta que mueren y narra como es que su civilización, la "civilización de los dioses" entró en la senectud y decadencia, pero, como todos los seres conscientes deciden sembrar su semilla: "plantan" el ADN que va a generar a los humanos y sutilmente manipulan el ambiente para que evolucionen. El grueso del cuento se centra en la convivencia dioses-humanos, de cómo al principio esta relación es casi idílica principalmente por la ilusión humana al recibir todos los conocimientos, técnicas y tecnologías de los dioses. Sin embargo estos conocimientos resultan inútiles en la época actual: aunque los científicos los entenden, son tan avanzados que la humanidad necesitaría un siglo para desarrollar los cimientos que se necesitan para desarrollar estas tecnologías. Así que la humanidad no puede entrar en la tan prometida era dorada de avances tecnológicos, la economía no avanza y los dioses se empiezan a convertir en una carga. Las relaciones entre los dioses y las familias que los cuidan se empiezan a deteriorar rápidamente, cuando llega el clímax, prácticamente el punto de ruptura de relaciones, los dioses deciden irse y revelan muchas cosas acerca de su destino, de su historia, del espacio y de la vida en otros mundos.
    El Liu chino hace una narrativa muy cercana a la ciecia ficción clásica tipo Clarke o Asimov, muy entretenida y satisfactoria; quizá no muy brillante, pero mucho más arriba del promedio.


  8. Policía del karma de Jorge Baradit (Chile, 2014).
    Cuento que sigue los lineamientos del ciberpink mexicano, medio alocado, medio precipitado, medio malabarístico, a diferencia de muchos relatos de este tipo , este sí tiene una estructura literaria y una historia muy compleja que solamente se llega a entender por completo después de leer y asimilar el cuento (no se vale leer solamente por el "cultural" acto de leer, hay que digerir la historia, entenderla, tratar de extraer sus significados, lo que quiere decir el autor —lo que se conoce como leer entre líneas—, y hacer una comparación con lecturas anteriores). Baradit habla de muchas acciones (todas detestables porque el malo del cuento es un asesino serial) y condenas del asesino y de repente salta a la acción presente. Al principio parecería que Baradit intercala presente, pasado y futuro en forma fragmentaria, hasta la última escena donde el policía protegonista del cuento arresta a un niño reclamándole que ni siquiera suicidándose se podría escapar, en uno de los últimos diálogos del cuento, el autor da a entender que están arrestando a las reencarnaciones del asesino, que lo están arrestando antes de que haga sus fechorías.
    Quizá un poco confuso a la primera, pero en lecturas subsecuentes la trama se revela sola.


  9. La decisión (The Choice) de Paul McAuley (Gran Bretaña, 2014).
    Finalmente, el calentamiento global y la contaminación están empezando a causar estragos en la humanidad; la sobrepoblación y los desastres sociales y económicos de los diferentes gobiernos terrestres ya están empezando a causar desastres nucleares, revoluciones y guerras cibernéticas, formando un evento social conocido como "El Espasmo". Pero en esos aciagos días hacen su aparición naves extaterrestres, los jackaroo, piden permiso para ocupar el perímetro del sistema solar, y a cambio le ofrecen a la humanidad la tecnología para limpiar el planeta, además de darles acceso a una red de agujeros de gusano que vincula a una decena de estrellas rojas clase M. A partir de ese punto empiezan a aparecer diferentes especies extraterrestres que intercambian parte de su avanzada tecnología por diversos artículos terrestres. Aunque la mayoría de los humanos pensaba que el trato era justo y que los extraterrestres eran amables y altruistas, había facciones humanas radicales que se opusieron a todo esto, que decían que el desastre lo habíamos causado nosotros y a nosotros nos tocaba limpiarlo; con nuestros recursos y conocimientos. Igual que actualmente lo hace muchas de las ONGs y grupos de defensa de derechos humanos, usaban la red para comunicarse, dar su opinión y difundir noticias no oficiales. Las sospechas y conspiranoia se ven acrecentadas por el hecho de que una especie, llamada los !cha, han facilitado dispositivos para limpiar el planeta, pero no regalan la tecnología o conocimientos necesaris para desarrollar estos dispositivos. Un ejemplo es una cápsula automática que los terrestres llaman dragón que sirve para limpiar los océanos. Uno simplemente la pone a navegar y la cápsula "nada" por los mares y va reciclando la basura que detecta. Pero nadie sabe cómo funciona, o lo que lleva dentro, o cómo recicla la basura; obviamente esto ha generado toda una oleada de rumores y suspicacias, desde las sospechas que son una punta de lanza para una invasión extraterrestre hasta los alocados rumores de que eran exploradores para el inicio de trabajos de ingeniería planetaria y de reconfiguración geográfica.
    El cuento se centra en el hecho de que uno de estos dragones ha encallado en una isleta cerca de las costas de Inglaterra y dos achispados y aventureros adolescentes van a verlo. Al llegar se dan cuenta de que ya hay mucha gente y también un grupo de científicos que están intentando abrirlo. Al final llega un grupo de policías y soldados que lo van a abrir a bombazos, así que alejan a la gente a un radio seguro, las explosiones abren la carcasa del dragón, develando una especie de reactor/generador de energia (posiblemente de fusión) pero generando tambien una lluvia de esquirlas que matan a unos y hieren a otros. Uno de los adolescentes, Damian, queda herido en el brazo por una esquirla parte del generador (una astilla del tamaño del dedo meñique). A partir de este hecho, el relato se centra en los dos adolescentes (Lucas y Damian) y sus intentos de vender la astilla, a pesar de que se les advierte que el tipo de personas que negocian con tecnología extraterrestre son extremadament peligrosos. Damian muere asesinado y Lucas es encarcelado por homicidio involuntario; el padre de Damian es encarcelado y asesinado por la banda que todavía busca la esquirla, la madre de Lucas muere debido a un cáncer de garganta y se esparce el rumor de que el pequeño islote donde vivía Lucas y su madre está llena de fragmentos del dragón que encalló. En realidad la esquirla fue enterrada por Lucas al pie de un manzano. El árbol ha absorbido al fragmento del dragón y ahora su fruto, las manzanas, son un híbrido entre las manzanas terrestres y la extraña tecnología orgánica de los !cha.
    Relato típicamente inglés, muy bien escrito, bien estructurado, lineal, parejo, lógico y sin sorpresas. Recomendable a secas.


