AZ PowerGirl Cara Nicole

Por Israel Laureano

Bueno, por lo menos me acordé del 8o año de las Rubias Con Las Tetas Gordas.



Ella es Cara Nicole, su nombre artístico es AZ PowerGirl.


En estos días el cosplay está de moda, y hay muchas modelos que lucen su cuerpazo a través de los disfraces de personajes de cómic, cine, televisión y todo lo que suene a geek.




Aunque parezca fácil y tranqulo, hacerla de cosplayer en las convenciones debe ser cansado y molesto, supongo que por eso en esta foto sale con cara de pocos amigos.


























Cara Nicole como Black Cat, uno de los personajes del universo Spiderman de Marvel.

Cara Nicole como Black Widow, personaje antihéroe parte del universo Marvel, sin afiliación de personaje secundario de otro héroe. Su aparición más popular ha sido en Avengers. En película fua interpretado por Scarlett Johansson.

Aquí como una sexy-Sith del lado oscuro de la fuerza (Star Wars).



Cosplay de Elektra (personaje secundario de Daredevil de la Marvel que se hizo popular y generó un spin-off).


Cara Nicole como Ms Marvel. Aunque el principio fue una especia de contrapartida al Cptn Marvel, adquirió suficiente popularidad para ser parte de los New Avengers.


Cosplay de Phoenix, parte de los X men.


Cara Nicole como Psylocke, también parte de los X men.


Cospaly genérico de un tripulante del Enterprise del universo Star Trek original (TOS  - The Original Series).


Cosplay clásico de la Mujer Maravilla.


Con la tambien cospalyer Leenna Vamp como Freddy (Nightmare in Elm Street) y Cara Nicole como Jason (Halloween). 

Como Domino, también parte del equipo X Men.



Y ya para cerrar, Cara Nicole Trujillo hizo su solicitud en la casa de representantes de su estado (Arizona) para postularse en las elecciones de 2016. ¡Suerte con esa!


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

¡En la matrix!

Por Israel Laureano


Surfeando la red, me encontré esta pequeña reflexión que me pareció tan inútil como interesante:

















Matrix (la película de 1999): ¿Por qué no las máquinas de la Matrix simplemente usaban vacas en vez de humanos como su fuente de energía?
Todos sabemos que las películas de CF tienen la limitante de tener que buscar el mínimo común intelectual, es decir, dejar huecos en la trama en aras de hacer el argumento simple y alcanzar una mayor base de audiencia, y desgraciadamente Matrix no escapó de este destino. Se rumora que los hermanos Wachowski desarrollaron originalmente una trama más compleja, pero los directivos de los estudios de producción desarrollaron este hoyo en el argumento para simplificarlo y justificar la rebelión humana y terminar haciendo una película de acción “buenos vs malos”.

En la red me encontré una pregunta bastante simple y muy interesante: ¿Por qué sencillamente las máquinas sentientes en la Matrix no usaban vacas en vez de humanos como su fuente de energía? Algunas reflexiones: Realmente la gente son una fuente de potencia de baja calidad: Costaría más mantenernos vivos, saludables y con suficiente capacidad física de lo que posiblemente obtendrían, incluso si fuéramos miles de millones.
Recuerden que cada persona que "escapaba" de la Matrix era efectivamente capaz de moverse, caminar, pensar a pesar del hecho de que sus cuerpos nunca se habían movido durante toda su vida. (Hay que recordar que cada humano “recuperado” tenía que pasar por un breve período de entrenamiento de adaptación a la vida real). Usar humanos como fuente de poder solamente tiene sentido si no se tiene un entendimiento decente de física, química y sicología humana.
Otro punto de vista: las máquinas no están usando a los humanos como fuente de energía. Esta es una mentira que los humanos se dicen a sí mismos para justificar la lucha contra las máquinas. Las máquinas mantienen a los humanos en un medio ambiente de realidad virtual para su propia protección. Las máquinas están diseñadas para servir a la humanidad. Su Directiva Primaria es hacer que la humanidad esté cómoda. Sin embargo, los humanos han desarrollado un miedo irracional hacia las máquinas, y han empezado una guerra contra ellas. Durante la guerra, los humanos destruyen el ecosistema de la Tierra cubriéndola de nubes negras que bloqueaban el sol. Las máquinas se dieron cuenta que los humanos eran el mayor peligro para la humanidad y trabajaron en una solución para los problemas de la humanidad. Las máquinas se dieron cuenta que el problema es el Libre Albedrío. Los humanos que poseen Libre Albedrío eventualmente se destruyen a sí mismos. Por tanto, la única forma de proteger a la humanidad fue negándoles el Libre Albedrío. Sin embargo, los humanos necesitan el libre albedrío para ser felices. Necesitan saber que tienen control de su destino, por tanto, las máquinas crearon un entorno virtual para los humanos que les daba la ilusión de libre albedrío sin



que realmente tuvieran libre albedrío. Esto los mantiene felices (por lo menos a la mayoría). Los humanos no son usados como baterías. Su cuerpo es puesto en cápsulas mientas su mente vive en la Matrix.
Por eso, la cuestión es ¿Por qué Morpheus le dijo a Neo que las máquinas estaban usando a los humanos como baterías? La razón principal por la que dijo esto es que la Matrix tiene un defecto. No es perfecta. Siempre ha habido humanos insatisfechos con la Matrix. Pueden sentir que algo anda
mal. El Arquitecto diseñó la primera versión de la Matrix para que fuera un paraíso perfecto. En efecto, era demasiado perfecta, y a muchos humanos no les gustaba, y se perdieron cosechas enteras. Este defecto en la Matrix era debido a que el Arquitecto es demasiado lógico. No tiene la capacidad de entender a los humanos quienes funcionan a base de emociones e intuición. Por tanto, lo que hizo el Arquitecto fue diseñar programas intuitivos. La Pitonisa (Oracle) es uno de ellos. La Pitonisa le dio una solución bastante precisa: crear 2 Matrices. El núcleo del problema con los humanos es que los humanos son escépticos. Digamos que vas a una agencia de autos, y el primer vendedor que ves te dice voy a darle la mejor ganga posible. ¿Tú le creerías? Hay personas que sí. Hay personas que no. Hay personas que lo ven todo a su alrededor con mirada crítica. Hay humanos que tienen un sentido intuitivo de que ya se les ha quitado un velo de su vista. Así que, ¿qué hace la gerencia de la distribuidora de autos al darse cuenta que el comprador es escéptico? Enviar a un segundo vendedor. El segundo vendedor dice Ese tipo es un idiota. No sé por qué no lo corren. Yo les voy a ofrecer una buena oferta. Así que, ¿qué es lo que hace la mayoría de la gente? Casi todos sienten que han "ganado" y dejan de ser escépticos, ¿cierto? Sicología humana básica. Morpheus es el segundo vendedor, y Zion es lo que vende. Busca a todos los escépticos en la Matrix que tienen la sensación intuitiva de que la Matrix no es real. Los encuentra. Les dice Sí, lo que pensaste es correcto. El mundo es un ambiente simulado llamado La Matrix. La Matrix es una estupidez. Te está usando por tu energía. Yo voy a llevarte al mundo real. Te lleva a Zion, que en sí mismo es otra Matrix. Terminas en la segunda Matrix. Empero, después de haber “escapado" de la primera Matrix, dejas de ser escéptico. Y si llegaras a sentir la sensación de que Zion es una segunda Matrix, descartarías la sensación porque, hey, quizá el mundo real es realmente de esta manera.
El Zion real es una ilusion. El que las máquinas estén usando humanos como fuente de energía también es una ilusión.

Todavía otra pespectiva: en el episodio 4 de la 2a temporada de Star Trek: Enterprise ("Parada mortal" - "Dead Stop"), la Entrprise llega a una estación espacial totalmente deshabitada, pero está gobernada por una inteligencia artificial increíblemente avanzada y sofisticada capaz de adaptarse a los requerimientos ambientales de cada especie visitante. Hace una sencilla transacción comercial y la Enterprise se va. Pero descubren que la estación ha tratado de suplantar a uno de los tripulantes, así que regresan y, en su misión de rescate, encuentran que la IA está formada por muchos seres biológicos inconscientes pero con sus cerebros interconectados.


