La saga Enderiana.

Por Israel Laureano

El autor de todos los libros enderianos es el americano Orson Scott Card.

Orson Scott Card en 2008.


La primer novela de la saga se tituló "El juego de Ender" publicada en 1985. La novela se desarrolló a partir de un relato publicado en 1977 en la revista Analog. Dado el éxito de las novelas de Ender, este cuento ha aparecido en varias compilaciones, tanto de la revista Analog como de los relatos de la historia de Ender (enderverse, el universo enderiano).

Portada de la 1a edición del Juego de Ender en inglés (Tor books, 1985).



Portada de una de las compilaciones de los cuentos (short story collection) de Ender.











En la novela se narra la historia de Andrew "Ender" Wiggin en su paso por la escuela de batalla, una escuela en órbita terrestre especializada en la educación y formación de estrategas para que dirijan a los ejércitos terrestres en la guerra contra los insectores ("buggers", llamados así por su parecido con los insectos terrestres. En el cuento original, esta especie es conocida como los formics) y a través de lo que Ender piensa que son juegos, consigue ganarles la guerra y destruir su planeta natal.

Esta novela fue seguida por La Voz de los Muertos (Speaker for the Dead) de 1986, aunque fue revisada y actualizada en 1991.
Ender rescata a la reina colmena, último sobreviviente de la especie de los insectores, para ponerla a salvo en un nuevo planeta puesto que la culpa de haber exterminado a toda una especie y a su planeta hogar es muy grande, por esto ha viajado por toda la galaxia a velocidades cercanas a la luz saltando de planeta en planeta. Debido a efectos relativistas, mientras que en el "exterior" ya han pasado 3000 años, Ender apenas tiene 35 años y se ha convertido en un "Portavoz de los Muertos", una persona que habla en favor de personas ya fallecidas. No lo hacen por alguna tradición o rito, ni por alguna creencia en el alma o espíritu, sino por la creencia en valores y éticas humanas, por la creencia humanista en que todas las especies, sus individuos y valores y costumbres morales deben ser respetados; por eso viaja al planeta Lusitania donde se ha descubierto una nueva especie llamados pequeninos o cerdis (aunque cerdis es un mote despectivo), aunque también se combate la enfermedad descolada, causada por un virus letal y complejo, apenas contenido por una medicina que se pone en el agua y alimentos de los colonos; controla la enfermedad, pero no los cura. Aunque Ender decide que el planeta Lusitania es un buen lugar para que se desarrolle nuevamente la especie de los insectores, también se da cuenta de que a veces dos especies no se pueden comunicar ni entender (como el caso humanos - virus de la descolada), aunque ninguna especie es realmente mala, la simple supervivencia de una causa daño y hasta extinción de la otra (en la descolada el conflicto reside en que la supervivencia del virus implica la muerte de los humanos, y la supervivencia de los humanos implica la destrucción del virus, cosa que no pasa con los pequeninos ni con los insectores).

Los insectores tienen un aspecto amenazante y todos comparten la mente de la reina colmenar, por lo que consideran que cada individuo es insignificante, la única vida que tiene valor es el de la reina.
Cuando los insectores exploran el sistema solar y hacen contacto con los humanos, los tratan como si compartieran una mente colmenar, piensan que matar a 10 o 20 individuos solamente servirá para llamar la atención de la reina de la colmena humana, pero el único resultado es la guerra que se relata en el Juego de Ender.
Cuando los humanos llegan a Lusitania y descubren a los Pequeninos, se establece una estricta política de no intervención y mínimo contacto entre las dos especies. Los cerdis (pequeninos) hacen sacrificios rituales donde atan a un cerdis al suelo, lo destripan y plantan un árbol en el medio de su abdómen. Los humanos ven esto con horror y asco, disculpándolos porque son una cultura primitiva.
Pero cuando un humano entra en contacto con los cerdis y los pequeninos lo sacrifican ritualmente, sin el "honor" de plantarle un árbol, toda la colonia lusitana los empieza a odiar y a despreciar (las muestras de violencia apenas son contenidas por Ender y los insectores con su aspecto amenazante).

En realidad los árboles son la siguiente etapa en el desarrollo de los cerdis: alcanzada la madurez, deben ser sacrificados para convertirse en árboles padre y piensan que algo parecido les sucede a los humanos, deben ser sacrificados para que alcancen su siguiente etapa de desarrollo.

Incluso el virus de la descolada y su incompatibilidad con la vida humana, es un agente esencial para la transformación de pequeninos a árboles, si se elimina al virus, también se van a extinguir los cerdis.

Portada de la 1a edición en inglés de "Speaker for the Dead", Tor Books, 1986.