  10. Ánima de Sofia Rhei (España, 2014).
    El cuento se desarrolla en base a la idea de mejoramiento genético. Al principio, la tecnología transgénica humana fue cara, pero los resultados eran espectaculares: los humanos mejorados genéticamente eran mucho mejores, más capaces que los nacidos naturalmente, pero al paso del tiempo se empezaron a ver los defectos de esta técnica: los nacidos de humanos OGM tenían algunos defectos anatómicos y fisiológicos. En esta primera generación los defectos no fueron tan graves o fatales, pero en la generaciones subsecuentes los defectos se fueron agravando hasta dar a lugar a monstruos o seres tan deformes que difícilmente se podrían considerar humanos. Y lo peor es que cuando esto pasó, ya prácticamente no había humanos nacidos naturalmente, así que hubo que imponer leyes para el control natal e incluso para prohibir tener hijos. La única solución era la reproducción asistida para crear niños OGM, aunque por los costos de esta solución, solamente el 10% de la población se vería beneficiada.
    Este es el mundo donde vive la protagonista, Ánima, trabajando como consultora de la compañía de Reproducción Asistida. Caso muy raro, nacida naturalmente, pero sin mutaciones o deformidades en el orfanatorio donde le toco criarse. Quizá porque es lo más cercano a un humano natural para su época, pero a Ánima le empiezan a surgir dudas y deseos existenciales, principalmente el tener un hijo. A partir de este punto la narración se vuelve telenovelesca y plana, con coincidencias increíbles y flasbacks en forma de recuerdos que no vienen al caso, Ánima se encuentra al amor de su vida, Ánima decide fabricar a un hijo a partir del genoma del amor de su vida y el de ella, es decir, como si tuvieran un hijo, intrigas babosas e improbables y un clímax bastante cursi (Ánima rescatando a su hija de la guardería donde se está criando) y un final totalmente forzado: el amor de su vida es el hijo natural de la maestra que más la ha influenciado y ella ha sido el peón de un retorcido y tortuoso plan para crear una nueva raza de humanos partogenésicos (nacido mediante partogénesis, división celular asexual, mala idea, es retroceder unos cuantos cientos de millones de años en la línea evolutiva).
    No es que sea malo, es leíble, se debe considerar una muestra más de la amplitud cienciaficcioñera.


  11. La epopeya de los amantes de Miguel Santander (España, 2012).
    Este cuento tiene la estructura literaria más original que yo haya visto: está presentado en dos relatos que a primera vista parecen independientes y paralelos entre sí (no se llegan a tocar en algún punto), y sin embargo, a medida que transcurre el segundo relato nos vamos dando cuenta que los eventos que ahí pasan dieron origen a la historia relatada en el primer cuento.
    La narración arranca con los hallazgos en una caja en un desván, ahí se hallan unas tablillas sumerias y unas hojas del diario de Nikola Tesla. Las tablillas narran la epopeya de uno de sus reyes, Utnapistim, al enfrentarse a un demonio, Nikuba que arroja un hechizo sobre la reina esposa de Utnapishtim, Silnin, debido a que Nikuba ha secado el río del tiempo para ella. De esta forma, Utnapishtim observa como ella envejece rápidamente, 1 año en apenas 1 noche, 10 años en unos cuantos días, ella ya es vieja después de unas semanas. Utnapishtim tiene que ver cómo envejece y muere mientras él sigue viviendo joven y fuerte. Pero después llega la narración del diario de Tesla: el principio narra su afición a la arqueología y el hallazgo de un descubrimiento por parte de un amigo suyo, parte de un equipo de exploración francés. Poco a poco nos vamos enterando de la enconada lucha entre los equipos francés e inglés en cuanto a descubrimientos, cómo se arrebatan y roban descubrimientos y créditos y cómo llegan incluso al asesinato para proteger o recuperar sus secretos; Tesla se ve involucrado en la intriga causada por el descubrimiento de unas tablillas sumerias y finalmente tiene que escapar a América, a Estados Unidos. Después de tratar de trabajar en los laboratorios Edison (si se preguntan por qué renunció, lean alguna biografía real de Nikola Tesla), establece su laboratorio donde hace avances asombrosos y desarrolla teorías fantásticas; un día se entrevista brevemente con un escritor de ciencia ficción, H.G. Wells —cosa bastante común entre los escritores de CF, pedir la opinión de algún científico o técnico reconocido—, y llega a su cerebro la idea de una máquina del tiempo. Al principio la desecha como algo ridículo, pero después la empieza a desarrollar teóricamente hasta que llega al punto de darle un sustento técnico y construir una máquina del tiempo. Después de un par de pruebas pequeñas, la programa para un objetivo más ambicioso: visitar la antigua época del imperio sumerio para ver cómo se desarrolla la narración en las tablillas, así que abre un hoyo espacio-temporal, llega justo en medio de una boda y se presenta como Nikola Tesla. Muy acertadamente, el autor, Miguel Santander no pone explicación, pero es obvio que los sumerios lo tomaron como un demonio (el demonio Nikuba) que vestía ropas demoniacas y hablaba un dialecto demoniaco y que irrumpió en la Boda del rey Utnapishtim y la reina Silnin. Tesla se da cuenta que cometió un error garrafal, regresa a su tiempo y cierra el portal temporal con la firme decisión de destruir el equipo y suspender sus viajes temporales; sin embargo, la belleza descomunal de la reina Silnin lo tienta a regresar una y otra vez, y es que la aún adolescente Silnin también queda fascinada por el "demonio" Nikuba: llega el momento en que huye con él y entra al mundo moderno del siglo XIX. Él trata de regresarla a su época, pero sucumbe ante su atractivo y empiezan a vivir juntos. Sin embargo, las dudas entre estar en el siglo XIX y regresar a la época sumeria para regresar a Silnin, hacen que,desde el punto de vista del rey Utnapishtim ella desaparezca y aparezca cada vez con una edad mayor, como si hubieran pasado varios años para ella, aparte de ver aparecer esporádicamente a Nikuba.
    Después de algunos años, Silnin descubre las tablillas entre los papeles de Nikola y se da cuenta que sus inserciones en el tiempo han configurado la leyenda de la epopeya de los amantes. Al final, ella junto con su hijo Herbert (que al principio suponemos hijo de Nikola Tesla y Silnin, pero después nos enteramos que es hijo biológico del rey Utnapishtim y la reina Silnin) deciden regresar a su tiempo, a su época; ella para morir al fin y él para convertirse en rey dado que ha estudiado arqueología y conoce bien esa época.

    No sé hasta que grado esta historia sea original, aunque los viajes al pasado histórico no son tan raros, es la primera vez que veo una temática de interacción con el pasado. Lo cierto es que la narración está muy bien trabajada literariamente, es fluida y continua y exige un poco de esfuerzo de parte del lector para interrelacionar los dos cuentos en los momento de irrupciones temporales: muy correctamente, Santander evita los trucos de la literatura para encajar explicaciones que hubieran entorpecido la narrativa.



Novado inge y los epopéyicos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan  17.01.15
------------- FIN DE TRASMISIÓN -----------------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

La chica mecánica

Por Israel Laureano Lazcano

La chica mecánica (The Windup Girl, 2009) es una novela de ciencia ficción del autor estadounidense Paolo Bacigalupi.

Portada de la edición en español, Plaza & Janés, 2011







Paolo Bacigalupi empezó escribiendo cuentos de ciencia ficción desde 1999, pero "The Windup Girl" fue su primera novela. Como muchos autores, tuvo que presentarles el manuescrito original a muchas editoriales, donde lo rechazaron. Al final, una editorial pequeña, Night Shade Books, fue la que lo publicó convirtiéndose en un éxito de ventas. "Windup Girl" significa "La chica de cuerda", así que el título "La chica mecánica" es bastante cuestionable. Sin embargo, en España hubiera funcionado mejor el título "La chica a cuerda" que aquí en México (y me imagino que en varias partes de América) suena bastante chistoso; tomando esto en cuenta, el título "La chica mecánica" es un buen compromiso para no quedar mal con ninguna de las partes.

