Heavy Metal (la película)

Por Israel Laureano

Heavy Metal es una película de animación canadiense de ciencia ficción y fantasía producida por la revista Heavy Metal en 1981.

Póster original de la película.



La película se basó en historietas que habían sido publicados por Heavy Metal o en historietas ya publicadas pero con una línea ideológica afín a la seguida por Heavy Metal o su casa matriz, la europea Métal Hurlant.
Heavy Metal consiste en ocho segmentos vagamente acoplados por un elemento común, el Loc-Nar, la suma de todos los males.

Soft Landing (Aterrizaje Suave).


La película empieza con una secuencia digna de Heavy Metal, un automóvil Corvette modelo 1960 es lanzado desde órbita baja terrestre con destino a la superficie, un astronauta lo va conduciendo mientras atraviesa todas las capas atmosféricas y aterriza sin problema mientras se escucha la canción "Radar Rider" de Riggs. Aunque esta secuencia es bastante fantasiosa (este tipo de vehículo no sobreviviría al calentamiento por compresión atmosférica y mucho menos al impacto del aterrizaje, es de notar que cumple a la perfección una de las máximas fantasías masculinas: estar al volante de un auto clásico y tan poderoso que pueda entrar a la Tierra desde órbita baja y después seguir su camino como si nada...., mientras uno oye una buena rola, claro).
Aparte de esto está la ventaja de que este cuento fue escrito por nuestro ya conocido Dan O'Bannon (guionista de "Alien" y el cómic de culto "The long tomorrow", aparte de haber sido cienciaficcioñero de larga trayectoria)

Grimaldi.



Esta historia se desarrolló exclusivamente para la película, aunque es bastante simple, fue bastante complicado encontrar la historia correcta que sirviera para darle continuidad a la película para que no pareciera que solamente eran una serie de cortos pegados entre sí para alcanzar la duración de una película completa; se hicieron varios intentos (se pueden ver algunos borradores y pruebas del que se iba a usar en el documental - link al final del post) hasta que se encontró al Loc-Nar en la historia de Den (en el cómic original) y se decidió convertirlo en el personaje eje sobre el que gira la película.



Harry Canyon.

Harry Canyon es una historia típica de Heavy metal: un NY distópico, acción, violencia gráfica, una mujer hermosa (y con senos del tamaño de melones). La historia fue escrita por Dan Goldberg y Len Blum y fue adaptada a formato comic por Juan Giménez (argentino radicado en España, ha escrito y coescrito muchos cómics europeos, el más famoso es la serie "Metabarones" junto a Alejandro Jodorowski).
Aunque la historia es un poco ilógica y sin sentido, tiene todo el impacto visual de Heavy Metal que inspiró a los artistas visuales de "Blade Runner".
La animación de todos los personajes se basó en la técnica de rotoscopear actores y acciones reales, por eso todos los movimientos se ven lentos y exagerados, como si estuvieran sobreactuados.


Den.

Esta historia es una adaptación del cómic original "Den" de Richard Corben (originalmente se llamaba "Neverwhere", Den era un personaje que Corben ya usaba en algunas de us historias, pero con el éxito de la película, Corben decidió continuar las aventuras de Den en Neverwhere, haciendo la saga de Den: 7 novelas gráficas). Otra vez siguiendo el estilo de Heavy Metal, hay desnudos, violencia gráfica y mucha, mucha fantasía (la historia es un poco más sólida porque ya había sido desarrollada por Corben).
Como dato curioso: todos los personajes humanos en el cómic aparecen totalmente desnudos (incluyendo Den que muestra su pene pornográficamente grande, en la película, lo primero que hace Den al llegar a Neverwhere es tomar una bandera y usarla como taparrabos, aunque los productores de la película estaban conscientes que iban a tener una clasificación para adultos, no querían que la película tuviera una clasificación restringida (casi casi pornográfica)..., cosas del mercado, después de todo son gringos.


Captain Sternn (Capitán Sternn).

Basado en el cómic de Bernie Wrightson publicado en la revista. No hay mucho que decir. La secuencia animada es igual al cómic.


B-17.