Quizá la Matrix tiene los mismos requerimientos: a lo mejor eso de usar energía de los humanos es un engaño, pero usaban la mente huama como fuerza de procesamiento para formar su mundo simulado.



Humano inge y los vaqueros malditos.
Meshiko-Tenochtitlan  04.06.16
------------------------------    FIN DE TRASMISIÓN   ---------------------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Leído: Cuentos para Algernon. Año III. Antologador y traductor: Marcheto, 2015.

Por Israel Laureano









Como todas las antologías, la calidad de los cuentos es bastante dispareja, aunque la mayor parte de los autores son ya bastante conocidos, populares y experimentados. Obviamente la importancia y clasificación de cada relato depende del punto de vista de cada uno.

Formado por los cuentos:










* ”La fijación” (The Fixation) de Alastair Raynolds.


Un cuento algo disperso que está basado en una idea interesante: la transmisión de información entre universos. El inicio está muy bien planteado, plantea las ideas base, artefactos, personajes y empieza a delinear el conflicto. Y de repente, de camino al clímax de la trama, empiezan a suceder hechos extraños, la realidad empieza a perder consistencia. Más y más…, y en eso llega el fin del relato. Supongo que la intención original del autor es que relacionemos estos hechos con el intercambio de información que se está efectuando en otro universo…, algo así. Un poco confuso el cuento; ojalá 
otros lectores tengan más suerte que yo y no se queden rascándose la cabeza.

* “El hornillo eslovo” (The Slovo Stove) de Avram Davidson.



Relato de un humor extraño y sutil basado en las diferentes facetas de los inmigrantes tratando de asimilarse a otra cultura. En este caso la subtrama del hornillo eslovo es la muestra de una de las facetas más curiosas y naturales de los seres humanos: lo que para algunos es totalmente novedoso, sorprendente y base de lo que podría ser una revolución tecnológica, para otros es un embarazoso lastre de una época y una cultura atrasada y pobre y que deben olvidar tan pronto como sea posible en favor de la tecnología de la cultura a la cual se están asimilando.
El hornillo eslovo es una especie de estufa primitiva (brasero, le llamaríamos en México) que en vez de quemar combustible o usar electricidad para producir calor, usa un par de planchas de materiales no identificados que al colocarse próximas una a otra producen calor pero sin calentar al hornillo mismo. El estadounidense que atestigua este fenómeno queda tan sorprendido que se queda con la boca abierta tratando de adivinar el principio físico en que se basa el funcionamiento del hornillo, pero para los inmigrantes eslovos es un aparatejo común, vulgar y muestra de un pasado ignorante y empobrecido, por eso casi nadie quiere hablar de ello y mucho menos reconoce saber cómo funciona.
Esto en medio de un mar de situaciones y anécdotas que rayan entre lo ridículo y lo grotesco, bastante bien escrito.
Cuento que cumple cabalmente su cometido: es interesante, entretenido; no arranca carcajadas, pero sí hace sonreír, y al final deja un buen sabor de boca.

* “Aciago encuentro en Ulthar” (Ill met in Ulthar) de Tim Pratt.

Un punto de vista bastante diferente en los relatos de fantasía. Marla Mason es una hechicera contemporánea, descarada, cínica y segura de sí misma. Muy alejada del arquetipo tradicional de hechicera seductora y malvada, llena de amenazantes hechizos y brujerías.
En un mundo donde la magia y los seres mágicos ya son cotidianos, hay un hospital mental donde está encerrado un autor de novelas pulp de hechicería y espadas. El problema de este autor es que mentalmente quedó encerrado en sus fantasías y ha perdido contacto con el mundo real. El conflicto presentado en el cuento es que la fantasía mental ya es tan fuerte que se está volviendo real: los monstruos inventados por el autor ya se empiezan a manifestar en la realidad, así que la directora del hospital llama a Marla Mason para que se introduzca en la mente del autor y lo convenza de que deje de lado sus fantasías y regrese al mundo real. Marla se introduce al escenario fantástico del autor de pulps y se enfrenta a actitudes machistas, arquetípicas, grandilocuentes y acartonadas con una actitud desenfadada y cínica dando lugar a diálogos verdaderamente desternillantes y deliciosos. Este punto de vista no es totalmente novedoso, puesto que Pratt ya ha utilizado al personaje de Mason en muchos otros relatos, pero es un tratamiento literario muy bienvenido.

* “Cthulhu explicado a la yaya” (Explaining Cthulhu to Grandma) de Alex Shvartsman.

Otra vez un punto de vista curiosamente divertido acerca de los mitos de Cthulhu. Estamos de nuevo en un mundo fantástico y lleno de magia, aunque la tienda donde sucede la historia es dolorosamente mercantilista y dirigida por la abuela (la traducción al español está llena de españolismos como el uso del término “yaya” en vez de “Abuela” como en el título original, pero esos son detalles menores).
La encargada de una casa de empeños recibe el empeño de una dimensión de bolsillo (un objeto parecido a un prisma que contiene toda una realidad) en este caso, la dimensión contiene a Cthulhu, pero la abuela piensa que es un objeto insignificante y de poco valor y que va a ser muy difícil recuperar el dinero empeñado.
Sin embargo, de un día para otro empiezan a aparecer posibles compradores: el líder de un culto a Cthulhu y los antiguos (el culto a los Profundos), unos extraterrestres de un universo paralelo, un caballero de la orden de San Jorge que se encargan de matar dragones y un burócrata gubernamental del departamento de Prevención de Desastres que quieren comprar a Cthulhu para matarlo antes de que pueda despertar y destruir al mundo. La encargada de la casa de empeños usa todo su ingenio para no darles a Cthulhu, que no lo maten, venderlo y aún así quedarse con él y resolver los problemas y anhelos de los compradores.
Muy fluido, hábil y con su carga de buen humor.

* “Tres vistas sobre la existencia de culebras en el torrente sanguíneo humano” (Three Hearings on the Existence of Snakes in the Human Bloodstream) de James Alan Gardner.

Hábilmente escrito, el cuento es una analogía acerca del desarrollo y evolución de nuestros prejuicios basados en interpretaciones erróneas y mitos que se van convirtiendo en nuestra realidad con el paso del tiempo.
En el cuento se nos muestra un mundo alterno, ligeramente diferente al mundo real, basado en un sistema teocrático donde la ciencia esta totalmente sojuzgada por la religión. Como todas las religiones, está basada en un texto sagrado lleno de consejos, parábolas y alegorías. La alegoría a la que alude la narración menciona a una mujer santa, María, que habla de la maldad y el rencor que lleva la humanidad en el corazón, su sangre y todo su cuerpo, y compara esa ponzoña moral con una legión de culebras en la sangre. Sin embargo, muchos teólogos y defensores de la fe consideran que lo de “culebras en la sangre” es algo literal, que realmente los humanos tenemos culebras en la sangre.
A lo largo de la narración presenciamos el juicio teológico de Anton Leeuwenhoek (el primer científico en ver la sangre al microscopio y confirmar que no tiene culebras) ante la autoridad del Papa Septo XXIV, la entrevista de Charles Darwin (que sostiene la idea de que la selección natural no hubiera favorecido el crecimiento de culebras en la sangre) con la reina Ana de Inglaterra y la “presentación” de Julia Grant, una hematóloga ante el comité ultraderechista del senador McCarthy en los EUA. Es a partir de esta última y aparentemente inútil presentación que la doctora Grant reflexiona que las “culebras en la sangre”, aparte de crear un cisma religioso, ha creado dos variedades de química sanguínea, al no haber ningún cruce entre los papistas (apoyan la creencia de culebras en la sangre) y redimidos (apoyan la evidencia científica) y favorecer así la evolución bioquímica de los tipos de sangre AC+ y AC- y cómo el simple desarrollo de un fármaco para evitar las incompatibilidades sanguíneas se considera una amenaza social para los conservadores y fanáticos.
Un pequeño recordatorio de que al igual que los fanáticos comunistas que defendían su “paraíso” socialista, existen fanáticos anti-comunistas que creen que toda amenaza viene de ellos.