El primer libro de la saga de Ender, "El Juego de Ender" mostraba un lado más clásico de la ciencia ficción: viajes y estaciones espaciales, un héroe y peligros espaciales, y también se apoyaba más en la ciencia ficción dura: efectos relativistas, efectos gravitatorios, informática y cibernética, pero en el segundo libro se mostró un aspecto mucho más filosófico, sicológico y moral; usa los personajes del primer libro pero de una forma creativa y novedosa, además de presentar conceptos y reflexiones verdaderamente novedosas e interesantes.
Creo que por eso los dos libros obtuvieron los premios principales de la ciencia ficción: el Nébula (otorgado por la SFWA, escritores estadounidenses de ciencia ficción) y el Hugo (otorgado por miembros del Wordcon, convención mundial de ciencia ficción).

El tercer libro se tituló simplemente "Xenocide" (en español lo titularon "Ender, el Xenocida") de 1991, el quid en la trama se basa en la decisión del Congreso Estelar de destruir Lusitania para evitar que el virus de la descolada se propague a otros sistemas, como se imaginarán Ender y sus amiguitos (incluyendo a los pequeninos y los insectoides -ahora llamados simplemente "reina colmena") tratan de evitar que esto pase. El único tema interesante es la introducción de parte de Card del planeta Path, moldeado de acuerdo a la China tradicional y las descripciones que hace de sus creencias, costumbres y tradiciones. Este libro ya no tiene mucho interés, aunque llegó a estar nominado para un premio Hugo y un Locus (mejor novela de fantasía) no ganó ninguno de los dos premios.

Portada de la 1a edición de Xenocide en inglés, Tor Books, 1991.

La cuarta novela de la saga fue "Hijos de la Mente" (Children of the Mind, 1996), novela bastante menor si se compara con las demás. "La Voz de los Muertos" fue una novela pionera en el sentido que fue la primera que se enfocó en la rica vida interior de los personajes, su sicología, filosofía, moral, sus sentimientos; en esa novela los hechos, los acontecimientos eran consecuencia de las decisiones de los personajes, y Orson Scott Card nos permitía espiar en el corazón y la mente de los que tomaban decisiones. Este estilo de escritura es muy difícil y delicado, se debe usar con inteligencia y mesura so pena de convertir el relato en un menjurge literario cursi, chabacano, lleno de lugares comunes, jalado de los pelos y con una trama tan artificialmente retorcida como la conciencia de un político.
Portada de la 1a edición de "Children of the Mind", Tor Books, 1996. Nótese que cuanto más maleta es una novela, la editorial y los publicistas enfatizan más el nombre del autor y se apoyan en premios y menciones de prestigio (New York Times bestselling author) y en opiniones de los demás.

Desgraciadamente éste fue el estilo y dinámica sobre el que apoyó Card para desarrollar sus novelas de la saga de Ender a partir de "Children of the Mind". Creo que está por demás decir que ni ganó premio alguno ni fue nominada para ninguno.

Haste el año 2000 parecía que la saga de Ender iba a consistir solamente de cuatro novelas, pero en 2002 se publicó el libro "First Meetings" que recopilaba los cuentos de Ender.
A partir de aquí Card agarró vuelo (otra vez) y en 2007 publicó la novela "A War of Gifts: An Ender Story" (hasta donde sé, no se ha traducido al español), con los mismos defectos que "Children of the Mind".
Portada de la 1a edición de "A War of Gifts", leanla bajo su responsabilidad.

En 2008 Se publicó la que (ojalá) sea la última novela de la saga Ender; "Ender in Exile: Ganges", con todos los defectos de las últimas novelas enderianas: cursilería, chabacanería y una trama jalada de los pelos.
Portada de "Ender in Exile", Tor Books, 2008.

Ender, la película.
Hacia mayo de 2003 se supo que Orson Scott Card ya había entregado un script con la adaptación cinematográfica de "Ender's Game" a la productora Warner Brothers, sin embargo ellos decidieron reescribir el script junto al que iba a ser el director, Wolfgang Petersen. Sin embargo, tras la salida de Petersen del proyecto, Card retomó las riendas y anunció que iba a reescribir el script de forma que la historia de Ender no cayera en la moda hollywoodense del uso de la "pantalla verde", en febrero del 2009 anunció que ya había entregado el script a Odd Lot Entertainment. Durante un tiempo circuló el rumor de que Ridley Scott dirigiría la versión cinematográfica de Ender, pero se acaba de anunciar que estará involucrado en la nueva versión cinematogáfica de la novela "Un Mundo Feliz" de Aldous Huxley.

Insectoide inge y los pequeninos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan 13.08.09
----------------- TRASMISION INTERRUMPIDA ----------------------

Bookmark and Share
Print

3 Comentarios:

  1. X dijo...

    Pero, Inge, dónde entran la Sombra de Ender y las demás? Harás otro post al respecto?? Mira que me has dejado con la intriga...

  2. Israel Laureano Lazcano dijo...

    Pues sí..., la semana que viene el post es acerca de las saga de las sombras.

  3. X dijo...

    =D