Otra animación basada en una historia del tan admirado O'Bannon, es una historia de la II guerra mundial y un bombardero B-17, solamente que en el cómic original el avión era atacado por gremlins (duendes-demonio que hacían que las cosas funcionaran mal o se descompusieran), en la animación se cambiaron los gremlins por zombies (soldados muertos convertidos por la influencia maligna de Loc-Nar).
Aunque este segmento animado fue hecho con rotoscopio, no se basó en actores reales, sino en maquetas.


So beautiful & so dangerous (Tan bella y tan peligrosa).

Creo que es el único segmento animado que no se basó en el rotoscopio (y se nota: las imágenes son más fluidas y naturales), aunque es totalmente Heavy Metal: mujeres voluptuosas, sexo con robots cachondos, extraterrestres drogados y una historia ilógica y sin sentido, sin principio ni fin, ni trama ni climax ni nada. Pura diversión.
Se basó en un cómic de Angus McKie tambien publicado en la revista, aunque el cómic (novela gráfica es más profunda y la historia es más compleja y lógica.

Taarna.

Esta historia fue una adaptación (hecha por Dan Goldberg y Len Blum) de los comics "Arzach" de Möebius publicados en Métal Hurlant a partir de 1975. Originalmente, el guerrero -Arzach- era hombre, se cambió a una guerrera mujer -Taarna- para que pudiera -ejem...- lucir sus gracias femeninas, lo que hace extensivamente en una escena donde se viste (inspirada -lo dice el documental- en la escenas de Playboy donde las modelos se van quitando la ropa).
En este corto se uso una combinación de animación tradicional con técnicas de rotoscopio de actores (y actrices) reales, además de usar técnicas nuevas y sorprendentes (bueno, para la época, todavía no se usaban técnicas de animación digital).


Epílogo.

La historia de enlace de todas las secuencias de animación son acreditadas a Dan Goldberg y Len Blum, incluyendo la primera "Grimaldi" y esta última.
En las últimas escenas de "Taarna", vemos cómo Taarna se sacrifica para destruir a Loc-Nar, de eta forma el epílogo muestra a Loc-Nar destruyendose en haces de luz mientras la niñita huye. Loc-Nar explota destruyendo la casa de la niña mientras ella, en el campo, encuentra al ave-montura de Taarna. La monta mientras se va transformando en la nueva Taarkiana (Taarakian en la película original en inglés) protectora del bien en el universo.


Existe un documental de la película, realizado con miras a su lanzamiento en DVD en donde se muestran muchos de los puntos de vista de los realizadores y productores, está disponible en "Yo soy Ubik".
Los estilos y técnicas de animación son muy diferentes entre los segmentos debido a que los productores contrataron los servicios de varios estudios en diversas partes del mundo (CinéGroupe en Montreal, Canada y Atkison Film-Arts de Ottawa, Canadá) para que el tiempo de producción de la película fuera el menor posible.
Si Heavy Metal no es muy brillante en sus secuencias de animación, las historias son rebuscadas, llenas de clichés y hasta sexistas, no presenta personajes entrañables o con los que uno se identifique, ¿por qué el status de culto? (En algunos círculos se le considera incluso una película de arte). Principalmente porque la película representa libertad casi total: libertad creativa y expresiva: en 1981 todavía no dominaba la ideología conservadora reaganiana, todavía disfrutaba de los últimos retazos de la libertad que se logró en la década de los 1960s y que evolucionó tan bien en la década de 1970s; personalmente por el sutil mensaje que pregona Loc-Nar: es una alegoría de dinero, el poder, la ambición..., los instintos más salvajes y primitivos del humano, sí, son bonitos y te dan poder aparente, pero el final te destruyen, destruyen tu memoria y todo lo que fuiste o podrías ser, después de todo lo que pregona Loc-Nar (o que representan sus alegorías), uno deja de ser uno mismo, se convierte uno en títere que puede ser manipulado por cualquiera. Pero lo más importante es la imaginería que despliega en sus historias y animaciones: sin compromisos ideológicos ni políticos, sin ninguna restricción a ser "políticamente correctos", y claro, por la gran influencia que ha tenido en el mundo de la ciencia ficción y la fantasía.
Y el impacto en la cultura popular es innegable, Heavy Metal tiene su página de fans; incluso Taarna tiene su fan page.


Pesado inge y los metálicos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan 02.10.2011
----------------- FIN DE TRASMISIÓN ------------------

Bookmark and Share
Print