* “Re: Re: Re: Re: Re: El microondas en la sala-comedor está haciéndole cosas raras al tejido espacio-tiempo” (Re: Re: Re: Re: Re: Microwave in the Break Room Doing Weird Things to Fabric of Space-Time) de Charles Yu.

Bueno, tenía que suceder, el género epistolar ha evolucionado para integrar comunicados por email; en este caso son una serie de emails enviados por el administrador (gestor es otro españolismo) de instalaciones de un edificio que va describiendo cómo el uso excesivo de un microondas a toda potencia desintegró un burrito y lo dejo hecho una forma desconocida de materia y cómo el abuso de los usuarios en este microondas degradada la materia al punto que desestabiliza la microestructura local de la realidad y provoca que se abra un agujero de no-realidad. A partir de esto todo empieza a empeorar: se deforma la topología del espacio-tiempo y se crea un agujero de gusano que, aparte de crear un atajo en el espacio, permite ser usado como túnel temporal para viajar al pasado y tratar de evitar que pase el accidente original: que alguien sobrecaliente el burrito.

* “Puente silencioso, cascada pálida” (Silent Bridge, Pale Cascade) de Benjanun Sriduangkaew.

Un estilo literario que hace mucho que no veía; totalmente análogo al ciberpink mexicano: abigarrado y barroco, lleno de maromas y retruécanos literarios, sospechosamente ocultando una trama simplona, rocambolesca o de plano inexistente.
La trama de este relato queda mejor descrita como rocambolesca, aunque, a decir verdad, no me quedó muy clara la trama (supongo que soy lo suficientemente tonto) oculta entre las descripciones casi churriguerescas.
Toda la trama se mueve alrededor de la general Lunha (que antes fue hombre) de Puente Silencioso que es asignada a la misión de neutralizar al líder de Tiansong, un planeta traidor. El líder se llama Xinjia de Cascada Pálida que en el pasado fue su esposa (¡trama telenovelera y sexual!, ¡órales!); todo el resto de la narración son descripciones abigarradas de la misión de Lunha, del universo futuro y de su encuentro con Xinjia.
Aunque a mí no me quedó claro el sentido o significado del cuento, es lo suficientemente bueno para ser leíble a aquellos a los que les gusta este estilo.

* “¡Menudas cosas que hace la gente!” (Is that what people do?) de Robert Sheckley.

Otra vez una extraña traducción al español del título, quizá la forma de la pregunta (¿Es eso lo que hace la gente?) no encajaba muy bien con el pensamiento español, y por eso Marcheto lo tradujo así, de cualquier forma el significado no cambia, aunque se pierde el sentido de ironía que presenta el cuento.
Otro cuento de humor fantástico y cienciaficcioñero: el protagonista, Eddie Quintero, compra unos binoculares de alto poder en una tienda de excedentes del ejército para poder espiar a sus vecinos; pero los prismáticos son un modelo experimental (y al parecer están rotos) y le muestran una realidad extraña y estrambótica cuando logra enfocar algún objetivo vecino: un hombre sentado con aspecto de indio que dispara con un rifle de juguete mientras una mujer gorda y cursi habla animadamente por teléfono, un combate de espadas con personajes de la corte francesa de la época de Luis XIV, un empresario haciendo la invocación a un genio o demonio en forma de mono, al final ve la imagen de un hombre flaco y barrigudo que está viendo a través de unos prismáticos y entonces es que se pregunta: ¿quién estaba mirando?, ¿quién era el verdadero observador?
Muy extraño, pero divertido.

* “La llave del gabinete de la noche” (The Cabinet of Night Unlocked) de Jeff Noon.

Un cuento más bien de una fantasía al estilo borgiano donde se menciona un pergamino misterioso escrito por un monje medieval, el hermano August Olmstaff y todas las investigaciones que se han hecho alrededor de este escrito. Hasta donde se sabe, este manuscrito contiene algunos cánticos y rezos religiosos y la descripción de una maniobra. Uno de los especialistas en este manuscrito, el profesor T.P. Lechner es retado en un obispo en un panel de discusión acerca de moralidad y destrucción masiva, así que ejecuta el ritual Olmstaff y muere pacíficamente mientras está sentado.
A partir de este evento, se describe una crónica de escritos alusivos, traducciones y comentarios, incluso se menciona el artículo médico de una dra. Elizabeth Cunningham donde menciona una explicación médica a la maniobra Olmstaff: la maniobra estimula una glándula situada en el bajo abdomen que libera una pequeña cantidad de veneno directamente al flujo sanguíneo que produce una muerte totalmente indolora.
Muchos defienden la maniobra Olmstaff como una forma de eutanasia totalmente voluntaria e indolora, una respuesta totalmente adecuada para los tiempos de amenaza de destrucción masiva (la acción del cuento sucede a mediados de los 70s del s. XX) pero otros lo atacan por su forma de fomentar la autodestrucción.
El cuento termina con el narrador, que ya ha aprendido bastante de la maniobra Olmstaff, la realiza finalmente.
Por cierto, el cuento se llama “La llave del gabinete de la noche” debido a que es el título de uno de los estudios académicos que se hicieron alrededor del escrito original.
A Borges le gustaba escribir acerca de libros y objetos imaginarios con fines fantásticos o que describían lugares o situaciones extraordinarias, al igual que este cuento y la descripción e imaginería del manuscrito Olmstaff.

* “Ulder” (Ulder) de Vajra Chandrasekera.



Si el cuento anterior tenía un estilo borgiano, éste deja un regusto dickiano: “Ulder” es una palabra misteriosa que tiende a afectar a las personas que la escuchan. La narración es muy corta para dejar las cosas en claro (otro de sus encantos): ¿el narrador ya conocía el significado? ¿Entonces por qué preguntó? ¿Lo que le dijo su pareja no es el significado?, hay algunas pistas que indican que el narrador y su pareja son hombres homosexuales en una relación ilícita en un mundo alternativo con un gobierno teocrático, totalitarista y autoritario.
La narración es demasiado breve para dejar en claro siquiera su trama, solamente deja el sentido de misterio e irrealidad de “Ulder”.

* “Las abejas” (The bees) de Dan Chaon.



Un cuento que va a caballo entre la ficción y el terror sicológico.
Un hombre con un pasado tormentoso (borracho, irresponsable, casado solamente porque había embarazado a su novia, mal padre y que, en un ataque de mal humor abandonó a su familia) empieza
a tener remordimientos por haberlos abandonado. El autor empieza a hacer un paralelismo entre los episodios de las pesadillas del hijo de la nueva familia del protagonista (algo bastante entendible y normal en un niño de cinco años, pero bastante desagradable y alarmante, sin embargo), al principio el protagonista se arrepiente mucho porque su situación actual es bastante buena: ya dejó de tomar, su nuevo matrimonio es muy estable, tiene un buen hijo…, que es cuando las pesadillas del niño empiezan a ser preocupantes, pero empeoran poco a poco (por cierto, el cuento se llama “Las abejas” porque el niño se queda con la extraña sensación pesadillesca de tener abejas dentro de su cráneo) al mismo tiempo que empeora la culpa y la preocupación del protagonista primero por su hijo, su esposa y después por su familia pasada; somos testigos de cómo esta culpa y preocupación se convierten en una verdadera tortura mientras la familia abandonada (aunque nunca aparece físicamente en el cuento) se convierten en verdaderos fantasmas que se llegan a materializar en la vida. Hasta que empieza a tener lapsus donde no recuerda nada, ¿qué hizo? ¿Se fue a emborrachar con su hijo abandonado al que supone adolescente? ¿Solamente se quedó dormido y soñó con sus ansiedades y miedos?
Y un día se incendia su casa, ¿lo hizo él en uno de sus lapsus? ¿Los fantasmas se materializaron porque querían hacerle daño y destruir su felicidad? Lo único que sabe es que no es un sueño cuando es rescatado por los paramédicos y a su lado ve los cuerpos renegridos y chamuscados de la que fue su esposa y su hijo.