A diferencia de muchas otras novelas (por ejemplo, "Cita con Rama"), esta novela tiene una trama y estructura literaria compleja. Desarrolla lo que se conoce como "novela coral". Esto es, que realmente no hay un personaje (o personajes) central sobre el que gire la acción. En "La chica mecánica" intervienen varios personajes cada uno con su propia historia, propósitos y objetivos, a lo largo de la novela estos personajes se van encontrando, sus historias se entremezclan, aunque sus objetivos siguen siendo los mismos. Cada historia sirve para mostrar un aspecto o  perspectiva del escenario y del futuro, así tenemos que la situación y el lugar donde ocurre la acción son el elemento central de la narración.

 La trama se desarrolla en la Tailandia del s.XXIII, de forma más exacta, en la ciudad de Bangkok, la capital. El cambio climático ya ha tenido todos los efectos desastrosos que predicen las observaciones científicas del s.XXI y Bangkok ya está bajo el nivel del mar; se ha evitado su inundación gracias a muros de contención y bombas que funcionan las 24 horas del día. El petróleo es tan escaso que es inaccesible y virtualmente inexistente para el grueso de la población (en uno de los párrafos del clímax de la novela, Bacigalupi describe el paso de camiones militares que usan gasolina, no es que se haya agotado, es tan escaso que es un lujo tenerlo), por lo que tienen que usar gas metano y estiércol como combustible y artefactos de cuerda para el almacenamiento y uso de energía; las computadoras, por ejemplo, funcionan a pedal, como las antiguas máquinas de coser, y a los artefactos se les debe dar cuerda por medios semimanuales, ya sea por medio de bicicletas fijas o utilizando sistemas giratorios impulsados por humanos o por animales de carga. Aquí es donde entra en acción otro adelanto de este distópico s.XXIII:

Ilustración para la edición en inglés de
Subterranean Press.
la ingeniería genética ha avanzado tanto que es capaz de "construir" animales genéticamente modificados como los megodontes (una cruza genética entre elefante y mamut), aunque también se mencionan a los cheshires, gatos GM (genéticamente modificado) creados originalmente bajo el encargo de algún millonario aburrido obsesionado con Lewis Carrol (sin embargo, un ejemplar original escapó y se cruzó exitosamente con un gato callejero "normal", dando lugar a una plaga mundial que, aunque no peligrosa ni mortal, no deja de ser molesta). Otro de los logros de la ingeniería genética son los humanos GM llamados genéricamente "New People" (nueva gente, aunque la traducción le puso neoseres —que suena mejor que el original). En la novela se mencionan dos: los soldados y las chicas de cuerda (windup girls) "fabricadas" o "criadas" en Japón como geishas-asistentes modificadas para ser leales y dóciles, atractivas y eficientes.

Portada de la edición checa.



Las chicas mecánicas tienen el defecto de que al caminar se nota su andar mecánico, sincopado, diferente al de los humanos biológicos. Esto no es problema en civilizaciones tecnológicamente y culturalmente avanzadas, donde se acepta y hasta se fomenta la diversidad cultural y racial, e incluso hay consenso en que los neoseres tienen un lugar productivo en la sociedad. Pero en sociedades atrasadas, supesticiosas y con tendencia a someterse a creencias y jerarquias teológicas, se considera que los neoseres son entes sin alma que solamente roban recursos a los hombres verdaderos (ah, y por si están pensando «que misógino y odioso es este tipo», me refería a que en sociedades atrasadas el machismo ocupa un lugar estelar y lo de odioso no se me quita ni yendo a bailar a Chalma) y su andar mecánico es una señal delatora increíblemente peligrosa.
Otra de sus características es su falta de poros en la piel: para que las chicas de cuerda tengtan una piel suave como la porcelana, se han modificado genéticamente para no tener poros. En regiones septentrionales como Japón esto no es problema, pero en regiones ecuatoriales como Tailandia (o la porteña Bangkok) el calor puede ser una cuestión de vida o muerte.

Ilustración de la edición de lujo de
Subterranean Press.
Y finalmente el aspecto principal que define a la distopía de "Windup Girl": los alimentos GM, algo que ya está ocurriendo en este s.XXI. En este punto Bacigalupi ha tenido que ceder un poco ante la conspiranoia mundial de los OGM (Organismos Genéticamente Modificados): popularmente se piensa que estos alimentos son malos per se sin tomar en consideración que la población mundial está en aumento, la contaminación ambiental y el cambio climático presentan retos inéditos, las plantas que sirven de alimento tanto a humanos como a otras especies tienen que sobrevivir, adaptarse, y no nos podemos esperar un par de millones de años a que la evolución natural seleccione a las plantas mejor adaptadas; es cierto que las políticas depredadoras y basadas en la ganancia les dan un aura de malignidad a las compañías OGM como Monsanto, pero pocos se ponen a analizar que gran parte del mal se debe a la corrupción, torpeza e ineptitud de muchos gobiernos.

Regresando al mundo de Windup Girl, la economía mundial está dominada por las enormes empresas trasnacionales de
Las plagas arrasan al mundo distópico
de "Windup Girl". Ilustración de la edición
de Subterranean Press.
producción de alimentos OGM (conocidas como "fabricantes de calorías", en la ilustracion se mencionan las principales), también se mencionan algunas plagas que exterminan a los alimentos "normales", por lo que los alimentos deben ser OGM. Esto también desemboca en la situación económica de que muchos países son totalmente dependientes de los fabricantes de calorías, si cometen la torpeza de tratar de cultivar sus alimentos, las diferentes plagas existentes se encargan de detruirlos (Bacigalupi inventa algunas como la cibiscosis y les da un aire maligno y terrorífico a otras ya existentes, como la roya), aparte de tener los detallitos de que mutan y se adaptan muy rápidamente y muchas veces causan enfermedades e intoxicaciones a los humanos que llegan a consumir alimentos contaminados.

Ya con todo este mundo distópico planteado y descrito, a lo largo de la novela se nos va presentando el meollo del asunto, la problemática sobre la que van a gravitar y a generarse todas las historias de la novela: por alguna razón las hortalizas y frutas cultivadas en Tailandia no se han visto afectadas por las plagas y como efecto secundario, el reino no está bajo la influencia económica de las grandes trasnacionales.

Una vez planteado y descrito el escenario, el drama puede empezar.

Nota: Bacigalupi, el autor, tiene el suficiente talento literario para no presentar el escenario con una descripción explícita como la mía. Todo el ambiente: el calentamiento globval, la ingeniería genética, el agotamiento del petróleo, los mecanismos de cuerda, los alimentos OGM y los neoseres se van presentando poco a poco y se describen en los diálogos de los personajes, sus vivencias, experiencias, espectativas, lo que viven, sufren y triunfan a su paso por la narración. Todo lo que debe ser una gran novela. Por algo es que ganó muchos de los premios principales de la ciencia ficción y la fantasía.

