Las Odiseas Clarkianas IV

Por Israel Laureano

3001: La Odisea Final.

La novela se publicó con bombo y platillo en 1997. El libro "2010: Odisea Dos" y "2061: Odisea Tres" habían sido éxitos de venta, así que "3001", la novela que cerraba toda la saga de las odiseas, era muy esperada.

Portada de la edición inglesa de "3001: La Odisea Final", 1997.


La novela arranca con un prólogo donde se describen los alienígenas que forman la civilización de los monolitos. Se menciona que evolucionaron a partir de seres gelatinosos hasta que después de algunos millones de años, al igual que lo humanos, llegan a viajar por el espacio. Conforme viajaban por la galaxia encontraban que muy pocas especies evolucionaban hacia formas conscientes así que decidieron viajar por el universo para hallar las especies más prometedoras e incrementar su posibilidad de supervivencia; desarrollaron diversos métodos y procedimientos y construyeron los monolitos para ejecutar automáticamente estos procedimientos mientras ellos evolucionaban hasta el punto de hallar la forma de integrarse al entramado del espacio volviéndose seres incorpóreos. Dejaron los monolitos para vigilar y cuidar a la humanidad, aunque éstos eran capaces de degenerarse y actuar independientemente de su programación original.

La novela trata acerca de Frank Poole, el astronauta asesinado por la computadora HAL 9000. Según la novela 2001, Poole murió debido a que se desgarró su traje espacial y se encontró expuesto a las condiciones del espacio vacío: según 3001, las condiciones del vacío y la falta de temperatura en el espacio preservan el cuerpo tan bien que es posible reanimarlo con las técnicas médicas del siglo XXXI. De esta manera Poole se convierte en un extraño en su propio planeta y empieza a aprender las características y cosas nuevas de este mundo nuevo: el braincap o casco cerebral, un dispositivo que sirve de interfaz entre el pensamiento y la computadora; seres creados mediante ingeniería genética (dragones voladores, sirvientes dinosaurio); cuatro enormes elevadores espaciales que enlazan a un anillo orbital alrededor de la Tierra (construidos a partir de los diamantes recuperados de la orbita de Lucifer en "2061"), la humanidad en plena colonización espacial, la Luna, Marte y los satélites jovianos Ganimedes y Calisto totalmente colonizados, misiones de exploración a Neptuno; pero lo principal es el tratamiento de la criminalidad: control mental a los inadaptados para su posterior reinserción social; según la novela con eso prácticamente ha desaparecido la delincuencia.

Calisto, la cuarta luna de Júpiter y la tercera más grande del sistema solar.

En este punto hay que detenerse para hacer unas reflexiones, sobre todo en la manera en que Clarke presenta su visión del futuro. El presentar un punto de vista externo acerca de su propia visión es, desde un punto de vista literario, al menos, algo poco recomendable, agregándole a esto que "el agente externo" es un resucitado muerto hace 1000 años, pues, estee..., como que suena a un Deux ex Machina, una solución totalmente adaptada a las necesidades del relato.
Clarke presenta su visión idealizada del futuro, casi una visión utópica futurista y lo peor es que se la pasa media novela describiendo y divagando acerca de esta visión. Pues como opinión está bien, es decir, si fuera un ensayo que uno puede discutir, apoyar o debatir, pero estando incrustado en una novela..., pues, como que está un poco fuera de lugar; uno llega a sentir que se está dentro de las alucinaciones seniles de un viejito cienciaficcioñero (el principal punto que se puede debatir es que su punto de vista habla de la gente privilegiada, con dinero, de una cultura sin muchos problemas; pero sucede que más del 80% de los humanos en esta Tierra ni somos privilegiados ni tenemos dinero).