* “Aquí andamos, cayendo en las sombras” (Here We Are, Falling Through Shadows) de Jason Sanford.

Otro cuento que raya el horror, solamente que esta vez su intersección con la ciencia ficción provoca una serie de reflexiones dickianas acerca de lo que significa ser humano y si realmente nos gustaría acceder a una “mejor” realidad.
Los alienígenas han llegado a la Tierra, esta vez son sombras que acechan por todas partes. Evitan la luz brillante y no entran a los domicilios de la gente, pero los persiguen, y cuando los atrapan los envuelven en sombras y los “absorben”, los asimilan de alguna forma, pero nadie sabe si se los comen, los envían a algún lugar, los transforman o qué pasa. A falta de un mejor nombre, llaman “desgarradores” a los alienígenas.
El relato está centrado en un bombero que relata cómo, aparte de luchar contra incendios, también tiene que lidiar con los desgarradores que acechan en las sombras producidas por las llamas del fuego incontrolado. Su esposa fue secuestrada (o transformada o comida) por un desgarrador y desde entonces su hija Sammy desarrolla una perversa relación con un desgarrador hablando con él (o ello). Aunque su familia (su padre el bombero y su abuela) piensan que es una relación peligrosa y que el desgarrador tan sólo la quiere engañar para que sea ella la que salte dentro de él (o ello), Sammy está segura que el desgarrador que habla con ella es su madre. Eventualmente el bombero se enfrenta al desgarrador y se entera de que efectivamente es Carie, su esposa, o más bien la consciencia o alma o esencia de la que fue su esposa. Poco después, su hija Sammy salta dentro del desgarrador. Unos días después, el bombero se encuentra al desgarrador con la consciencia de su esposa y se da cuenta que también tiene la consciencia de su hija; el desgarrador se comunica con él principalmente a través de sensaciones, pero el bombero se entera perfectamente lo que son: no “devoran” a los seres humanos y sus consciencias, más bien concentran, fusionan y entrelazan sus consciencias. Los seres humanos dejan su cuerpo y dejan de ser seres individuales, aunque cada uno mantiene su identidad. Para Carie, la esposa y Sammy, la hija, es la evolución hacia un estado superior y lo consideran algo muy positivo y deseable. Sin embargo, el padre, el bombero, tiene una perspectiva diferente: los humanos que han sido “absorbidos” por un desgarrador y se convierten en consciencias incorpóreas también han renunciado a su humanidad, a lo que significa ser un humano, con sus limitaciones y necesidad de ingenio para trascender. Convertirse en una consciencia incorpórea e inmortal, capaz de viajar a donde sea sin necesidad de mantener un ambiente físico fijo es realmente deseable, pero, ¿realmente vale la pena dejar de ser humanos para convertirse en sombras incorpóreas? Y lo peor es que los desgarradores “absorben” a la gente sin preguntarles, casi secuestrándola. Y rechaza ser “absorbido” con el argumento de que prefiere seguir siendo humano, vivir y morir como humano, con nuestros defectos y limitaciones, pero con todas nuestras posibilidades de desarrollo, de felicidad, de satisfacción.
Y a partir de este encuentro, los desgarradores se retiran de la Tierra, el cuento cierra con algunas reflexiones del bombero, acerca de la desaparición de su esposa y su hija y acerca de la vida como humanos.

Literariamente bien llevado, bien desarrollado y con algunas reflexiones interesantes. Bastante recomendable.

* “El emporio de las maravillas de Alastair Baffle” (Alastair's Baffle Emporium of Wonders) de Mike Resnick.

Un cuento divertido, ligero y lleno de fantasía. Cabe destacar que el título es de difícil traducción, aunque una traducción más literal sería “El desconcertante Emporio de las Maravillas de Alastair”, creo que la traducción que hace Marcheto es bastante correcta.
Un par de ancianos, Maury Gold y Nate Silver han sido amigos durante más de setenta años; comparten una habitación en un asilo de ancianos; además de todo un mar de recuerdos, nostalgia y sentimientos, han compartido vivencias divertidas y sorprendentes: la más sorprendente fue el “Emporio de las Maravillas” del sr. Alastair Baffle. Era una tienda de magia a la que acudían cuando niños; habían muchos trucos de magia que les mostraba con gusto, pero aparte de eso, habían algunos aparatos y eventos que parecían magia real. Un día los ancianos deciden hacer una excursión citadina para buscar el "Emporio de las Maravillas” y averiguar si el sr. Alastair todavía vive. Después de un ajetreado viaje en taxi, lo encuentran. Igual que cuando eran niños quedan maravillados e intrigados aunque ahora es debido a que el “Emporio...” sigue siendo atendido por el sr. Alastair Baffle que conserva el mismo aspecto después de más de 70 años. Después de la demostración de magia, Alastair y los ancianos se despiden pensando que será la última vez que se puedan ver. El sr. Alastair se despide estrechándoles la mano, cuando toca la mano del anciano Maury Gold, la artritis de éste desaparece (exacto, como por acto de magia). A partir de este hecho, el sr. Gold empieza a visitar al “Emporio...” cada par de días. Silver lo acompaña al principio, un par de veces; cada vez que Maury Gold visita la tienda, regresa curado de alguna enfermedad o algún achaque, hasta que un par de meses después, simplemente desaparece. Aunque el asilo de ancianos avisa a la policía de la repentina desaparición, no encuentran ni una pista de Gold, aunque Nate Silver está seguro que está en el “Emporio de las Maravillas”, pero no se molesta en buscarlo. Después de unos meses de ya no saber de ellos, el sr. Silver va al cine (posiblemente a morir, piensa), pero encuentra al “Emporio de las Maravillas”, atendido por Alastair Baffle y un niño; solamente le toma un par de minutos reconocerlo como Maury Gold, igual a como estaba al momento de conocerlo, más de setenta años atrás. Gold le dice que ha rejuvenecido gracias a los tratamientos de Alastair, y que él puede tener los mismos tratamientos, rejuvenecer y trabajar en el “Emporio de las Maravillas”. Aquí es donde Nate Silver expone puntos de vista acerca de que ser así, básicamente inmortal, es como dejar de ser humano, dejar el curso natural de la vida. Así que al final del cuento, Alastair Baffle y Maury Gold continúan su vida en el “Emporio de las Maravillas” mientras Nate Silver regresa al asilo a terminar su ciclo de vida.
Igual que en el cuento anterior, se nos plantea —de una forma más ligera— lo que significa ser humano y considerar seguir nuestros ciclos de vida ante una opción…, si no mejor, por lo menos más deseable (a quién no le gustaría ser joven eternamente).

* “Un mensaje sobre los mensajes” (ensayo) [A Message About Messages] de Ursula K. Le Guin.


Breve ensayo de la Le Guin donde defiende el punto de vista artístico y de libertad creativa contra el marketing o “lo que quieren los chavos” o “las necesidades del mercado”. El corazón del ensayo residen en que “el mercado” o “muchos lectores” quieren que las historias contengan un “mensaje”. Ante esta opinión, Le Guin explica que lo que hacen los escritores es contar historias, no poner mensaje tras mensaje y camufleajearlo con machincuepas literarias. Ursula K. Le Guin hace la muy pertinente y lógica observación de que si un escritor quiere decir algo, simplemente lo dice, hablando de los escritores de ficción, ¿para que inventar escenarios, personajes, situaciones, tramas, etc.? Si se quiere trasmitir un mensaje, ¿no sería más fácil escribir el mensaje en sí? La ficción sí encierra siempre un sentido, un significado. Por ejemplo, un guerrero o aventurero que pelea contra criaturas mitológicas en pos de alguna misión, búsqueda o rescate, significa que vale la pena luchar por lo que queremos o por lo que tiene un significado para nosotros o la sociedad. En la novela “El Marciano”, el astronauta abandonado logra sobrevivir gracias a sus conocimientos científicos; el significado es obvio: saber cosas te ayuda, puede incluso salvarte la vida.

