Desde Paris con amor

Por Chacal

FICHA TÉCNICA

Título: Desde París con amor
Título original: From Paris with love
Dirección: Pierre Morel
País: Francia
Año: 2010
Fecha de estreno: 19/03/2010
Duración: 87 min.
Género: Criminal, Thriller, Acción
Reparto: John Travolta, Jonathan Rhys Meyers, Amber Rose Revah, Kasia Smutniak, Melissa Mars, Farid Elouardi, Richard Durden, Chems Dahmani
Guión: Adi Hasak
Distribuidora: Aurum
Productora: Canal+, Europa Corp., M6 Films, TPS Star, M6, Grive Productions, Apipoulaï

SINOPSIS

Un joven empleado de la embajada estadounidense en París (Jonathan Rhys Meyers) se entera de que alguien planea un gran atentado en la capital francesa. Junto al agente del FBI Charlie Wax (John Travolta), deberá descubir de quién se trata y detenerlo antes de que sea demasiado tarde y haya víctimas inocentes.

CRÍTICA

Pese a que muchos lo califican de facistoide, a mi siempre me han gustado las películas de venganzas personales. Es por eso que congenio con personajes como el famoso Punisher de los comics Marvel, y es por eso que disfruté con Venganza (Taken), la anterior película del director del presente film (Pierre Morel). Y es que la mano de Luc Besson dotó al conjunto de un estilo más o menos realista, aunque sin salirse de los cánones más genéricos (como por ejemplo si ha hecho la saga Transporter en sus progresivas entregas, también obra del mismo productor).

Iluso de mi; Desde Paris con amor justifica totalmente su fracaso de taquilla en Estados Unidos (que no me extrañaría que se anticipara al del resto del mundo) ya que lejos del estilo imprimido en su anterior trabajo, aqui Morel sigue a la pareja protagonista, claros exponentes de la buddy-movie más manida (el estilo de ambos personajes no deja de ser el típico contrapunto de esquemas ya vistos desde la época de Arma letal), en una sucesión de escenas de acción sin justificación, que más o menos se dejan ver si uno no tiene muchas pretensiones, pero que resultan tan exageradas como poco creibles.

Pese a ello no habría problema porque el género de acción en ocasiones ha bordeado los límites de la coherencia ofreciendo, pese a todo, grandes obras de entretenimiento (y ahi me remitiría yo a un clásico del género como La Roca de Michael Bay... cuando Bay aún dirigía personas y no robots) pero aqui el conjunto no se sustenta por ninguna parte. Si ya en un principio la pareja protagonista resulta insulsa (un impertérrito Jonathan Rhys Meyers se ve claramente superado por un sobreactuado John Travolta) el disparate argumental en el que se convierte el film en su tramo final (especialmente en lo referente a la novia del personaje de Rhys Meyers) resulta tan absurdo, ilógico, incoherente y demencial que uno no puede menos que pensar que al lado de esto incluso la última entrega de Transporter consigue tener cierta lógica.

E insisto en que mi opinión es desde el punto de vista de unas pretensiones mínimas ante una película que ya de entrada muestra sus cartas en el título, clara parodía del famoso Desde Rusia con amor de la saga de James Bond. Pero una cosa es esperar poco y otra no obtener nada, ya que desde unas escenas de acción que parecen retales de las vistas en la saga Bourne o en la citada de Transporter, pasando por unos protagonistas con nula química entre si (y menos carisma de cara al espectador) y un argumento no sólo arquetípico sino que encima claramente demencial, parece mentira que esto venga firmado por los mismos responsables de la antes citada Venganza (Taken), donde al menos las aventuras justicieras de un impasible Liam Neeson resultaban más entretenidas que los bochornosos diálogos entre un sobreactuado Travolta y un Rhys Meyers que parece estar preguntándose en todo momento en que disparate se ha metido.

LO MEJOR: La esperanza de que sea otro tipo de producto.

LO PEOR: Ver finalmente lo que es.

Bookmark and Share
Print