Portada de la edición alemana (Biokrieg=Guerra Biológica).

La novela abre con la historia de Anderson Lake que se presenta como el dueño de una fábrica de resortes que está desarrollando un dispositivo de cuerda-fricción capaz de almacenar varos gigajulios de energía y luego liberarlos poco a poco de forma controlada, pero esta es sólo la fachada de su verdadera misión: Lake es un representante de AgriGen (una de las gigantescas multinacionales fabricantes de calorías) dedicado a investigar y descubrir la localización del banco de semillas tailandés que se sospecha es la causa base de que las cosechas del país sean tan resistentes a las plagas y a la penetración de OGMs.

Dentro de la narración de la historia se presenta otro de los personajes que van a intervenir en el complejo entramado de "Windup Girl": Hock Seng, el gerente de la fábrica de resortes. Hock es un chino que vivía en Malasia, ahí tenía su familia y un próspero negocio de importación y exportación de artículos. Malasia es un país islámico, y cuando estalla una revuelta fundamentalista, Hock, su familia, bienes y negocios sufren una purga mortal. Él apenas logra escapar con vida y logra refugiarse en Tailandia donde es tratado como farang (extranjero) e indeseble por su condición de refugiado. Un documento conocido como tarjeta amarilla es lo único que lo acredita como "refugiado legal". Obviamente que él no quiere estar como un simple empleado farang; aunque sea gerente de una fábrica importante y gane el suficiente dinero para sobrevivir, diario tiene que vivir bajo la amenaza de ser asaltado y asesinado por la sociedad y su xenofobia o por las corruptas autoridades tailandesas (esto no es muy cienciaficcioñero, en México todos estamos igual), por lo que hace planes para ahorrar lo que pueda y robar el diseño del artefacto principal de cuerda-fricción.

Como un tercer personaje se nos presenta a Emiko: la chica de cuerda que le da título a la novela, bajo la amenaza diaria de la sociedad que rechaza a los neoseres, de las autoridades que la consideran ilegal, atrapada  en el trabajo en un prostíbulo donde sufre las peores humillaciones y vejaciones sexules sirviendo a los ricos y poderosos a cambio de que su jefe y dueño pague todas las multas y sobornos para que el negocio siga existiendo. Emiko fue —digamos— fabricada y criada en Japón con toda la educación y habilidades de una geisha; era —digámoslo así, otra vez— "propiedad" de un importante ejecutivo japonés a quien servía como secretaria, acompañante y amante. En un viaje de negocios tuvo que acompañarlo a Tailandia. Sin embargo, el ejecutivo es responsable de pagar todas las tarifas, impuestos y cuotas para darle entrada a su "acompañante" que legalmente no es considerada humana. Para sacarla de ahí, el ejecutivo tendría que pagar y hacer todos los trámites de nuevo, y se le hace más sencillo abandonarla, "contratar" a otra chica de cuerda y entrenarla como su secretaria. Y así, Emiko se queda varada en Tailandia, sola y abandonada a su suerte.


Portada de la edición francesa.
Y los últimos protagonista de la historia son el capitán Jaidee Rojjanasukchai, llamado "El tigre de Bangkok" y la teniente Kanya, líderes de los "camisas blancas", el brazo armado del Ministerio del Medio Ambiente. Esta historia nos presenta otra faceta de la novela: una de las razones por las que Tailandia se encuentra relativamente libre de plagas y subsistiendo con sus propios cultivos es gracias al exhaustivo y estricto cuidado que se tienen con todas las mercancías de importación; el contrabando que se detecta es destruido totalmente sin miramientos. Esto hace que el comercio con Tailandia sea muy lento, aunque se supone que mantiene a salvo al reino (otro detalle: Tailandia no es una democracia, es una monarquía donde todo el poder lo tiene el regente de la reina niña, llamado Somdet Chaopraya —título nobiliario y ceremonial, no es un nombre), y sucede que existe un Ministerio de Comercio Exterior cuyo objetivo es exactamente el contrario al del Ministerio de Medio Ambiente: abrir todos los accesos al comercio exterior de forma total e indiscriminada.
Así que también se abre la subtrama de dos corrientes ideológicas luchando por el poder real en Tailandia,  con la nobleza y aristocracia solamente como algo simbólico y formando el gobierno tal como lo ve la población.

Obviamente que estos personajes son los principales, hay muchos otros que interviene lateralmente o en papeles secundarios o con participaciones lo suficientente pequeñas para no considerarlas protagónicas.

Hay un personaje que juega un papel muy especial y que es utilizado muy pocas veces, llamémosle "personaje sombra" o "personaje fantasma" porque no aparece durante la historia o aparece poco tiempo o esporádicamente y sin embargo su influencia se ve en toda la novela. De hecho la historia no tendría sentido sin ello o su obra.
Personajes tales como el emperador en la película original de Star Wars (episodio IV: Una Nueva Esperanza): él es autor intelectual del hundimiento de la república galáctica y la formación del imperio, él es el responsable de que se haya disuelto el senado, es el mero jefe de Darth Vader y el grand muff (algo así como almirante o gobernador) Tarkin, es el responsable directo de la construcción de la Estrella de la Muerte...., y sin embargo no aparece en toda la película, solamente se le menciona. Impresionante para un personaje que ni siquiera aparece.
Otro brillante ejemplo es el de Hari Seldon, el fundador de la psicohistoria en la trilogía original de la fundación. Aparece al principio del relato, y sin embargo su obra tiene influencia durante todo el periodo galáctico del gobierno de la Fundación y la Segunda Fundación.

En "Windup Girl" tenemos al misterioso Gi Bu San, apenas un rumor descubierto por Lake gracias a que se lo contó Emiko (su relación es la primera que se muestra en el complejo tejido de la novela, a cambio de la información de Emiko, Anderson Lake le cuenta el rumor de que al norte de Tailandia hay un campamento de refugiados neoseres, donde ella podría vivir en paz, su relación empieza como de simples "negocios", él acaba enamorándose de ella, ella le es fiel no por amor, sino porque la lealtad ya está en sus genes, pero la idea de huir y buscar el campamento de neoseres ya no la abandona). Haciendo memoria y relacionando nombres, Lake se da cuenta que Gi Bu San es Gibbons, un  científico renegado de AgriGen (de hecho, su mejor ingeniero genético que huyó por su desacuerdo con las políticas depredadoras de las multinacionales), y se da cuenta que él es la verdadera razón de que las cosechas tailandesas sean resistentes a las plagas. El banco de semillas es importante porque es el material base de donde parte, por eso no necesita ayuda externa. Aparte de encontrar el banco de semillas, debe encontrar a Gibbons y convencerlo de que regrese con ellos.

Nota importante: Bacigalupi, el autor, se apoya brillantemente en la característica más poderosa de la ciencia: a diferencia de lo que opina Homero Simpson que dice que la ciencia es solamente para nerds universitarios, sin relación con la vida real, se nos muestra que el apoyo de la ciencia (en el caso dramático y ficticio de Windup Girl, un sólo científico) puede salvar a todo un país y su población del hambre y el caos (un ejemplo negativo sería la falta de apoyo científico en México, por eso nos está llevando la que nos trajo, pero algún día regresará Quetzalcoatl a salvarnos —estee..., creo).