La ficción no es verborrea decorativa que oculta una idea racional, un mensaje que a fin de cuentas es su realidad esencial.


Cuenteado inge y los traducidos malditos.
Meshiko Tenochtitlan   15.03.16
---------------------------------   FIN DE TRASMISIÓN   -------------------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Leído: Mitos y leyendas II. Muy Interesante, 2015.

Por Israel Laureano



Segundo volumen recopilatorio de los artículos sobre mitos y leyendas aparecidos en la revista “Muy Interesante”. Centauros, cíclopes, gorgonas, tótems, Tezcatlipoca, Tlaloc, aluxes, Ameratsu, onis, Nian, Rama, íncubos, súcubos, el rey Arturo, faunos, aquelarres; nuestra carga imaginativa y fantástica a través del tiempo y del espacio






Mítico inge y los legendarios malditos.
Meshiko Tenochtitlan  25.12.15
------------------   FIN DE COMUNICADO   --------------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Leído: “Saga de Swamp Thing vol. 2” de Alan Moore, Stephen Bisette, John Totleben; Vértigo México/Editorial Televisa, 2015.

Por Israel Laureano

Otra vez un trabajo impresionante de Moore. Por cierto, como es publicado por editorial Televisa en México, lo compré con un poco de aprehensión dada la mala fama de sus traducciones y redacción, y sí, tiene 2 o 3 nimios e intrascendentes, pero el trabajo de traducción que hicieron en la historia de Pog es realmente impresionante. Aunque sea solamente con este número, pero realmente justificaron su trabajo.Swamp Thing fue la primera franquicia americana que le asignaron a Moore: fue la punta de lanza de la oleada inglesa, una bocanada de aire fresco a las anquilosadas fórmulas del cómic estadounidense.Nuevamente hace un trabajo magistral con los personajes: los hace hablar y actuar de acuerdo a sus circunstancias y modo de pensar, sin acartonamientos ni arquetipos. Lo más asmbroso es su soltura y expresión gráfica (muy buen trabajo de Bisette en el lápiz y Totleben en la pluma) para el manejo de conceptos fantásticos del mundo de Swamp Thing, incluidos el amor y el infierno.


Pantanoso inge y los thingados malditos.
Meshiko Tenochtitlan  23.12.15
-------------   FIN DE TRASMISIÓN   -------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Explicando la ciencia ficción

Por Israel Laureano







En el programa de radio "El Explicador" de divulgación científica del pasado 4 de septiembre de 2015,  se expusó un punto de vista acerca del valor de la CF.
Es muy interesante conocer la perspectiva de un outsider, de alguien que no es cienciaficcioñero, así que transcribí esta exposición (por cierto, el programa acaba de ser cancelado de la estación de radio que lo transmitía, pero "El Explicador" sigue produciéndose como podcast en su sitio www.elexplicador.net y en iVoox.
Aquí la transcripción:









La opinión mainstream es que la ciencia ficción es medio ridícula y absurda; muchas veces de tan ridícula es intrascendente, que es mejor dedicarle nuestro tiempo de lectura a la buena literatura clásica. Lo primero que se debe tener en cuenta que el leer ciencia ficción no implica ya no leer obras clásicas o de otro género: leer CF no implica sustituir las obras que leemos.

Leer buena literatura de cualquier género es siempre algo muy enriquecedor. Para comenzar da una perspectiva diferente para enfrentar las dificultades de la vida, el saber ponerle palabras al desencanto, el dolor y la alegría hacen que la vida sepa mejor y la literatura ayuda a eso; sea de la época que sea.

La literatura de CF, a primera vista, sí parece ridiculona; en muchas obras se describen hechos que son materialmente imposibles: cruces entre especies extraterrestres y humanas, habitantes en las superficies de estrellas y estrellas de neutrones…, pero la CF tiene algunas características, algunas virtudes que no se encuentran en la literatura clásica: la CF generalmente mira hacia el futuro, hacia lo desconocido, más allá de la frontera de nuestra experiencia diaria, e inevitablemente esta visión está distorsionada. Cada vez que hemos tratado de mirar más allá de nuestra realidad, por ejemplo, cuando escribimos mitología, siempre acabamos inventando seres fabulosos: dragones, serpientes emplumadas…, depende de la mitología que se trate; cada vez que tratamos de mirar más allá de los límites de lo que nos es familiar acabamos inventando cosas raras, es algo natural. La CF moderna se basa en lo que sabemos de la naturaleza del universo para proyectarlo hacia una realidad extraordinaria. En las décadas más recientes el signo de la sociedad humana ha sido el de progresar hacia lo extraordinario; hay que tratar de observar al mundo moderno con la mirada de nuestros abuelos: aviación comercial, computadoras, telefonía celular; tan sólo hay que tomar en cuenta que hace apenas cincuenta años las computadoras más poderosas eran del tamaño de un refrigerador, los smartphones actuales son computadoras miles de veces más poderosas y miles de veces más pequeños y portátiles. El signo de la sociedad ha sido un progreso continuo, un avance de lo cotidiano hacia lo inesperado, lo sorprendente, lo espectacular. Dentro de poco vamos a manipular nuestros propios genes y con eso entre otras cosas vamos a empezar a manipular nuestras emociones, a escoger los sentimientos que queremos tener; eso es algo inimaginable para una persona que vivió en la década de lo 70s, 80s o 90s del siglo pasado.

La CF, efectivamente, tiene algo de grotesco, de ridículo, inevitablemente, al igual que lo tiene Quetzalcoatl, pero tiene las mismas virtudes que la mitología del pasado. Nos ayuda a ver más allá del límite de nuestra vida diaria, nos ayuda a soñar con un mundo diferente.

A lo largo de nuestra vida nuestro progreso personal como individuos, tanto el material como el espiritual, depende de en donde tenemos nuestras metas, hacia dónde están puestos nuestros ojos; el aprender a ver lejos y a tirarle a las estrellas, siempre lo hemos considerado una virtud, es la virtud del Quijote.
El tamaño de nuestros sueños y su calidad determina en muchos aspectos qué tan felices somos, las cosas en las que tenemos puesta la mirada y además es lo que determina nuestra trayectoria en la vida. Nadie puede predecir lo que nos va a pasar en el futuro –eso ya lo sabemos todos muy bien–, pero es cierto que, hasta cierto punto, somos capaces de controlar algunos aspectos de nuestro futuro. Lo que pasa en nuestras vidas –en buena medida, no al 100%, por supuesto- depende de lo que nosotros queremos. En la medida en la que podamos poder nuestra mirada en un futuro mejor, es más probable que logremos participar en la construcción de un futuro así, y esa es una de las virtudes de la buena ciencia ficción: nos ayuda a delinear un futuro distante, extraño y maravilloso; y paso a paso nuestro caminar en la vida toma esa dirección; como mencionaba, es la virtud del Quijote: el apuntar lo más alto posible, aunque no se llegue. Si una generación tras otra sigue nuestro camino, tienen su mirada intelectual puesta en un futuro mejor, al cabo de un tiempo el presente se hace mejor. De hecho, nuestro presente, con todos los problemas que tiene, es mucho mejor que la vida cotidiana que se tenía en todo el mundo durante el renacimiento; en la actualidad, en retrospectiva, pensamos que fue una época maravillosa, pero vivir en esos tiempos fue verdaderamente horripilante: guerras continuas, epidemias…, el concepto de injusticia social no existía porque la palabra justicia prácticamente no tenía significado en aquella época, a menos que fuese uno una persona muy notable, con mucho dinero.

El tomarse un poquito de tiempo para imaginar mundos extraños, mundos extraordinarios, es abrirle el camino al progreso.