Otro punto de vista bastante discutible es el de los "inadaptados sociales", los delincuentes. En la novela se menciona que se les vacia la mente a los delincuentes y el cuerpo es usado por una mentalidad "neutra" y son empleados como sirvientes y recuperan su conciencia después de que ha pasado la condena; al regresarles la mente regresarían a ser "inadaptados sociales", así que debe existir alguna forma de cambiar la mentalidad o manipular la conciencia; este concepto ya suena a fascismo, suena al "sueño frío" que se muestra en la película "The Demolition Man" (dir. Marco Brambilla, 1993 con Silvester Stallone y Wesley Snipes) donde los prisioneros son condenados a la animación suspendida durante el tiempo que dure su condena y mientras están congelados se manipula su mente para aprender nuevas cosas y sentir inclinación hacia una nueva profesión que decide una computadora SIN tomar en cuenta los deseos del prisionero, su pasado o sus aspiraciones.
Pero este es un tema filosófico y ético que se tendría que tratar detalladamente en otra parte, no en un resumen cienciaficcioñero, sólo baste decir que Clarke toca temas que están MUY fuera de lugar en una novela de ciencia ficción.

En la segunda mitad de la novela se desarrolla la trama de la novela: después de los eventos de "2010" se capta una señal del monolito de Júpiter y se logra determinar que era información (un reporte del estado de la humanidad) que envió el monolito a sus "superiores" a 450 años luz.
Considerando el tiempo que tarda la señal de ida y vuelta, se considera que el monolito está a punto de recibir sus órdenes acerca de cómo lidiar con la humanidad y existe un temor creciente de que el monolito reciba órdenes de exterminar a la humanidad dado que las observaciones del monolito se refieren a la humanidad antes del 2010, cuando había carrera armamentista y tensión social; los extraterrestres podrían considerar peligrosa a la humanidad.
Frank Poole se las ingenia para contactar y convencer a las entidades Bowman y Hal (que se han fusionado en una nueva entidad, "Halman") que ahora residen en la matriz computacional del monolito europano para que lo detengan mediante la inoculación de un virus informático.

Tal como se temía, el monolito recibe instrucciones para exterminar a la humanidad, así que empieza a replicarse hasta formar pantallas que tapan totalmente la luz y el calor del Sol y de Lucifer condenando a muerte a toda la humanidad en la Tierra y sus colonias; pero el monolito ya ha sido infectado con el virus y quince minutos después de formar las pantallas se empiezan a desintegrar. Halman consigue descargerse a un medio de almacenamiento holográfico 3D con capacidad de petabytes (1 PB, petabyte=1000 terabytes; 1 TB, terabyte=1000 gigabytes; 1 GB, gigabytes=1000 megabytes; 1 MB=1000 kilobyes; 1 kB, kilobyte=1000 bytes); sin embargo, Halman también está infectado por el virus, así que permanece almacenado esperando que algún día los científicos puedan extraerle o anular o desactivar el virus.
La novela cierra con un viaje de exploración de Pool y otros astronautas desembarcando en Europa para establecer el primer contacto con los primitivos europanos.
Los alienígenas de la civilización del monolito han seguido vigilando a la humanidad a pesar de la destrucción de los monolitos, deciden posponer la determinación del destino de la humanidad hasta "Los Últimos Días".

No es que sean diferencias, es que se trata de otra novela.
Las diferencias más notables son la ausencia de la entidad Floyd que se había convertido en un ente de energía y en "3001" simplemente no aparece (bueno, podría ser que se aburrió del sistema solar y se haya ido a otra parte); la otra diferencia notable es que en "2061", la miniestrella "Lucifer" ya se había apagado (condenando a la extinción a los europanos) y en "3001" Lucifer todavía brilla y sigue dando luz y calor (y claro que los europanos siguen vivitos y coleando).
Hay que recordar que "2010" tiene un epílogo: "20,001" donde se describe la cultura europana vigilada por el monolito donde habitan Bowman y Hal; pero si los monolitos fueron destruidos en 3001 y Bowman y Hal (técnicamente inexistentes, existe Halman) fueron infectados por un virus informático, descargados y guardados en un dispositivo de memoria, lo descrito en el epílogo de "2010" no podría suceder; cambia muchas fechas (el nacimiento de Frank Poole es en 1996, si así fuera, en 2001 hubiera tenido 5 años, la misión original del Discovery sucede en la década de 2030, la misión del Leonov en el 2040). En algún punto de la novela, Clarke dice que la URSS colapsó en 1991, aunque en las novelas "2001" y "2010" todavía está activa, en boca de Poole dice que el método de impulso que se usa en el siglo 31 es la energía del vacio inventada en 2020, aunque en la novela 2061 menciona que se usa la fusión fría catalizada mediante muones.

