Avatar o los nuevos Ewoks

Por Israel Laureano

¡Ahora azulitos y ecológicos!





No es que la película esté mal o sea ridícula o algo, visualmente es espectacular, como producto cinematográfico está muy bien hecha en todo sentido, la dirección, actuaciones, edición, continuidad, etc. Es solamente que la historia es complaciente y bastante inverosímil.

Las crónicas y críticas que pongo pueden revelar parte de la trama o algunos puntos dramáticos. Una vez advertidos, pueden continuar o dejar la lectura aquí, hasta que vean la película.







La palabra "avatar" ya es bien conocida en internet, significa una representación gráfica de nosotros mismos. No es necesariamente nuestra imagen, puede ser cualquier tipo de gráfica, esquema o dibujo. Si uno se pone a pensar que el concepto de avatares también es manejado y usado bastante en las religiones del mundo, no cae de sorpresa que la palabra y concepto ya tengan algunos siglos de antigüedad (la religión que más maneja el concepto de avatares es el hinduísmo, aunque también se puede encontrar esta idea en otras religiones).
Lo que sí es sorprendente es que el concepto de avatar tal y como se maneja en la película ya haya sido mencionado y explorado en la ciencia ficción, principalmente en la novela "Miedo a la Fundación" de Gregory Benford donde Hari Seldon y Dors Venabili visitan el planeta Panucopia y experimentan la realidad virtual utilizando el cuerpo y la mente de un chimpance (los chimpances son sus avatares).

El ex-marine Jake Sully, personaje principal de la trama.

Básicamente la trama trata de un ex-soldado (marine según la terminología del ejército de EUA) minuválido al que se le asigna la misión de controlar un avatar para contactar una población de nativos extraterrestres naturales de un planeta donde se va a hacer una operación minera.
El planeta extraterrestre se llama Pandora y los naturales se llaman a sí mismos los Na'vi, el problema es que la tribu na'vi viven en armonía con su entorno (la madre naturaleza, que los na'vi llaman Eywa) y la operación minera va a destruir su entorno para extraer un mineral de gran valor comercial en la Tierra llamado unobtanium.

La compañía terrestre encargada de la operación minera se llama RDA, como no es algún operativo oficial, de algún gobierno de la Tierra, no hay ejército real tal y como lo conocemos, más bien RDA contata a ex-marines (mercenarios) para protección del personal (por lo que la guardia contrada constituiría un ejército privado, "guardia blanca" se les llama en latinoamérica. Algo no ilegal, pero sí inmoral).
Coronel Miles Quaritch, "jefe de seguridad" del ejército privado de la RDA.

El pueblo na'vi está a un nivel neolítico (edad de piedra), por eso viven tan integrados a la naturaleza: no tienen tecnología ni han aprendido a utilizar lo recursos naturales para avanzar en su civilización; en la película se sugiere que la civilización na'vi es análoga a las civilizaciones en América del Norte antes de la llegada de los europeos (los llamados indios, palabra que denota un error histórico -Colón pensó que había llegado a las indias orientales- pero que se ha propagado a través de los siglos).
Los na'vi forman una sociedad tribal primitiva y prístina, al igual que el mundo donde habitan.


El mito del buen salvaje.
Uno de los mitos básicos en nuestra cultura occidental es conocido como "buen salvaje" y está basado en la creencia de que los humanos somos escencialmente buenos, o por lo menos que no deseamos hacer el mal, y que nuestras cosas o actitudes malas son debidas a la influencia social o "civilizatoria". En este sentido, podemos ver el papel que toman los na'vi y los humanos según la película: los na'vi son los buenos, los impolutos, los que lo único que desean es seguir viviendo en armonía con su mundo, en comunión con Eywa; los humanos (por lo menos el equipo de la operación minera) somos los malos, los que queremos destruir, los egoistas y codiciosos.
Ya con todos estos elementos es fácil predecir el rumbo de la película (sobre todo teniendo en cuenta que es hollywoodense y comercial): los buenos siempre le ganan a los malos, sin importar lo improbable, ilógico o absurdo que esto pueda ser, se deben complacer los deseos más primitivos y reprimidos de quien paga.
La na'vi Neytiri en el mito del buen (o buena) salvaje.

Los detalles de la trama se vuelven irrelevantes y cómplices de la tendencia complaciente principal: hay humanos "buenos" que se unen a los na'vi "buenos" que luchan contra los humanos "malos" (que tienen todas las características malosas posibles: son egoistas, codiciosos, ignorantes, fanáticos, etc., etc.); al igual que los Ewoks, son capaces de derrotar fuerzas de la era espacial a base de empellones, empujones, gritos, lanzas, flechas y piedras (y la ayuda esotérica de "Eywa", la madre Naturaleza -solamente que extraterrestre, eso sí).
Los na'vi vencen a un ejercito de la era espacial a base de gritos y echarle ganas.

Predecible y complaciente, con estructura infantil (al principio, los propios soldados reconocen que el planeta Pandora es muy hostil y peligroso, pero al final de la trama se lanzan al ataque como si nada), la trama queda totalmente opacada por los artificios visuales y la espectacularidad de los efectos especiales, no sé, una obra totalmente adecuada para las enseñanzas neoliberales del s.XXI.

Omaticaya inge y los avatarísticos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan 14.01.10
----------------- FIN DE TRASMISION -----------------

Bookmark and Share
Print

3 Comentarios:

  1. X dijo...

    Una peli simplona con un gran apartado visual.... pero qué tiene que ver "una obra totalmente adecuada para las enseñanzas neoliberales del s.XXI"??? No es más bien al contrario?

  2. Israel Laureano Lazcano dijo...

    Las enseñanzas del neoliberalismo consisten básicamente en "seguir la corriente", "seguir al líder", basar todos nuestros parámetros éticos y morales en los principios "universales" ya bien conocidos y aceptados: todos los seres vivos somos escencialmente buenos y sociales, la maldad viene externamente, principalmente debido a "manzanas podridas" que se filtraron en la sociedad.
    Se acalla la opinión crítica, el pensamiento escéptico, el decir y/o actuar diferente a la mayoría.
    La trama acartonada de Avatar sigue al pie de la letra estas características: los bandos, los "buenos" y los "malos" están bien definido, y todos sabemos que el bien debe triunfar, aún contra las probabilidades y toda lógica. Todo esto sucede explícitamente y linealmente durante la película.
    Sigue al pie de la letra las enseñanzas neoliberales.

  3. X dijo...

    Sin embargo, esto:

    >>>>Se acalla la opinión crítica, el pensamiento escéptico, el decir y/o actuar diferente a la mayoría.

    es exactamente lo que hacen gobiernos "opuestos" al "neoliberalismo" como China, Korea del Norte, Venezuela, Ecuador y Cuba... casualmente todos ellos son dictaduras...