Tomemos el caso de Julio Verne que publicó sus sueños fantásticos sobre un futuro extraño: ¿cuánto
de ese futuro se ha convertido en realidad? Y eso que Julio Verne viajó solamente una vez en su vida: de joven se subió a un velero para irse en pos de la aventura y cuando regresó su papá le dijo “prométeme que no vas a volver a correr una aventura como éstas” y el hijo cumplió. El papá quería que se dedicara al negocio familiar -él había hecho mucho dinero manejando acciones y ese tipo de cosas– pero Julio no mostraba interés en eso; él quería dedicarse a escribir y un día el papá agarró una de sus novelas y le dijo “vamos a ver si de verdad sabes escribir”. Para resumir la historia, a la mañana siguiente regresó el papá completamente desvelado porque no había podido pegar el ojo debido a que no había podido dejar el libro de su hijo. Concediéndole el hecho de que era buen escritor, le dio permiso para dedicarse a escribir. Casi todos los sueños de Verne se originaron en una torre que mandó construir y que tenía ojos de buey -ventanas circulares que se encuentran en muchos barcos antiguos-, en el centro había un timón que no servía para nada excepto para imaginar que estaba en un barco explorando lugares exóticos que describió con gran detalle en sus libros a pesar de que nunca los conoció; él soñó con viajes al otro lado del mundo y más allá de las fronteras de la Tierra…, y todos nos podemos dar cuenta de lo que pasó, la próxima vez que la Estación Espacial Internacional pase por encima de su ciudad, piense en Verne y en cómo la CF nos alentó a ganarnos un lugar entre las estrellas y entonces sí, agarre un librito de CF y póngase a leerlo *.

Hay mucha CF mala y mucha CF buena, todo consiste en leer mucho y en decidir qué cosas nos gustan y qué cosas no.


* Nota: para  una biografia más completa junto a una discusión de sus motivaciones, obras, etc., recomiendo mucho el podcast "Verne y Wells Ciencia Ficción" en iVoox que está enfocado a la divulgación de la CF clásica, la fantasía y sus autores.




Opinado inge y los explicados malditos.
Meshiko-Tenochtitlan  17.11.15
**********************  FIN DE TRASMISION  **********************


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Leído: “Enter a Future: Fantastic Tales from Asimov's Science Fiction", editado por Sheila Williams, 2010.

Por Israel Laureano







Como toda antología, es bastante dispareja, lo más curioso es que el promedio de los cuentos me pareció de una calidad mediana, lo que es muy sorprendente viniendo de una revista como Asimov´s SciFi. Los cuentos que componen esta antología son:














  
* Inside Job (Trabajo interno) de Connie Willis. Cuento típicamente estadounidense. Un desenmascarador (debunker, un escéptico que se dedica a desenmascarar los fenómenos “paranormales” y a los “espiritistas”) conoce el curioso caso de una canalizadora (alguien que dice contactar a algún espíritu o entidad del pasado, y a través de un “trance” les da consejos tipo New Age a sus espectadores; aparte de cobrar la entrada por su espectáculo, vende las grabaciones de sus”trances” espectaculares y libros llenos de charlatanería y consejos neoerianos) y le empieza a dar seguimiento para desenmascararla. Lo curioso es que en medio de su “trance” con una entidad a todas luces falsa, empieza a hablar como el gran escéptico, pensador crítico, periodista y desenmascarador H.L. Mencken. Aunque es fácil probar la falsedad del “contacto” original, la “canalización” de Mencken parece real, por más evidencia que junta el desenmascarador y por más pruebas que le hacen a la medium. Al final, el “fantasma” de Mencken “contactado” desenmascara a multitud de “mediums” y otros charlatanes y estafadores por boca de la “canalizadora” original en aras de probar que es el Mencken real, aunque sea en espíritu. Lo más chistoso del cuento es que el desenmascarador protagonista del cuento, Rob, tiene una improbable asistente: Kildly, ex-actriz, muy bella, extremadamente rica (aparte de su padre, madrastra y madre bastante ricas en el medio hollywoodense, ella actuó en 4 películas, una de ellas un gran éxito que le dejó varios millones, ¡ah!, y muy atraída hacia él). En el cuento se destaca que una de las reglas del escepticismo es que “cuando algo parece demasiado bueno para ser real, muy posiblemente no lo sea”, y una de las líneas argumentales del cuento implica poner a Kildly bajo sospecha porque es algo demasiado bueno para ser real. Willis toma todo esto como un grano de sal y escribe el cuento con soltura, con un cinismo increíblemente disfrutable, con un desparpajo y frescura que solamente puede conseguirse tras años de experiencia. Después del clímax y la conclusión, cuando todo ya quedó resuelto, la Willis todavía tiene la desfachatez de guiñarnos un ojo: Kildly detecta otro caso de posible “canalización” de Mencken, así que el relato termina con nuestro héroe (triunfador y ya con la chica a su lado) en pos de una nueva aventura, muy al estilo espagueti western. Un cuentito muy divertido, entretenido y alegre. no contiene machincuepas ni texturas literarias admirables. No expone grandes ideas cienciaficcioñeras ni conceptos originales, pero es fluido y relajado. Este cuento ganó el Hugo en la categoría de “Best Novella” (17,500 – 40,000 palabras) en 2006 (se publicó originalmente en la revista Asimov's en 2005).


* The Days Between (Los días intermedios) de Allen M. Steele. La historia ya parece un poco trillada, aunque el autor le da un enfoque interesante: una nave interestelar dirigida a otra estrella (47 Ursae Majoris) lleva una tripulación de 8 tripulantes en biostásis (hibernación). Uno de ellos es despertado por la inteligencia artificial de la nave a los 3 meses del despegue, cuando apenas están abandonando el sistema solar. Investigando la causa del error, averigua que la nave fue abordada por algunos disidentes que metieron algunos datos erróneos en la memoria de la nave y que planeaban despertar antes que los demás y tomar la nave. Escribe una nota de advertencia dirigida al capitán e intenta regresar al biostásis, pero la IA le dice que ya no se puede volver a utilizar, así que el astronauta debe sobrevivir solamente con los recursos que hay abordo. El cuento tiene un clímax y una conclusión raras: aunque las provisiones a bordo alcancen para bastante tiempo, al final va a morir, además, ya están demasiado lejos de la Tierra para poder comunicarse. Después de varias vivencias un poco sin objetivo claro dentro del cuento, el astronauta empieza a dibujar lo que parecen escenas de CF Pulp, algo de un príncipe abandonado en las llanuras de un planeta abandonado, luego las escenas pulp de sus dibujos se confunden con su vida y muerte. Raro, muy raro; confuso e insatisfactorio. Fue finalista en los premios Hugo 2002 en la categoría “Best Novelette” (7,500 – 17,500 palabras; publicado originalmente en Asimov's en 2001).

* Shoes-to-Run (Zapatos-para-correr) de Sara Genge. Situado en un ambiente postapocalíptico, en este cuento se relata un pasaje de la vida de una chica cuya identidad sexual es la de un chico; en el relato no se narra que causó el apocalipsis, si fue un desastre natural, ecológico o simple anarquía social. Solamente se relata la vida de esta chica/chico que está entrando a la juventud y nota con alarma que le empiezan a crecer los senos y que pronto podría tener su primera menstruación, como quiere ser hombre, logra que el chamán de la tribu la proponga para la prueba de madurez donde los chicos ya se consideran hombres: desempeñar el papel de un corredor durante una partida de caza. Con todo este ambiente nos enteramos que se nos cuentan las costumbres de un tribu primitiva…, a las afueras de París. En un momento dado, dos habitantes del París “civilizado” encuentran al cazador principal de la partida de caza y se portan como todos los “conquistadores de una cultura superior”, tratando de convencer al cazador de que se “civilice” y vaya a trabajar a sus fábricas. Ante la rotunda inacción y falta de reacción del cazador, los “conquistadores” lo dejan pensando que es un retrasado mente y se van a buscar a su tribu. Él no movió un músculo ni mostró reacciones emocionales ni verbales porque los hombres de la ciudad hacían muchas preguntas obvias y estúpidas, aparte de ser rudos y descorteses; tiene la seguridad que tienen alguna especie de retraso mental hasta que los oye decir que van a buscar a su tribu; los deja alejarse en su camioneta mientras regresa rápidamente a su aldea para advertirles del peligro y pedirles que relocalicen la aldea para no caer en las garras de la “civilización”. Relato lo suficientemente complejo para ser interesante. Al haber sido escrito por una inglesa, sigue su estilo típico: exacto, con la mezcla precisa de descripciones literarias, fantasía y pistas para ir desenmarañando la trama sin perder el hilo. No tiene premios Hugo ni nada, pero es de lo mejor de esta antología.