Pero todas estas discontinuidades son triviales si se toman en cuenta sus contradicciones y desdecires más fuertes: en la novela "2001" el humano David Bowman es transformado en el Hijo de las Estrellas (StarChild), un ser etéreo y eterno, todopoderoso y completamente adaptado al universo no sólo a un planeta, pero poco a poco en las siguientes novelas de la saga se presenta a la entidad Bowman como un ser que necesita un lugar donde habitar y guarecerse, que necesita un soporte físico (cuerpo) donde existir; cambia a los monolitos de máquinas o dispositivos asombrosos, misteriosos, herramientas semi-inteligentes y amorales a simples super-computadoras que siguen una programación y pueden ser destruidas con un virus informático. Si había algo de poesía e ideas sutiles en los conceptos de las odiseas, el propio Clarke se encargó de destruirlas una por una.
Cuando el astronauta David Bowman se acerca al monolito en la superficie de Japeto (según la novela)/en orbita de Júpiter (según la película), el monolito lo transporta a otro sistema (otra galaxia según la novela) lo que presupone que el monolito, "puerta a las estrellas" (stargate) puede enviar cuerpos sólidos a velocidades hiperlumínicas, ¿y en "3001" nos tenemos que tragar el cuento de que el monolito envía su reporte solamente a velocidad luz?

Obviamente que mucha gente se dio cuenta de estas inconsistencias antes y después de publicada la novela, pero Clarke contestó con el mayor cinísmo cienciaficcioñero: que como cada novela es ficción, no es necesario que tengan coherencia o consistencia interna, cada novela está inspirada en los eventos de la anterior y en los avances científicos vigentes en el momento en que escribía. Ante la insistencia de las dudas y preguntas, Clarke se refugió siempre en la declaración de que "cada novela ocurre en su propio universo paralelo".

La única conclusión, en mi muy humilde opinión :-|, es que Clarke es bueno describiendo cosas y situaciones, fue genial imaginando inventos, tecnologías y usos de las nuevas tecnicas, pero no tuvo ni habilidad ni imaginación literaria. Su estilo literario se ha llegado a conocer como "estilo sin estilo", sin belleza ni profundidad pero con la ventaja de que es fácil de entender (y de escribir ;-)) pero tiene el peligro de caer en trampas facilonas y chabacanas: intrigas y sacrificios ociosos, agentes externos que están de más (todo esto sirve exclusivamente para justificar descripciones), personajes planos, bidimensionales, caricaturescos y hasta el tan temido Deux ex Machina.
El estilo de Clarke es muy bueno para hacer cuentos pero sus novelas apenas y se sostienen en pie (con mucha buena voluntad de parte del lector), y cuando se intenta hacer sagas, nos dan como resultado una serie de libros desarticulados como las odiseas clarkianas.

Tetramilenarista inge y los europanos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan, la ciudad del apocalipsis. 30.04.09
----------------------- FIN DE TRASMISIÓN ---------------------

Bookmark and Share
Print

1 Comentarios:

  1. X dijo...

    Sin embargo, Clarke es solo uno màs de los autores a los que se puede acusar de las mismas cosas.... Eh, me has ahorrado leerme 3 libros... gracias!