Transformers 2: La venganza de los caidos de Michael Bay

Por Chacal

FICHA TÉCNICA

Título: Transformers 2: La venganza de los caídos
Título original: Transformers: Revenge of the fallen
Dirección: Michael Bay
País: Estados Unidos
Año: 2009
Fecha de estreno: 24/06/2009
Duración: 147 min.
Género: Aventuras, Acción, Ciencia ficción
Calificación: No recomendada para menores de 13 años
Reparto: Megan Fox, Shia LaBeouf, Rainn Wilson, Hugo Weaving, Josh Duhamel, John Turturro, Tyrese Gibson, Isabel Lucas, Frank Welker, Matthew Marsden
Distribuidora: Paramount Pictures
Productora: Paramount Pictures, Hasbro, DreamWorks SKG, Di Bonaventura Pictures

SINOPSIS

Después de la primera aventura de los Transformers, el joven Sam Witwicky (Shia LaBeouf) tiene que volver a unirse a los Autobots para enfrentarse a los malvados robots Decepticons. Una vez más, Mikaela (Megan Fox) estará a su lado y el agente Simmons (John Turturro) le hará la vida imposible. La vida de los humanos está en juego.

CRÍTICA

Cuando hace un par de años ví la película Transformers me recuerdo perfectamente que acabó siendo el film veraniego que más me gustó en proporción a lo que esperaba de ella (NADA) y lo que me ofreció (un estupendo entretenimiento con un solvente protagonista, una bellísima actriz y un producto cuya única aspiración era hacer pasar el rato entretenido al espectador. Además gozaba de unos muy solventes efectos especiales que conseguian hacer creibles a los robots protagonistas). Y ante una temporada (la del 2007) que trajo la decepción en títulos como Spiderman 3, Piratas del Caribe 3, Shrek Tercero o Harry Potter y la Orden del Fenix, el film de Bay salió ganando al resto en proporción entre lo que uno se imaginaba que sería y lo que acababa siendo.

Pero todo tiene su límite (que en este caso era una película) porque la secuela peca de un montón de errores. Vamos a ello: Si por una cosa se caracteriza el cine de Bay es por su hipervitaminado movimiento, hasta el punto de que cuesta discernir en ocasiones que sucede en pantalla. Logicamente, y para seguir la costumbre, eso también está presente aqui (aunque en algunas escenas ralentize la acción como para que el espectador exclame: "¡hala, que chulo, como mola!" pero sin ninguna otra función narrativa). Y mejor que no hablemos del argumento (o más bien ausencia del mismo) ya que la historia parece haberse gestado en la huelga de guionistas que hubo el pasado año porque semejante sucesión de supuestos chistes (que yo más bien calificaría de majaderias) es digna del peor programa humorístico al estilo de Los Morancos (o de la peor comedia chabacana). Y es que son tantos los diálogos insustanciales (cuando no directamente estúpidos) que uno está deseando que aparezcan los robots para asombrarse con algo (y que los personajes se callen... ¡porque anda que no dicen tonterias ni nada!)

El problema con los Transformers viene que debido al estilo de rodaje de Bay apenas se distinguen diferentes amasijos de hierros (cosa que demuestra la escena inicial en Shangai si no recuerdo mal, donde parece una sucesión de "fuegos artificiales" para ver cuantas cosas se pueden romper y en cuanto tiempo). Si a eso sumamos el bastante feo diseño de los robots, al final sólo puedo recordar como facilmente discernibles a Optimus Prime y Bumblebee, si acaso los dos personajes más correctos (que no buenos, porque caen en ciento y la virgen de tópicos en sus respectivas maneras de actuar). Pero si sólo fuera el guión y la forma de rodar de Bay no habría problema si el resultado final como mínimo entretiene tanto como su antecesora. Lo que pasa que no es así.

Ya sé que una película de estas características no se puede valorar por su calidad cinematográfica ya que su única función es entretener pero ¡puñetas! hay cine taquillero y comercial que además es bueno (y la prueba la tenemos este mismo año con el Star Trek de J.J.Abrams), ¿porque no puede ser esta así? Pues no: a los citados errores en rodaje y guión hay que sumar unos actores nefastos y que caen en todos los tópicos habidos y por haber, desde un Shia LaBeouf bastante sobreactuado hasta un John Turturro que se dedica todo el rato a hacer el payaso (y que parece ser el único en darse cuenta de semejante berenjenal en el que se ha metido, tomándose a pitorreo todo lo que sucede). Por su parte las mujeres son meros adornos (Megan Fox sólo luce su deseable figura porque no hace nada de importancia en toda la historia) cuando no directamente seres imbéciles (como la madre del protagonista cada vez que sale o en escenas tan vergonzosas como la inicial en el campus universitario).

Demostrando que esto no es más que un encubierto remake de la anterior entrega pero con peores resultados artísticos (llevar las cosas al exceso no las hace necesariamente mejores), la cosa además peca de un imperialismo alarmantemente ofensivo, donde todo lo que no sea yanki peca de ser poco menos que un esperpento por evolucionar. Y eso por no hablar de cierto tufillo republicano (y eso lo ví en la primera acción en Shangai cuando Optimus Prime acaba con el Decepticon al que perseguian con una supuesta frase lapidaria al estilo Harry el Sucio pero que me recordó a un alegato al estilo de los de la pasada administración Bush) O sea, quien no soporte films como Air Force One por su marcado caracter yanki que se abstenga de ver Transformers 2 porque peca de lo mismo centuplicado a la enésima potencia.

Ante semejante desastre cinematográfico sólo queda esperar que los efectos especiales estén bien, cosa que no negaré, si bien su inclusión sirve solo para apabullar al espectador (porque muchos robots tienen una presencia muy secundaria, y eso si uno los puede distinguir en las saturadas batallas) Además están muy forzadas las inclusiones de ciertos personajes creados sólo para congraciarse con el público infantil (como la pareja de gemelos robóticos que parecen una mezcla de Jar Jar Binks y Marlon Wayans). La duración de la película tampoco ayuda, porque cuando su exiguo guión no da más de si, se rellena espacio con cyborgs que parecen salidos de la saga Terminator (como lo de la universidad) o interminables peleas como las que tienen lugar en el desierto en el tramo final, que acaban aburriendo de lo excesivamente dilatadas que están.

En resumidas cuentas esta secuela es todo un compendio de porque Michael Bay es un director odiado por muchos. Yo no me uniré contra él (me sigue pareciendo La Roca uno de los mejores films de acción de los noventa, y una película como La isla tiene un interesante planteamiento, aunque luego no lo explote en su totalidad) pero Transformers 2 es un ejemplo del Bay más videoclipero, exagerado, apabullador, espídico, excesivo y megalómano... cosa en la que que sale perdiendo sólo de pensar lo que podía haber hecho un tipo como James Cameron (también muy amigo de producciones impresionantes como esta) con semejante material.

LO MEJOR: Los efectos especiales

LO PEOR: El guión, todos los humanos, algunos de los robots y la manera de rodar de Michael Bay, aparte del tufillo yanki-republicano que destila en algunas de sus escenas.

Bookmark and Share
Print

2 Comentarios:

  1. X dijo...

    Pues a mi me ha encantado!!! Los críticos podran odiarla, pero la peli ya superó los 200 millones de dolares de recaudación en solo 5 dias y va camino a ser de las pocas que superen la marca de los 400!!!!!!

  2. Johnny Mulder dijo...

    uno de esos churrazos que son para pasar el rato, saludos desde Venezuela les agregare a mi lista de links

    y yo lei toda la serie de aguila solitaria en respuesta a Erik