Portadas de las ediciones limitada e ilustradas de Subterranean Press.
Solamente describir el medio ambiente mundial, económico y ecológico, a los personajes principales, sus circunstancias, historia y perspectivas ya ha llevado muchos párrafos, así que en vez de reseñar la trama del libro, baste decir que toda la trama se basa en las complejas relaciones entre los personajes mientas tratan de alcanzar sus metas; por ejemplo, la lucha por el poder entre los ministerios del medio ambiente y el de comercio exterior, al principio los camisas blancas son todospoderosos e impunes, hasta que el propio capitán Jaidee queda como responsable de la destrucción de un cargamento contrabandeado de biosuministros para reparar un accidente industrial en la fábrica de resortes de Anderson Lake. Esta destrucción de contrabando tiene consecuencias nefastas: Anderson Lake se alía con otro poderoso industrial farang, Richard Carlyle. Juntos logran crear un frente de industriales que presionan a Akkarat (jefe del Ministerio de Comercio Exterior); éste, azuzado y envalentonado, arresta, defenestra y asesina a Jaidee; la teniente Kanya es ascendida a capitán, logrando el liderazgo de los camisas blancas, pero sucede que ella es una espía encubierta de Akkarat y...., aparte, Hock Seng trata de aprovechar el accidente industrial para robar los secretos de fabricación del dispositivo de cuerda, cosa que no le sale muy bien y entonces trata de huir porque ya ha hecho un trato con un gangster local ("El Rey del Estiércol")...

Y la historia sigue así, se complica y se vuelve cada vez más rica y profunda, como las caracterizaciones de los personajes en un relato muy MUY recomendable desde el punto de vista cienciaficcioñero y literario.

Paolo Bacigalupi, el chico mecánico.


PD. No me aguanté las ganas de señalar un pequeño detalle de traducción. Al principio del capítulo 14, se describe una ceremonia tailandesa para defenestrar al Cptn. Jaidee, el Tigre de Bangkok; en la traducción al español dice asi:

“Pero, la verdad, sin una chuleta con los distintos nombres implicados, la ceremonia es igual de impenetrable que cualquier otro acontecimiento religioso y social tailandés.”
Fragmento de: Paolo Bacigalupi. “La chica mecánica”. iBooks. 

Yo no supe lo que quería decir este párrafo hasta que leí el original en inglés:

"But frankly, without a cue card of the various names involved, the ceremony looks like any number of impenetrable Thai religious and social events."
Lo tuve que teclear porque el %$#& ereader Kindle no me deja hacer citas textuales.

Supongo que en España "chuleta" debe ser un modismo que se refiere a una nota o tarjeta de nota (cue card), pero en México el modismo es "acordeón". Si la traducción se hubiera hecho en México y se hubiera usado "acordeón", ¿no habría sido injusto para otros países así como lo fue el traductor español? Está bien que las estructuras gramaticales y el uso del lenguaje varíen de región a región y no se pueda uniformizar la traducción para que se ajuste a cada región, pero hay que tener cuidado al usar regionalismos que no se entienden fuera de cierto país o región.



Encordado inge y los genéticos malditos.
Meshiko-Tenochtitan  02.11.14
-------------  FIN DE TRASMISIÓN  ------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

El universo ramánico.

Por Israel Laureano Lazcano

Dado el gran éxito de "Rendezvous with Rama", se escribieron otras obras que trataron de seguir el éxito (por lo menos económico) de la obra original. La novela original fue escrita por Arthur C. Clarke en 1972, pero fue hasta fines de la década de los 1980s que al fin encontaron un coautor que la gustara a Clarke: Gentry Lee.

Tetralogía Rama.


Gentry Lee es ingeniero en jefe del Directorio de Sistemas de Control de Vuelo en JPL además de dedicarse a escribir ciencia ficción, creo que por eso impresionó tanto a Clarke.
Los libros que forman la saga de Rama y que —se supone, por lo menos— que conforman sus continuaciones son:
  • Rama II (1989)
  • El jardín de Rama (1991)
  • Rama revelada (1993)
Además, Gentry Lee escribió otras dos novelas situadas en el universo ramánico (o que por lo menos usan algunos de sus elementos, no tiene versión en español, hasta donde sé):
  • Bright Messengers  (1996)
  • Double Full Moon Light (2000)

Portada de la edicón inglesa.

Rama II. La continuación directa de "Rendezvous with Rama", escrita en parte por Clarke, pero casi todo el texto es de G. Lee. Después del encuentro con Rama, toda la humanidad entra a una etapa de optimismo y alegría exacerbadas (¡no estamps solos en el universo!, ¡y los extraterrestres no son agresivos!), esto desemboca en muchas fiestas, celebraciones, ostentaciones y despilfarros. Cuando se empieza a agotar el efectvo, el crédito entra en acción. Se presta en grandes cantidades como si la capacidad de pago fuera infinita. Esto desemboca en una crisis financiera de proporciones mundiales. Y hasta aquí escribió Clarke. Lo demás  fue escrito por Lee (se nota en el estilo).
Gentry Lee usa la crisis global como excusa para deconstruir todo lo que había descrito Clarke, y también se apoya en un par de detalles: en la historia original se describe con lujo de detalle que los ramanes hacen todo por triplicado, esto deja el cabo suelto de que también hay 3 cilindros que van a pasar por el sistema solar; el otro detalle es que la narración original de "Rendezvous with Rama" presentaba a personajes planos, sin pasado, sin historia ni personalidad, hacían lo que tenían que hacer y ya; pero en Rama II, Lee se toma su tiempo para relatar la historia y motivaciones de los astronautas que van  a hacer el viaje del encuentro con Rama II. Lee ya no menciona muchos detalles técnicos, se enfoca mucho en los personajes y sus conflictos durante el viaje, debido a esto, el autor no le dedica tiempo a desarrollar una historia: repite todo lo que hicieron en Rama, aunque con una pequeña ilogicidad: toda la exploración científica va a estar encaminada a determinar si Rama II es peligrosa o no (se pasan por el arco del triunfo toda la exploración y datos científicos recabados en la primera novela), en caso que que sea una amenaza, deben plantar tres bombas atómicas que llevan en secreto (estee..., los cilíndros ramanicos llevan viajando por el universo muchos años (siglos, seguramente) sorteando peligros, radiación, vientos solares de novas y estallidos gamma, aparte el primer Rama hasta tenía una mancha de impacto —quizá un asteroide— y el cilindro resistió sin mayor daño, es de suponer que tres bombitas atómicas no le van a hacer ni cosquillas). El general encargado de colocar y activar estas bombas, decide no hacerlo para no tener cargos de conciencia puesto que no hay evidencia científica de que sea un peligro, por lo que los terrestres deciden atacarlos con misiles nucleares (solamente hay que recordar que el cilindro Rama original ATRAVESÓ el Sol con ayuda de un campo de fuerza, a comparación de eso, un estallido nuclear es menos que un suspiro). Este general y los dos atronautas de mayor rango (hombre y mujer, nada más faltaba que se llamaran Adán y Eva) se pierden en las profundidades de Rama II y se quedan varados ahí, con destino desconocido.