* Recovering Apollo 8 (Recuperando al Apolo 8) de Kristine Kathryn Rusch. Historia alternativa interesante pero con un desarrollo demasiado infantiloide y hollywoodense: al bueno le pasan cosas buenas, triunfa y cumple todos sus sueños y expectativas sociales, aún contra toda posibilidad. La misión Apolo 8 fue la segunda misión en abandonar la Tierra, pero fue a primera en dejar la órbita terrestre y viajar a la Luna para orbitarla antes de regresar a la tierra; se lanzó el 21 de diciembre de 1968, y dentro del ámbito del cuento, la misión tuvo un error al tratar de reentrar a la Tierra, entran en órbita y son lanzados al espacio interplanetario donde la misión y los tres astronautas a bordo se pierden para siempre, convirtiéndose en leyenda y en la obsesión del protagonista, Richard Johansenn. Pasando el tiempo, Richard se convierte en millonario gracias a sus desarrollos de hardware y software y emprende la empresa de rescatar el Apolo 8; sin embargo le cápsula está vacía, al parecer la tripulación decidió morir en el espacio exterior, en sus trajes espaciales; así que el cuento sigue la historia de éxitos de Richard (tecnología espacial, viajes interplanetarios, etc.) mientras relata sus esfuerzos para localizar y recuperar los cuerpos de cada uno de los tres tripulantes. Relato sin mayores pretensiones, sin pulido literario, sin reflexiones, con emociones y clímax artificialmente puestos ahí. Todo predeciblemente en su lugar, en forma correcta y moralmente positiva. Especial para los que les gusten las historias artesanales, hollywoodenses y telenoveleras. Este relato estuvo nominado para un Hugo por “Best Novella” en 2008.

* Lester Young and the Jupiter's Moons' Blues (Lester Young y los Blues de las lunas de Júpiter) de Gord Sellar. Ucronía clásica: los extraterrestres hicieron contacto con la humanidad en algún momento de la II Guerra Mundial, pero han intervenido muy poco. La historia de la humanidad apenas ha cambiado. A los extraterrestres les gustan muchas de las artes y actividades humanas, contratan a diversos artistas, músicos y deportistas para entretenerse en sus cruceros a través del sistema solar. Entre sus gustos se encuentra el jazz, pero sucede que los extraterrestres les gusta que toquen de forma que a ellos les resulte placentera, así que les dan pastillas a todos los que contratan para que experimenten la realidad tal como ellos la ven. Entre estas drogas están los potenciadores de memoria, que hacen que los músicos recuerden exactamente cada canción, cada nota, pausa y ritmo, así tocan igual en cada concierto; excepto que muchas artes humanas (sobre todo el jazz) se basan en la creatividad e improvisación al ejecutar una canción. Aunque la tonada, el ritmo, la canción sea la misma, el intérprete varía el ritmo, o las pausas, o la duración de algunas notas; eso es el verdadero Jazz: un arte humano, y no las grabaciones vivas que les gusta oír a los extraterrestres. Así que los músicos y otros artistas empiezan a hacer sus actos como humanos, sin los estimulantes extraterrestres. A los extraterrestres no les gusta, así que regresan a la Tierra antes de tiempo y dejan a los artistas aquí, al como lo querían los músicos y bailarines en el tour extraterrestre. Sin mucha alharaca, un pequeño cuentito promedio; lo más destacable es que está escrito siguiendo el caló y los código no escritos del ambiente jazzístico. Gord Sellar, el autor, estuvo nominado para el premio John W. Campbell al mejor escritor novel de CF en 2009.

* Breeze from the Stars (Brisa de las estrellas) de Mary Rosenblum. Otro cuento raro, un relato sin argumento real. Todo está centrado en describir la experiencia de un operador en una estación espacial, su soledad y emoción de un trabajo aparentemente excitante. La autora adereza esto con un par de descripciones neoerianas, justificando una importancia inventada a los operadores explicando que tienen que nacer en situaciones astrológicas favorables (!) para ser buenazos en su chamba. Decepcionante realmente, no sorprende que a pesar de ser una escritora habitual en Asimov's nunca haya sido nominada siquiera.

* Safeguard (Refugio) de Nancy Kress. Un cuento un poco más pequeño y convencional, aunque con una estructura literaria no lineal lo suficientemente compleja para ser interesante. El gobierno de EUA prueba la investigación y desarrollo de armas biológicas, y uno de los laboratorios de investigación han desarrollado un virus mortal que se trasmite por el aire. Para alojar este virus crean a varios niños genéticamente modificados para que puedan ser portadores del virus sin desarrollar la enfermedad mortal. Viven aislados en un refugio de muy alta seguridad atendidos por una de las investigadoras. Hasta que un día ocurre un terremoto y una de las paredes del refugio se fisura y los niños salen por ahí en busca de su cuidadora para que les de comida y arregle su mundo. Obviamente el cuento concluye con la doctora sabiendo que toda la humanidad va a morir. Entretenido mientras la trama se ve desenredando y se revela el misterio (que vemos el mundo con los ojos de unos niños que jamás han visto el mundo real, que piensan que cualquier cuarto cerrado es un “mundo” ). Este relato estuvo nominado al Nebula en 2007.

* A Billion Eves (Un billón de Evas) de Robert Reed. Una vez más un cuento muy raro, lo peor es que en esta ocasión el relato está basado en el multiverso, es decir, múltiples realidades para el mismo conjunto de personajes. Los personajes son un poco planos y un poco arquetípicos, machistas, fanáticos y misóginos. Aún peor (es CF, puede empeorar indefinidamente), todos los mundo en todos los universos son casi iguales, echados a perder, fanáticos, colonizados mediante destrucción, todos con los mismos personajes…, y totalmente confusos para el lector. La única parte que me gustó y que logré comprender totalmente es cuando acabó. Sorprendentemente, este relato ganó el Hugo en 2007 en la categoría “Best Novella”

* Second Person, Present Tense (Segunda persona, presente simple) de Daryl Gregory. Desde mi punto de vista, el mejor relato de los incluidos en la antología (o uno de los mejores, tomando en cuenta a “Shoes-to-Run”), con una estructura literaria no lineal, presentando una idea brillante, original, con muchas consecuencias éticas, morales, familiares y hasta legales que mueven a la reflexión. Una chica despierta en un hospital pero sabiendo que hace apenas unos días era una persona totalmente diferente, pero está en el mismo cuerpo, el mismo nombre, incluso la misma familia; y, claro, como todos la ven igual, esperan que sea la misma persona de antes; sin aceptar que ahora es una chica diferente. Se nos presenta el concepto de conciencia humana: neurológicamente es complejo, aunque el autor logra hacer una analogía burda pero brillante: supongamos que nuestro cerebro, el conjunto de neuronas que nos hacen funcionar de cabo a rabo, son como el parlamento inglés: todos gritan su opinión diferente a las demás hasta que las neuronas empiezan a opinar solamente ligeramente diferente y finalmente todas opinan igual; entonces le entregan su decisión a un paje (que es una serie de complejos procesos neuronales), y éste se lo hace llegar a la reina (que es nuestra conciencia en sí, aunque nadie sabe exactamente qué es) que lo proclama ante todo el reino (nuestro cuerpo), y todo esto en cuestión de milisegundos. La trama se basa en una nueva droga llamada Z, Zen o Zombie que interfiere con este proceso y –siguiendo nuestra analogía– hace que el paje se retrase. De unos segundos a unas horas, dependiendo de la dosis. Aunque seguimos funcionando normalmente, nuestra conciencia se pierde durante ese tiempo. El peligro está en tomar una sobredosis, el paje queda “encerrado” durante tanto tiempo que se le olvida el camino al castillo real y ya no puede entregarle decisiones a la reina. Para fines prácticos, nuestra conciencia, nuestro YO, se pierde para siempre, es como suicidarnos sin matar nuestro cuerpo. Con algunas drogas y cuidados hospitalarios se reestablece el proceso parlamento-paje-reina, aunque la nueva conciencia ya no es YO sino TU. Ya es otra persona, aunque tenga el mismo cuerpo, el mismo cerebro, las mismas huellas digitales y genéticas, la misma familia, incluso con la memoria de su personalidad anterior…, aunque todo parezca igual. Obviamente, todo mundo quiere que regrese la persona que conocieron, después de todo, es su cuerpo, su cara, su familia y hasta su casa; todo es igual…, menos ella. Aunque no ganó premios, este relato ganó en las encuestas de los lectores de Asimov´s de 2006.

