Repo Men

Por Chacal

FICHA TÉCNICA

Título: Repo Men
Título original: Repo Men
Dirección: Miguel Sapochnik
País: Canadá, Estados Unidos
Año: 2010
Fecha de estreno: 06/08/2010
Duración: 119 min.
Género: Thriller, Acción, Ciencia ficción
Reparto: Liev Schreiber, Jude Law, Forest Whitaker, Alice Braga, Carice van Houten, Liza Lapira, RZA, Yvette Nicole Brown, Chandler Canterbury, Tanya Clarke
Guión: Eric Garcia, Garrett Lerner
Distribuidora: Universal Pictures
Productora: Universal Pictures, Relativity Media, Stuber Productions, Mambo Film Productions

SINOPSIS

En un futuro no demasiado lejano, los órganos humanos se podrán comprar con targeta de crédito. Serán órganos muy caros pero prácticamente perfectos, capaces de mejorar la esperanza de vida de las personas. Los Repo Men se encargan de perseguir a la gente que incumple los pagos y tienen la orden de arrancar el órgano de sus cuerpos sin importarles el dolor ni el sufrimiento de la víctima.

Remy (Jude Law) es uno de los Repo Men más cualificados, pero un día sufre un infarto y, para salvarle la vida, le implantan un corazón nuevo. Al despertar, Remy confiesa que no puede pagarlo. Desde ese momento tendrá que esquivar a su ex compañero Jake (Forest Whitaker) con la ayuda de una mujer en su misma situación (Alice Braga).

CRÍTICA

¿Cuantas películas ha habido que nos han hablado sobre nuestro presente haciendo una fábula ambientada en nuestro futuro? Los ejemplos son numerosos pero entre los títulos más conocidos por la gente estarían (entre otros, y por citar sólo una muestra) Blade Runner, Hijos de los hombres o Minority report. Esta Repo Men se uniría al grupo, lo único que tomando más detalles de otros que aportando ella novedades destacables.

Del film protagonizado por Tom Cruise y dirigido por Steven Spielberg toma su estructura narrativa, la del perseguidor que se convertirá en perseguido. Pero mientras que en la mencionada película la causa era la prevención futura de asesinatos, en esta se trata del comercio de órganos artificiales. Eso permite una reflexión crítica sobre la impersonal Sanidad (en especial la americana), donde en muchos casos somos tratados más como números que como seres humanos, algo que queda claro en el nulo valor de los pacientes en esta película, especialmente si no tienen dinero para pagar (y por lo tanto conservar) su trasplante. Por su parte el tono de Blade Runner lo tiene en una ambientación mil veces vista en otros títulos de ciencia-ficción pero que aún sigue funcionando cuando lo que interesa es mostrar un futuro no muy lejano pero no mucho mejor que nuestro presente.

Su mayor acierto sería su similitud a títulos como Hijos de los hombres, especialmente en un desarrollo que alterna las vicisitudes personales del personaje encarnado por Jude Law con las implicaciones generales de los hechos que vive (también hay algunos que le encuentran parecidos a lo narrado en Repo!, The genetic opera pero reconozco no haber visto ese film con lo que no puedo juzgar). Aunque si por parecidos hablamos, quien vea el final puede preguntarse sobre todo lo anterior, en un sentido parecido a la realidad ficticia planteada por films como Matrix o Abre los ojos (y su remake Vanilla Sky)... y ya no digo más.

Es precisamente ese final lo que mejora un resultado que en su conjunto (también es justo reconocerlo) ahonda poco más en su interesante idea argumental, quedándose más bien en la superficie de esa crítica contra el servicio sanitario (aqui representado en la imagen del abyecto personaje encarnado por Liev Schreiber, más preocupado de los beneficios que por los clientes aunque aparente justo lo contrario) El resto circula por derroteros muy parecidos a la mencionada Minority Report (incluida una resolución similar pero mucho menos positiva en este caso... ¿o no?), aunque también es verdad que se agradecen esos planos donde la sangre (por cuestiones lógicas) corre como agua, algo que asombra en un panorama convencional actual donde se suele obviar ese rojo elemento en pos de una neutrailidad que no traumatice jóvenes mentes (al menos en lo que a cine comercial se refiere).

El reparto cumple con corrección, tanto Jude Law como Liev Schreiber (el más flojito sería Forest Whitaker, ya que en un futuro donde tantas partes del cuerpo se pueden cambiar, ¿porque él no se arregla un poco? Y eso por no mencionar el poco creible giro final de su personaje, aunque... ¿hasta que punto es real?) Asimismo también destacaría escenas como la que sucede en el última parte, mezclando sexo y sadomasoquismo extremo en unas imágenes inquietantes aunque quizás demasiado exageradas; pero pese a todo el resultado final se queda tan solo en entretenido (pudiendo haber llegado facilmente a más) por decantarse más bien hacia los más trillados esquemas del género de la ciencia-ficción que por ahondar más en una idea que (también hay que reconocerlo) resulta brillante y demuestra lo impersonal de los servicios médicos (como dice el protagonista al principio, si no pagas tu hipoteca el banco te embarga la casa. Pues él hace lo mismo, si no pagas tu órgano te lo extraen... como sea).

LO MEJOR: Jude Law y Liev Schreiber, además de una idea argumental muy sugerente (aunque no aprovechada al 100%) pero que pese a todo consigue un film entretenido. Y una galería de posters como radiografías con los órganos artificiales (los podeis ver en el apartado del film en Impawards)

LO PEOR: La sensación de que, con los elementos con los que juega, podía haber llegado a más; así como el coherente (pero excesivo) parecido a otros films del género (entre otros al mencionado Minority Report de Steven Spielberg).

Bookmark and Share
Print