Si Rama II desarrolló una trama ridícula, jalada de los pelos, que nada tiene que ver con la trama de la novela original y de hecho pierde todo contacto con la Tierra y la humanidad, esta tercera parte desarrolla una trama más ilógica y estrambótica, sobre todo si uno toma en cuenta el cuidado científico que tuvo Arthur C. Clarke en la novela original. La novela empieza donde terminó Rama II: Los tres astronautas varados en Rama II empiezan a vivir ahí mientras el cilindro sale del sistema solar. Los astronautas Adán y Eva (no, no es cierto, en realidad se llaman  Richard Wakefield y Nicole des Jardins) se vuelven pareja y tiene cinco hijos —estee, no es que quiera arruinar la fantasía, pero, ¿cómo sobrevivieron?, principalmente, ¿qué comían? Está bien que Rama II tuviera plantas y agua, pero..., eran alienígenas. No estaban identificadas como comestibles y sobre todo: muy probablemente no eran compatibles bioquímicamente. Otra vez, el autor, Gentry Lee (las malas lenguas hablan de que Clarke ya tuvo muy poco que ver con la escritura del libro, tan sólo dar su aprobación y dejar que usaran su nombre) se pasa por el arco del triunfo estos "detallitos" técnicos y se enfoca en la vida de los personajes, su historia y reflexiones acerca de sí mismos y la humanidad. Gran parte de la novela se la pasa describiendo toda esta filosofía de los humanos extaterrestres (ya nacidos fuera de la Tierra). Después de doce años de viaje llegan a las cercanía de Sirio donde entran en contacto con un nodo ramano. Ellos entran a un módulo donde se les aplican pruebas fisiológicas y sicológicas durante un año mientras el cilindro Rama es reacondicionado. Reciben la orden de regresar a Rama con rumbo a la Tierra y recoger a otros dos mil humanos para estudiar la especie (??, bastante estrambótico, todo investigador sabe que cualquier estudio social, sicológico o físico resulta mejor si el sujeto estudiado se desenvuelve en su hábitat natural, de preferencia sin saber que lo están observando), cuando la Tierra recibe la comunicación, empieza a juntar un grupo de 2,000 personas, pero ante las prisas reclutan a muchos presidiarios (??, ¿las autoridades de la Tierra tienen la oportunidad de mandar a representantes humanos ante otra especie y solamente se les ocurre mandarles criminales?). Cuando Rama llega a su encuentro con la Tierra, el nuevo grupo de humanos aborda Rama a la que llaman "Nuevo Edén", puesto que el cilíndro ya está completamente acondicionado para la existencia humana, de hecho muchos de los "complejos industriales" que se mencionan en la novela original y que los astronautas bautizaron como ciudades, ahora sí cumplen su cometido como ciudades y albergan a diferentes grupos de humanos. Durante el viaje, el personaje principal, Nicole Wakefield, y su familia descubren a otras apecies de seres en Nuevo Edén (esteee..., no sé si soy solamente yo, pero, ¿no se les hace que la trama se complica muy artificialmente?, ¿como si trataran de meter nuevos elementos a la trama por medio de un deux ex machina?), los avianos y las octoarañas.
Como la "fina" sociedad en Nuevo Edén está formada por presidiarios, se empiezan a organizar en pandillas, mafias criminales y al final se impone el liderazgo del más fuerte, una dictadura tiránica y absolutista. Aunque ya es la recta final de este libro, la trama se vuelve enredada, trabajosa y pesada: ante la amenaza, la heroína y su familia se van a vivir con los avianos, aunque son localizados por los malos y tienen que huir de ahí.
Como buena telenovela, la trama se interrumpe uno de los momentos álgidos: la heroína cae en garras de los malos que la "juzgan" por traición y la sentencian a muerte.

Portada de una de las ediciones más recientes

 en español.


Ya con una trama enredada, articial, dramática y que al final no tiene nada que ver con la Rama original, llega la cuarta entrega de la saga con un 90% de paja literaria pop-filosófica donde uno se tiene que chutar páginas y páginas de reflexiones trascendentales de la protagonista Nicole Wakefield.
En el libro anterior, ella es detenida y sentenciada a muerte. Este libro se la pasa contando como escapa, se refugia con su familia y finalmente es ayudada por las octoarañas (que en el libro anterior son llamadas aracnopulpos), gran parte del libro se dedica a describir a estos alienígenas y su sociedad.
Al final llegan al Nodo ramano, un enorme tetraedro cercano a la estrella Tau Ceti, donde se les conduce a una especie de "Cámara de Conocimiento" donde se les suelta un choro mareador tipo new age donde se habla de Dios, la trascendencia de la especie humana y "no estamos solos, la verdad está allá afuera" (bueno, esto último es de mi cosecha, pero poco faltó para que lo dijeran los ramanes que por cierto son ahora conocidos como "Arquitectos de Rama").
Ante el comportamiento de los dictadores humanos, su violencia, miedo y xenofobia, los ramanes sacan  su lado paternalista y justiciero y destinan a todos los malos a un planeta donde nunca nadie los va a molestar o siquiera a asomarse por ahí.

Está claro que estos libros cumplen al pie de la letra la regla de que "segundas partes nunca fueron buenas". Una buena opción para los que quieran aventurarse en un choro mareador seudofilosófico.

Aviano inge y los octoarácnidos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan   21.09.2014
-------------------    FIN DE TRASMISIÓN   ------------------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Lucy o cómo mezclar Ciencia Ficción y Belleza en el Cine

Por X

Como todos los estimados lectores de El Blog de Godmakers saben (los dos que aun quedan y aquel otro que llegó por error buscando no sé qué de un tal Frank Herbert), aquí no escatimamos esfuerzos ni recursos para darles lo que quieren.  Y lo que quieren lo tenemos clarísimo, gracias a esa sección a la izquierda de la pantalla llamada "Lo Más Solicitado".  Y como de eso no hay todos los días, a menos que seas muy guapo o tengas mucho dinero, les damos lo segundo mejor que podemos: nuevos posteadores. ¿Nada nuevo, dices? Ja, que esta vez hemos conseguido engatusar  reclutar a una colaboradora de lujo: Danna Hanna, que es entre otras cosas, directora de contenidos en Datainfox, conductora de LaRedso, Community Manager, locutora de Radio City, melómana, seriéfila y cinéfila.  Danna nos acompaña a partir de hoy con reseñas de las películas que vea.  Y ella ve muuuuchas películas.  Que disfruten.


