La Sombra del Poder con Russell Crowe y Ben Affleck

Por Chacal

FICHA TÉCNICA

Título: La sombra del poder
Título original: State of Play
Dirección: Kevin Macdonald
País: Estados Unidos, Reino Unido
Año: 2009
Duración: 132 min.
Género: Thriller
Calificación: No recomendada para menores de 18 años
Reparto: Rachel McAdams, Ben Affleck, Russell Crowe, Viola Davis, Jason Bateman, Robin Wright Penn, Helen Mirren, Jeff Daniels, David Harbour, Wendy Makkena, Maria Thayer, Harry Lennix, Brianna Womick, Rob Benedict, Bonita Friedericy, Katy Mixon, Christopher Thornton, Zoe Lister Jones
Guión: Tony Gilroy, Matthew Michael Carnahan, Billy Ray, Paul Abbot
Distribuidora: Universal International Pictures
Productora: Universal Pictures, Working Title Films, Studio Canal, Relativity Media, Andell Entertainment, Bevan-Fellner
Cásting: Justine Wright
Decorados: Cheryl Carasik
Dirección artística: Adam Stockhausen, Richard L. Johnson
Diseño de Producción: Mark Friedberg
Fotografía: Rodrigo Prieto
Montaje: Justine Wright
Música: Alex Heffes
Productor: Andrew Hauptman, Eric Fellner, Eric Hayes, Tim Bevan
Productor ejecutivo: Debra Hayward, E. Bennett Walsh, Liza Chasin, Paul Abbott
Vestuario: Jacqueline West

SINOPSIS

Russell Crowe es Cal McCaffrey, un periodista de Washington DC, cuyo olfato le lleva a desenmarañar los misteriosos asesinatos de algunas de las figuras más prometedoras de la política y de la gran empresa.

El apuesto e imperturbable congresista Stephen Collins (Ben Affleck) representa el futuro de su partido: debido a su honradez, ha sido elegido presidente del comité que supervisa los gastos de Defensa. Todos esperan que esta estrella en auge represente a su partido en la próxima carrera hacia la presidencia. Hasta que alguien asesina brutalmente a su ayudante/amante y los secretos se escapan de su escondite.

McCaffrey tiene la dudosa fortuna de ser un viejo amigo de Collins y de que su jefa (Helen Mirren) sea totalmente despiadada y le mande a investigar el caso. Mientras sigue la pista del asesino con la ayuda de su compañera Della (Rachel McAdams), descubre una tapadera que amenaza con hacer temblar las estructuras del poder de la nación.

En una ciudad de relaciones públicas, asesores y ricos políticos, aprenderá una verdad innegable: cuando miles de millones están en juego, la integridad, el amor y la vida de cualquiera están en peligro.

CRÍTICA

El periodismo de investigación está quizás un poco devaluado al nivel del público general, que más bien lo relaciona con el amarillismo en el que ha caido gracias a ciertos subproductos de ciertas cadenas de televisión que venden como supuesto periodismo de investigación lo que no deja de ser una simple y llana búsqueda de morbo... y por lo tanto de audiencia. Este inicio viene a colación porque personalmente tengo que reconocer que hacía tiempo que no veía un film de estas características (o algo minimamente parecido). Y es que La sombra del poder es una historia de periodismo de investigación donde se juntan las nuevas y viejas generaciones (los periodistas de toda la vida o los actuales bloggers) para demostrar que esta manera de realizar reportajes aún es posible hoy en día, como nos muestra el film en una ficción realmente compacta y muy bien conseguida, principalmente debido a la labor de un espléndido reparto tanto en los protagonistas como en los secundarios.

En el apartado de los reporteros de toda la vida tenemos a un Russell Crowe que está simplemente magnífico, siendo sin duda lo mejor de este thriller bastante por encima de la media del género. A su lado Rachel McAdams interpreta a la periodista principiante que se encarga del blog del mismo diario donde trabajan ambos. Entre los dos investigarán una misteriosa trama de corrupción corporativa relacionada con el personaje interpretado por Ben Affleck, quizás uno de los puntos más flojos del film, pese a que el actor ofrece aqui una interpretación por encima de la media a la que nos tiene acostumbrados. Pero eso no es todo porque entre los secundarios cabría destacar la presencia de Jason Bateman (visto en Juno) así como de Robin Wright Penn, Helen Mirren y Jeff Daniels, todos ellos realmente destacables en sus respectivos personajes.

Pero de todas maneras un magnífico reparto no tiene porque dar como resultado una buena película necesariamente (como ya he comprobado en otras ocasiones en las que unos actores llamativos me hacian esperar quizás algo que luego no encontraba). Afortundamente dicha condición aqui no se cumple, porque el argumento mantiene durante todo momento un ritmo y una calidad que me hizo preguntarme como esta película no se estrenó unos meses antes (o porque no se retrasó un poco más su estreno) porque tanto a nivel argumental como actoral se convierte en el film perfecto para recibir nominaciones a los Oscars o a los premios que sean.

De todas maneras si se le puede achacar una cierta previsibilidad, en el sentido de que en este tipo de películas generalmente (lo comento a nivel personal) el "villano" (si es que se le puede denominar así) siempre suele acabar siendo alguno de los rostros conocidos del reparto, y al comenzar el film uno ya se supone quien (sospecha confirmada al final) pese a que desde luego los motivos y causas no me esperaba yo que fueran las que son. Asimismo la relativamente excesiva duración puede repercutir en no dar un resultado tan redondo como hubiera sido de esperar teniendo en cuenta el ritmo que el film consigue durante gran parte de su metraje, así como lo bien desarrollada que está la historia en líneas generales (hay detalles que quizás "chirrian" un poco como la relación entre los personajes de Crowe y Affleck, porque no parece muy creible que sean de la misma edad como para conocerse de la época universitaria como citan en cierto momento). Pese a estos detalles quizás un poco accesorios o secundarios y que quizás son más bien una sensación personal, eso no quita el resultado global de una película destacable, compacta, bien interpretada y que da lo que promete, sin más ni menos.

LO MEJOR: El guión (realmente muy conseguido), la historia (entretenida dentro del género de thriller en el que está englobada) y los actores (algunos realmente destacables como Russell Crowe e incluso bastante correctos otros como Ben Affleck que no es mucho del agrado de todos los públicos).

LO PEOR: Cierta previsibilidad en el sentido de figurarse uno quien es el malo (si bien sus motivos no quedan claros hasta el final) así como cierta relativa dilatación temporal que repercute en que el resultado final no sea tan redondo como podía haber llegado a ser (siendo, pese a todo, un thriller bastante mejor que la media).


Bookmark and Share
Print

2 Comentarios:

  1. X dijo...

    Genial(!) la reseña!!! Encantados de leerte por aqui, Chacal!

  2. Chacal (Oscar Ferrer) dijo...

    Gracias y saludos. De momento aportaré lo que humildemente pueda aportar, que desde luego vosotros también lo haceis MUY BIEN.