Resacón en Las Vegas

Por Chacal

FICHA TÉCNICA

Título: Resacón en Las Vegas
Título original: The hangover
Dirección: Todd Phillips
País: Estados Unidos
Año: 2009
Fecha de estreno: 14/08/2009
Duración: 100 min.
Género: Comedia
Reparto: Bradley Cooper, Heather Graham, Jeffrey Tambor, Zach Galifianakis, Justin Bartha, Ed Helms, Ken Jeong, Mike Tyson, Rachael Harris, Matt Walsh
Distribuidora: Warner Bros. Pictures
Productora: BenderSpink, Legendary Pictures, Green Hat Films

SINOPSIS

Tres hombres de diferente edad agarran una cogorza monumental durante una noche loca de fiesta en Las Vegas. Al día siguiente, en mitad de su resaca, se dan cuenta de que tienen que hacer algo muy importante, aunque no estén en las mejores condiciones para ello.

CRÍTICA

Pese a que los estudios de Hollywood fabrican para cada campaña veraniega esas grandes superproducciones que aspiran a convertirse en fulgurantes éxitos de taquilla, siempre pasa que aparece de la nada una película sencilla, en ocasiones hecha por cuatro céntimos, pero que consigue conectar con el público, que la convierte en un éxito sorpresa o sleeper. Casos de esos se podrían citar muchos vistos en los últimos años (Full Monty, El proyecto de la Bruja de Blair, Juno, Pequeña Miss Sunshine,...) y a esa lista se suma este año Resacón en Las Vegas (título español para el original The hangover), que ha sorprendido a propios y extraños con una recaudación que (en el momento en que escribo estas líneas) supera los 260 millones de dólares en territorio americano y ya tiene un acumulado mundial de casi 370 millones de dólares... lo cual multiplica por 10 su presupuesto inicial de apenas 35 millones de dólares. Por eso no le extraña a nadie que ya esté en marcha una secuela que probablemente se estrenará dentro de un par de temporadas.

Lo que pasa que ante films que se convierten en estos sorprendentes éxitos de taquilla uno siempre va pensando que algo ha de tener la película para haber conseguido semejante recaudación, y eso puede ser perjudicial porque nos anima a tener unas expectativas que probablemente son excesivas para el resultado final. En este caso (no nos vamos a engañar) el film es SIMPLEMENTE las aventuras y desventuras de una alocada despida de soltero, pero no de la misma en cuestión sino de sus consecuencias cuando al día siguiente parece que haya pasado un vendaval arrasador por donde han hecho la fiesta... sin que ninguno de ellos sepa que es lo que ha ocurrido. Como tal, y gracias a una ajustada duración de 100 minutos, el film funciona bastante bien, convirtiéndose en una película divertida y entretenida, que cumple dicha labor de manera correcta... sin más (el mismo argumento tampoco da pie a situaciones que sean el summun de la originalidad, aunque sí lo bastante graciosas como para esbozar una sonrisa en más de una ocasión). Y es que, tal y como he indicado antes, su éxito en la cartelera americana puede llevar a pensar al posible espectador que tiene que ser una comedia la mar de divertida, la mar de cachonda, etc... y no es el caso (ha habido films más transgresores de lo que puede ser este, que a fin de cuentas sólo aspira a hacer pasar un rato entretenido al espectador). Pese a todo si que hay que agradecerle un ritmo ágil y un tono realmente compensado, que no abusa (aunque también tiene) de las bromas de humor grueso, así como unos actores que al ser desconocidos para el público en general, hace que sean bastante creíbles y muy simpáticos en sus respectivos roles (los más conocidos del reparto, y por tanto las únicas excepciones, serían Mike Tyson, cuya presencia podría calificarse de simplemente cameo, y Heather Graham, en un papel bastante secundario y que aparece sólo en un par o tres de escenas)

Aunque el protagonismo está dividido entre los tres actores principales (lo cual dota al conjunto de un tono más compensado, cosa que no hubiera ocurrido de tener en el reparto a una estrella de cartel tipo Jim Carrey), si que tengo que reconocer que el que destaca sobre el resto es Alan, el cuñado del novio, interpretado por Zach Galifianakis (atención al gesto masturbatorio que hace con el bebé... y eso por citar sólo un ejemplo). En resumidas cuentas, una película correcta y divertida, que se deja ver bastante bien (sin ser de esos títulos que dicen ser comedias pero que provocan más bien la vergüenza ajena) y que consigue un buen equilibrio en sus escarceos en un tono más gamberro (estilo Algo pasa con Mary, aunque sin la mala leche del citado film), sin que en ningún momento se pueda decir que sea especialmente grosera (vamos, que yo alucino ante la clasificación R que ha tenido en USA porque tampoco hay nada fuera de lo común, aparte de que la película no es ni mucho menos el colmo de la originalidad). Pero pese a ello un film muy entretenido con el que se puede pasar un rato bastante divertido.

Por cierto, recomiendo ver los títulos de créditos finales, para los cuales se guarda lo que verdaderamente hicieron en la alocada despedida de soltero que provoca todas las bizarras situaciones vistas en el film, y que demuestra ser lo bastante alocada como para que luego tuvieran el resacón amnésico que da pie a la historia del film.

LO MEJOR: Su ritmo ágil y que en ningún momento se pierde en detalles secundarios, así como su tono de comedia bien llevado, sin caer en la grosería (aunque la roce) ni los conservadurismos. También destacaría unos actores bastante correctos en sus personajes, y que al ser mayormente desconocidos ayudan a hacer a estos más creíbles (con mención especial para Zach Galifianakis y su alocado Alan)

LO PEOR: Su éxito en la taquilla americana puede hacer pensar que es un peliculón o una gran comedia... y tampoco es para tanto, entretenida y ya está.

Bookmark and Share
Print