Estoy escribiendo está reseña luego de haber ido al cine a ver ‘Lucy‘, la nueva película de acción y ciencia ficción del francés Luc Besson, director y creador de éxitos como ‘The Fifth Element‘ (1997), ‘Nikita’ (1990), ‘The Professional (Léon)’ (1994).
Con grandes títulos en su hoja de vida, más el protagónico a cargo de la sensual Scarlett Johansson y un tráiler que invita a seguir viendo a Johansson como una chica mala, ‘Lucy’ tenía grandes características de transformar a la actriz en una heroína en busca de venganza, algo que ya hemos visto gracias al universo Marvel, entonces, ¿Qué es lo novedoso?
Honestamente, mis expectativas de la cinta no eran grandes, más que el morbo propio de ver a Scarlett Johansson en pantalla gigante, sin embargo, a medida de que la película va avanzando cobra un argumento propio que demuestra lo equivocado que se puede estar cuando se va a ver algo con un prejuicio de por medio.
Lucy, la heroína en busca de venganza, es todo menos una heroína y busca todo, menos venganza, aunque mate a muchos en el proceso. Y aquí debo hacer un paréntesis: Johansson demostró por qué continúa siendo una de las favoritas de Hollywood, no solamente por su asombroso físico, sino también por su actitud. Me atrevería a decir que si hubiese leído el guión antes no hay otro nombre que venga a mi cabeza para éste papel.

Porque se necesita tener huevos para ser una libertina y explorar lo más recóndito de tu ser para, en medio del miedo, plantear tu versión de la existencia del ser humanoperdiendo tu propia humanidad en el proceso, todo por el bien común.
La película inicia con la teoría -un poco cliché para mi gusto- de que el ser humano sólo usa el 10% de su capacidad, pero invita a reflexionar, ¿Qué haría yo si usara un 15% o quizás un 100%?, ¿Realmente lo usaría por el bien común o para mi propio beneficio?, sobre estas preguntas, solo ustedes tienen la respuesta, pero el planteamiento queda ahí, y eso es importante, pues mientras vas replanteando tu existencia como ser humano, ves a Johansson como una de las mayores y mejores ‘badass’ de los últimos años, solo porque puede.
En cuanto a efectos especiales, nada que reprochar, pero si noté grandes referencias de anteriores filmes del director, así como de películas recientes. Entre las que pude notar claramente se encuentran ‘The Professional’, ‘Inception’, ‘El exorcista’, ‘The Girl With The Dragon Tattoo’, ‘X-Men’ y sí, ‘2001: A Space Odyssey’. Ojo, que referencia no indica que sea igual a las películas citadas, sino más bien que quizás el espectador se sienta familiarizado por algunas escenas en particular.

Johansson comparte roles con Morgan Freeman, quien vuelve a ser el que nos explique de qué diablos se trata todo lo que le ocurre a Lucy, aparece media hora de la cinta, no es completamente explotado, así como también creo que la temática daba para más y que 85 minutos fueron muy pocos. O quizás a mí se me pasó el tiempo volando. En parte mejor, no hubiese soportado tener los ojos como platos por otra hora más.
Otro de los aspectos que debo dejar claro es que no es lo mismo una película de acción hecha en Nueva York o Los Ángeles a una ambientada en Europa; visualmente es un descanso, armónicamente no sé si realizarla en Estados Unidos hubiese ido de la mano con la variedad de locaciones que requería el desarrollo del argumento.
Si me preguntan que saqué como conclusión de ‘Lucy’ es que, si Radiohead dijo que ‘2+2=5′,¿Quiénes somos nosotros para cuestionarlo?, me explico: los seres humanos no podemos ser extremadamente racionales, aún con conocimiento de causa, siempre seremos humanos y lo que nos hace humanos es la vulnerabilidad, las emociones, sin esto, seríamos robots.
Como todo, siempre dependerá de la perspectiva de la persona que vea la película, pero creo que el director al final se metió en un lío metafísico muy fregado de explicar, por lo que aquí creo que fue un error no darle rienda suelta a su imaginación. En el cine no hay límites, peor en la ciencia ficción. Pudo haber hecho maravillas con esa historia, pero optó por la reflexión, decente, pero no suficiente. No para mí.
El final de la película es totalmente cerrado, reflexiona sobre lo valioso del tiempo, pero deja claro que el conocimiento lo es aún más. Quien tiene conocimiento sabe a qué se enfrenta y, por ende, tiene la capacidad para estar preparado, deja de ser vulnerable.


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Cita con Rama

Por Israel Laureano Lazcano

Cita con Rama (Rendezvous with Rama, "Encuentro con Rama") es una novela de ciencia ficción escrita en 1972 por el inglés Arthur C. Clarke, uno de los tres grandes de la ciencia ficción.

Portada de la primera edición en inglés (editora Gollancz, Reino Unido, enero 1973).







¿Recuerdan todos los escenarios de invasión extraterrestre que mencioné en el post Alienígenas, extratrerrestres, ETs, marcianitos y hombrecillos verdes? Existe otra perspectiva de contacto extraterrestre: ¿y si simplemente nos ignoraran y siguieran su vida normal? ¿Si para ellos fuéramos tan insignificantes y poco trascendentes como para nosotros es un hormiguero en alguna sabana africana? La mayoría de los cienciaficcioñeros estamos convencidos que el universo rebosa de vida. Si alguna civilización es lo suficientemente adelantada, muy posiblemente ya hayan hecho contacto con otras civilizaciones muy adelantadas que dominen, por lo menos, su sistema estelar y tengan colonias fuera de su planeta madre. Comparados con ellos, ¿qué seríamos? No es de extrañar que pensaran que el sistema solar estaba deshabitado.

La trama es sencilla: en el año 2130 se detecta un objeto en ruta al sol en trayectoria hiperbólica un poco más allá de la órbita de Júpiter. La deteccción se hace gracias a la agencia llamada Vigilancia Espacial (Spaceguard, actualmente se le llama así al conjunto de esfuerzos internacionales por vigilar el espacio y prevenir desastres, la agencia dependiente de la NASA que hace esto se llama NEO [Near-Earth Objects], aunque existe un portal llamado Spaceguard dependiente de la ESA [European Space Agency]); la agencia se establece después de un desastre por impacto de asteroide en el norte de Italia que destruye las ciudades de Verona, Padua y Venecia. Por la forma de la órbita del objeto y su velocidad, se sabe que es un objeto que viene de fuera del sistema solar. Por la relevancia astronómica del objeto, se le asigna su propio nombre, "Rama" (el séptimo avatar o manifestación del dios hindú Vishnú ). Se envía una sonda no tripulada llamada Sita (nombre del personaje central femenino de la epopeya hindú "Ramayana")  para que tome fotos cuando pasara junto a Rama y descubre que es un cilindro regular, tan simétrico que es seguro que había sido hecho artificialmente, de color gris  apagado, pardusco (a diferencia del negro mate que se muestra en todas las ilustraciones) con una mancha de un kilómetro de ancho, como si algo se hubiera estrellado ahí, pero sin la menor afectación a la estructura ni a la órbita.
Ya confirmado su origen extraterrestre, se le dió la orden a una de las naves de Vigilancia Espacial (el Endavour) que estaban señalizando asteroides para que fuera al encuentro con Rama y lo explorara, cosa que logró hacer cuando el cilíndro ya había pasado la órbita de Venus.

Portada de una de las ediciones en español, ediciones Ultramar, colección Ciencia Ficción de bolsillo, 1988.

