EL LIBRO DE ELI

Por Chacal

FICHA TÉCNICA

Título: El libro de Eli
Título original: The book of Eli
Dirección: Albert Hughes, Allen Hughes
País: Estados Unidos
Año: 2010
Fecha de estreno: 18/03/2010
Duración: 118 min.
Género: Drama, Aventuras, Western, Acción
Calificación: No recomendada para menores de 13 años
Reparto: Denzel Washington, Gary Oldman, Mila Kunis, Ray Stevenson, Jennifer Beals, Evan Jones, Joe Pingue, Frances de la Tour, Michael Gambon, Tom Waits
Distribuidora: Sony Pictures
Productora: Silver Pictures, Alcon Entertainment

SINOPSIS

Definida como un western de ciencia ficción, El libro de Eli nos traslada a un futuro apocalíptico, donde un guerrero solitario (Denzel Washington) deberá vivir todo tipo de aventuras para traer a la sociedad el conocimiento que podría ser el origen de la salvación de la humanidad. Oldman interpreta al líder de una pequeña comunidad que hará lo que sea necesario por arrebatar el libro de Eli al protagonista.

CRÍTICA

Cuanto más cine ve uno más parece confirmarse la idea de que siempre se acaban visitando los mismos lugares. En ese sentido poca novedad (a priori) podía esperar uno de este Libro de Eli, ya que las imágenes previas hacian sospechar (y una vez vista la película se puede confirmar) que estamos ante el enésimo film que toma elementos de la clásica saga Mad Max para mostrarnos su visión de nuestro devastado futuro. Pero pese a eso destacaría como primer elemento primordial de esta película su fotografía, que en todo momento nos permite sumergirnos en este apocalíptico mundo.

Asimismo me gustaría citar los orígenes de tal desastre: cuando en otros films este ha sido el resultado de guerras nucleares o devastaciones robóticas (lo que sucede por ejemplo en Terminator), aqui se da a entender que el ser humano acabó con el manto de protección de la Tierra y provocó que los rayos del sol abrasasen a todos y a todo lo que pillaron por delante (ese detalle explica porque casi siempre en exteriores los personajes van con gafas de sol). Resulta cuando menos novedoso (al menos para mi) ya que en el mismo... ¿se puede decir que tenemos inconscientemente un mensaje ecologista? Y lo digo no sin motivo de causa, porque basta escuchar una de las frases que dice el protagonista (Teníamos más cosas de las que necesitábamos y tirábamos cosas por las que hoy la gente mataría) para darnos cuenta que pese a ser sólo un film de entretenimiento, el argumento también quiere hacernos meditar.

Eso si, en donde se pone mayor enfasis es en la religión: a medida que avanza la historia nos enteramos de cual es el libro al que da título la película (pero cuidado que aunque sepamos lo que es no sabremos TODA su verdad hasta el final). Eli lo protege porque, al igual que los profetas bíblicos, una voz en su interior le dijo que lo transportara hasta el Oeste (con un destino determinado aunque no lo parezca, al final se verá cual es) Por el camino se cruzará con un despiadado terrateniente que pretende dominar a las masas con lo que el libro explica, lo cual parece querer hacernos pensar sobre los falsos profetas que han existido siempre, y que venden fé y esperanza a cambio de humo: el personaje de Gary Oldman es el vivo ejemplo de ello, con una forma de adoctrinar claramente talibán (o sea, opresiva y dominadora)

Naturalmente no me olvidaré de citar los claros elementos de western que tiene la historia, al suceder la acción en un pueblo y unos escenarios muy específicos que recuerdan a un montón de títulos del mencionado género. Eso también da como resultado algunos de los elementos más flojos del film, con un villano y un montón de secuaces del mismo que están planteados de manera muy arquetípica. Dicho detalle al menos no ocurre con el protagonista hasta bien avanzada la acción, siendo al principio una variante (o al menos a mi me lo pareció) del protagonista de Kung-Fu, el famoso Pequeño Saltamontes. O sea, mezclando a partes iguales la esencia espiritual y religiosa con la de acción y combate (será hacia el final cuando lo primero tome preponderancia frente a lo segundo llegando a niveles mesiánicos).

De los actores destacaría a Denzel Washington, cuyo personaje es el más agradecido del relato. Por contra, y aparte del citado Gary Oldman y su cohorte de secuaces, la que se lleva el punto más debil del film es el personaje encarnado por Mila Kunis, a la que vemos en pantalla excesivamente sexy (o al menos a mi me lo pareció) para lo que tendría que ser una superviviente de un desastre mundial que lleva toda su vida viviendo en condiciones que bordean lo infrahumano.

En resumidas cuentas nos encontramos ante una película que ofrece pocas novedades pero a la que se le agradece cierto mensaje para que meditemos sobre nuestras acciones y nuestras creencias. Vamos, que no es una maravilla, no es una obra maestra, pero no engaña a nadie y sabe conseguir muy bien su propósito último: entretener.

LO MEJOR: Denzel Washington y todo lo que rodea a su personaje (motivos, creeencias y características). Asimismo el mensaje que quiere transmitir su historia así como lo bien que cumple su labor básica, que es entretener, mezclando elementos clásicos de films post-apocalípticos y de western.

LO PEOR: Lo arquetípico del villano y sus secuaces (lo cual no priva para que el resultado final como mínimo cumpla con corrección en pantalla) así como el personaje de Mila Kunis, excesivamente guapa para las situaciones en las que se supone que vive.

Bookmark and Share
Print