* Enter a Soldier. Later: Enter Another (Introduce un soldado. Más tarde: introduce otro) de Robert Silverberg. Un cuento basado en una idea. Este tipo de relatos se basan en la descripción, desarrollo e historia de LA IDEA. El argumento, los personajes, la trama, incluso la estructura literaria son secundarias y hasta podrían ser inexistentes. En el caso de este cuentos de Silverberg la idea es la simulación de una personalidad por medios informáticos.
Los cuentos de ideas son un poco peligrosos. Para que funcionen bien y tapen o les resten importancia a todos los otros aspectos literarios tiene que ser una idea sólida y brillante, de preferencia bien descrita y trabajada literariamente, de o contrario queda un batidillo literario que navega entre lo ridículo e insoportable. Hay autores que incluso tratan de hacer novelas a partir de relatos de ideas; no es que sus novelas sean malas, pero los que las hayan leído estarán de acuerdo en que esas narraciones hubieran quedado muy bien como cuentos (por cierto, esto no está prohibido: hay un par de autores que han llevado proyectos así y llegan a buen puerto). El especialista en literatura de ideas fue Arthur C. Clarke, solamente baste recordar la brillante “Rendezvous with Rama”, cuya idea central, el descubrimiento y exploración de una nave extraterrestre que entra al sistema solar es tan intensa, interesante y bien narrada que eclipsa la falta de caracterización, de trama, incluso de una estructura literaria interesante.
En el cuento se narra la concepción de la idea de simular una personalidad a través de la computadora. Los primeros desarrollos logran simular la personalidad del personaje solamente dentro de su ambiente, conocimientos y la época en que vivió, no muy diferente a lo que se obtendría con un actor disfrazado y bien documentado. La siguiente fase la hacen los estadounidenses (los héroes de la película; hay que acordarse que el autor logra que LA IDEA prevalezca sobre la trama), ellos logran avanzar la inteligencia artificial al grado de tener toda una persona consciente dentro de la computadora. La primera persona simulada es Francisco Pizarro, conquistador y destructor de toda la cultura inca. Uno de los programadores interactúa con la personalidad sintética para probarla y se decide hacer otra personalidad sintética, Sócrates, para probar la capacidad de las personalidades sintéticas para actuar independientemente del entorno. Interesante; no se puede decir mucho del cuento porque es totalmente plano y esquemático: los personajes están ahí solamente para desarrollar LA IDEA y la trama solamente sigue su desarrollo.



Introducido inge y los futuristas malditos.
Meshiko-Tenochtitlan   12.11.15
------------------  FIN  DE  TRASMISIÓN  ------------------


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print

Daredevil

Por Israel Laureano


Aunque soy bastante aficionado a los cómics y novelas gráficas, el subgénero de superhéroes nunca me ha llamado la atención.
Sobre todo en estos días en que la moda hollywoodense se ha cebado en los superhéroes estadounidenses generando películas en donde la espectacularidad está muy por encima de la calidad de la trama, me sorprendió mucho el sólido éxito de la nueva serie de Netflix, Daredevil.


Esto se debe principalmente al que yo llamo "efecto blanco/negro"; esto es, los superhéroes son caracterizados como héroes virtuosos blancos, puros, inmaculados, capaces solamente de hacer y pensar en el bien; y los supervillanos son presentados como malhechores con el alma negra, pensando solamente con egoísmo y asegurándose de hacerle daño a todos los que se puedan. En la serie Daredevil de Netflix, los personajes principales son desarrollados con un personalidad redondeada, tridimensional. Incluso uno de los personajes, el periodista Ben Ulrich declara que en la vida real no hay héroes ni villanos, tan sólo personas con opiniones diferentes. Y así es como se han desarrollado los personajes antagonistas de la serie: Daredevil (Matt Murdock) y Kingpin (Wilson Fisk): los dos buscan mejores condiciones de vida para su barrio, Hell's kitchen (la cocina del infierno) en Nueva York; solamente que para Daredevil "mejorar" implica justicia e igualdad de oportunidades para todos, y que cada uno de sus habitantes puedan vivir su vida con libertad y en paz mientras que para Winston Fisk "mejorar" implica desechar lo viejo y obsoleto y construir nuevos edificios seguros y modernos, mejorar todos los servicios y tener un barrio más limpio y seguro. Buscan lo mismo, pero desde diferentes perspectivas y, claro, con diferentes metodos. Creo que no vale mucho la pena mencionar la trama original del cómic, puesto que empezó a publicarse desde 1964 y los diferencias entre la historia base original y la historia de Daredevil de Netflix son muy pequeñas:

  • En el cómic original daredevil queda ciego debido a que un camión se accidenta y tira desechos radiactivos, que le caen en los ojos quitándole la vista pero afinándole los sentidos que le queda y otorgándole un sentido de localización basado en una especie de radar integrado a sus sentidos, mientras que en la serie son desechos químicos y el camión se estrella debido a que Matt Murdock (nuestro futuro daredevil), salva a una persona de ser atropellada.
  • Originalmente el padre de Matt Murdock, Jack "Batallador" Murdock fue asesinado por unos mafiosos debido a que se rehusó a participar en una pelea arreglada y debido a esto Matt decide combatir a la mafia y al crimen en general. En la serie de Netflix, Jack "Batallador" Murdock participa en la pelea arreglada, pero decide apotar por sí mismo y gana la pelea, heredándole mucho dinero a su hijo pero perdiendo la vida a manos de los mafiosos. Matt se convierte en un vigilante poco a poco y empujado por las circunstancias; el propio Matt Murdock relata su historia en uno de los capítulos de la serie.
La serie se enfoca en los inicios de Dardevil, el primer uniforme que usó (en la serie es una especie de traje de gimnasia, muy ligera y flexible pero muy débil y una mascada que sirve como máscara.


En el capítulo final vemos cómo averigua que hay alguien que fabrica trajes con una tela blindada, ligera y flexible y se manda hacer un uniforme con esa tela


En el cómic original, Daredevil ya usa su uniforme original desde el principio, solamente que es amarillo y rojo; unos números después lo cambiaron a un rojo intenso:

Por suerte este uniforme no aparece en la serie de Netflix.
Toda la primera temporada se centra en la lucha de Daredevil contra la banda de crimen organizado de Wilson Fisk (que aquí ni usa el nombre Kingpin) y de hecho Daredevil no usa el nombre daredevil, es solamente un vigilante enmascarado. El nombre "Daredevil" (Diablo Osado, por si alguien le intersa la traducción) fue puesto por la prensa que primero le llamaron "El diablo de Hell's Kitchen" y después "Daredevil".
Y se cierra cuando Daredevil ya tiene su uniforme, vence a Winston Fisk y lo manda a la carcel.

¿Habrá segunda temporada? Dado el impacto y el buen sabor de boca que dejó la primera temporada, muchos esperamos que sí, aunque es difícil conseguir un buen libreto que mantenga la calidad narrativa, la complejidad y profundidad de los personajes, además, Netflix está usando este éxito como impulso para producir más series, así que lo más seguro es que quién sabe.


Diabólico inge y los osados malditos.
Meshiko-Tenochtitlan  05.06.15

*****************   FIN DE TRASMISIÓN   ***************


¡Leelo Completo!
Bookmark and Share
Print