A partir de este punto, la narración se centra en describir a Rama y sus extrañas características, lo que ven los astronautas, el uso que imaginan para cada estructura y el nombre que le dan. Está de más describir o resumir  las descripciones de Rama que hace Clarke; vale más la pena mencionar que usa un enfoque exacto, matemático para describir el cilindro y lo que hay ahí. Lo realmente destacable es el manejo descriptivo de la novela: fiel a su estilo, Clarke sigue un estilo descriptivo, especulativo, científico, exacto, sin detenerse en tratar de darles personalidad a los personajes y hacer que tengan una historia pasada y una sicología que explique sus acciones; simplementa los pinta como seres simples que hacen lo que deben hacer y ya. Son astronautas y son humanos por eso pueden reaccionar favorablemente ante escenarios inesperados o tomar descisiones inesperadas o llevar a cabo acciones dependientes del entorno. Otro apecto fiel al estilo de Clarke: en su novela ni siquiera se hace el intento de desarrollar una historia o de esquematizar una anécdota: simplemente se narra el descubrimiento de una nave extraterrestre, se envía a un equipo de astronautas a explorar, encuentran y describen muchos objetos y situaciones extrañas y desconocidas, cuando se acercan al sol, toman sus cosas y se van, Rama sigue su camino pasando a través del sol (protegido por una especie de campo de fuerza) y se aleja del sistema solar. Es todo. No  hay conflicto. No hay buenos ni malos. No hay héroes ni villanos, ni historias de amor, ni recuerdos, ni deseos, ni extraterrestres, ni nada. Tan sólo la descripción de la maravilla ante un mundo desconocido. Mientras hacía la investigación en el web para este post, me encontré una descripción que -a mi modo de ver- se ajusta perfectamente a la novela de Clarke: "describe el sentido de maravilla que debieron sentir los arqueólogos al abrir las primeras tumbas de los faraones egipcios".

El infierno hollywoodense por todos tan temido. Dentro  del bajo mundo cienciaficcioñero ya es bien conocido el hecho de que Morgan Freeman tiene los derechos de filmación de la pelícla y está empecinado en llevarla a cabo..., desde hace 14 años. Los infiernos de producción no son raros en Hollywood (hay que recordar que "Contacto" estuvo en animación suspendida durante más de 15 años). Se han rumorado muchas cosas (como lo mencioné en "Nuestras películas pendientes"); uno de los chismes más recientes decía que ya se había contratado a David Fincher había sido contratado como director, pero abandonó el proyecto diciendo que la película nunca se iba a hacer, a lo que Morgan Freeman dijo que sí se va a hacer, pero no dijo cuando.
En uno de los sitios de seguimiento a la película "Rendezvous with Rama" me encontré una opinión acerca de cómo hacer la película a partir del argumento: el problema princpal del argumento es que no tiene argumento; esto es: no hay personajes ni trama. Tal como mencioné antes, los personajes son planos como hoja de papel: simplemente hacen lo que se suponen que deben hacer; dicen los comentarios que deben decir, piensan lo que deben pensar; no muestran emociones, ni opiniones, ni miedos ni alegrías; como si no tuvieran pasado y su futuro fuera solamente acabar la misión de la mejor forma posible y regresar a su nave para regresar a la Tierra. En cuanto a la trama..., pues no hay trama que contar.
Si se quiere hacer una película a partir de estos elementos es casi seguro tener un fracaso monumental.
Pero hay varias maneras de obtener una película de la novela (voy a mencionar dos, un método bastante estándar y desagradable, pero exitoso y un método más decente, pero difícil y arriesgado):
Usar todo el arsenal de mitos y mitotes hollywoodenses. Uno de los mitos principales es el antagonismo ciencia - religión. Se supone que si uno es científico debe ser antirreligioso, incluso los —digámoslo cortesmente— menos informados piensan que el laicismo que tanto pregona la ciencia es antirreligioso (el laicismo es una ceracterística legal, de las leyes, no científico, y no es antirreligioso, propone la libertad y respeto de creencias sin favorecer ni censurar alguna). Clarke menciona la profunda religiosidad de uno de sus personajes, pero en ningún momento eso interfiere en su trabajo como astronauta. Según hollywood, es fácil que este personaje se vuelva un fanático y cause conflicto con la misión; los que hayan vivido y/o experimentado una atmósfera o ambiente científico real sabrán que no hay conflicto. Ciencia y religión conviven pacíficamente, tal como lo muestra la película "Contacto" y el personaje Palmer Joss (Matthew McConaughey), de formación religiosa y a favor del progreso y los avances científicos (los fanáticos como Joseph [Jake Busey] son el problema, sean religiosos o no).

Imagen CGI dedicada a "Cita con Rama". El sitio de Lightfarm tiene una página dedicada a la realización de esta imagen.

Otro punto que toca la novela y que serviría muy bien como cimiento a los mitos hollywoodenses es la paranoia y xenofobia de los políticos humanos. Según la novela, cuando Rama es alcanzada y abordada, ya se encuentra dentro de la órbita de Mercurio, planeta ya colonizado y motor industrial del sistema solar del S. XXII, sin embargo, los mercurianos, aunque ingeniosos y trabajadores, son basante hoscos y paranoicos, y consideran a Rama como  una amenaza y aconsejan prepararse militarmente. Los guionistas —joligudenses, claro— podrían aprovechar esto y crear un grupo de políticos paranicos, ineptos y malosos (idea más que popular, en todo mundo los políticos son odiados) que están en contra de nuestros héroes—astronáutas que solamente quieren conocimiento para la humanidad. Es una idea estúpida y de mal gusto, pero muy eficaz, universal e independiente de cualquier bagaje cultural.

La otra perspectiva,  difícil y arriesgada, y que solamente ha sido llevada a cabo por cineastas muy creativos e ingeniosos, es hacer un documental. Dado que "Rendezvous with Rama" es una obra de ficción, la película sería un falso documental (donde destacan mucho las obras de Woody Allen).
Esto implicaría romper la secuencia narrativa de la novela (ustedes saben, cuando el autor narra una cosa y luego la continuación y luego lo que sigue) y concentrarse en los conceptos e ideas de los descubrimientos de Rama. La ventaja es que se aprovechan todos los recursos de la narrativa de Clarke: no se necesitan personajes con características sicológicas, con pasado, relaciones, amistades, recuerdos..., no se necesita una trama que atrape al expectador, simplemente se necesitan misterios, cosas y sucesos que describir, uno tras otro... (el director podría hasta jugar con la secuencia de hechos y hacerlo todo más interesante).


Y de esta forma se podría mostrar la intención principal del relato: "describir el sentido de maravilla que debieron sentir los arqueólogos al abrir las primeras tumbas de los faraones egipcios".

Para acabar el post me gustaría mostrar esta ilustración que me encontré:
Una de las características de Rama es que está poblado por seres que al parecer son robots pero con comportamiento orgánico (algunos tienen aspecto de insecto y otros de peces), a los que se les llaman "biots", no son agresivos ni peligrosos, pero los "genios" de joligud podrían hacer hasta que se les meta el diablo para hacer interesante la pelicula.


Biot inge y los ramanes malditos.
Meshiko-Tenochtitlan  24.08.2014
-------------   TRASMISIÓN  INTERRUMPIDA   -------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print