Splice: Experimento mortal

Por Chacal

FICHA TÉCNICA

Título: Splice: Experimento mortal
Título original: Splice
Dirección: Vincenzo Natali
País: Francia, Canadá, Estados Unidos
Año: 2009
Fecha de estreno: 30/07/2010
Duración: 110 min.
Género: Thriller, Terror, Ciencia ficción
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Reparto: Adrien Brody, Sarah Polley, David Hewlett, Abigail Chu, Delphine Chanéac, Brandon McGibbon, Amanda Brugel, Stephanie Baird
Guión: Vincenzo Natali, Antoinette Terry Bryant, Doug Taylor
Distribuidora: Vértice Cine
Productora: Gaumont, Copperheart Entertainment, Splice (Copperheart)

SINOPSIS

Clive (Adrien Brody) y Elsa (Sarah Polley) son una pareja de científicos que logran una nueva raza híbrida, en principio inofensiva, pero que pronto desarrolla rasgos de depredación, incluso sexual.

CRÍTICA

¿Estamos ante otra decepción como director, al igual que parece haber pasado con M.Night Shyamalan (con su reciente Airbender, el último guerrero)? En este caso no puedo juzgar, ya que no he visto los trabajos anteriores de Vincenzo Natali, pero las críticas previas que había leído de este film eran demoledoras en el hecho de calificarlo de decepción, sobretodo teniendo en cuenta de quien viene. Pero como siempre digo, no hay mejor crítica que la que hace uno mismo, con lo cual le dí una oportunidad.

He de decir que este proyecto viene de lejos, ya que las primeras imágenes de la criatura ya las ví por Uruloki hace más de tres años. Y cabe reconocer que visualmente llama la atención, pero no todo es eso (o no todo tendría que serlo) y en este caso el fallo viene por el guión. Él mismo no es malo, pero resulta poco novedoso, ya que si quieren hacernos una historia de "mad doctors" eso ya lo llevamos viendo desde la época de Frankenstein (en la que claramente se inspira esta película) y, como es lógico, no sorprende eso en este film, máxime cuando los científicos protagonistas en este caso no es que sean malos o locos, sino simplemente irresponsables.

La relativa novedad del producto radica en introducir el sexo (y la sensualidad) como elemento relevante en la trama: el ambiguo erotismo de la criatura es explotado en una doble escena de sexo con él y luego con ella (pero todo dentro de los cánones del cine más comercial) lo cual nos deja un final abierto (algo también muy habitual hoy en día) con vistas a una posible secuela (que, viendo su pobre resultado en taquilla, dudo que se produzca) Pero lo de relativa novedad lo cito porque eso ya se vió hace unos años en la película Species, film que propició una saga de cuatro títulos, y en donde también se jugaba con el erotismo en una historia de mezcla de ADN's, en aquella ocasión humano y extraterrestre.

Pese a todo el resultado final cumple las mínimas reglas del entretenimiento, sobretodo en una primera parte con todo el tema de la creación de la criatura, que sin duda alguna se convierte en lo más interesante del producto final (gracias también a la destacable interpretación que Delphine Chanéac hace de Dren, el citado ser fruto del experimento). Lo malo (al menos desde mi punto de vista) es su insustancial conclusión, donde rompen toda la coherencia más o menos conseguida hasta ese momento en un final que peca de apresurado y tópico (algo patente en el destino de los dos personajes secundarios que aparecen por escena en ese momento). Asimismo las interpretaciones de la pareja de científicos encarnada por Adrien Brody y Sarah Polley es poco llamativa, cayendo en los tópicos más previsibles teniendo en cuenta los personajes a los que tienen a su cargo (hecho evidente en ella y su deseada maternidad, satisfecha con el nacimiento de la criatura); y la supuesta crítica implícita hacia los límites de la ciencia queda bastante desdibujada, sobretodo cuando ya nos suponemos que esto acabará siendo un film de "bicho asesino" (aspecto también fallido sobretodo al concentrarlo todo en el tramo final).

LO MEJOR: El aspecto visual de Dren (al principio cuando es un bulbo le encontré incluso cierto aire fálico) propiciado por la interpretación de Delphine Chanéac. También el clarísimo homenaje a Frankenstein (ya evidente sólo en el nombre de los protagonistas (Clive y Elsa), que alude a los actores Colin Clive y Elsa Lanchester de La novia de Frankenstein de James Whale). También destacaría que el resultado final en su conjunto resulta minimamente entretenido.

LO PEOR: Lo que hasta ese momento se había movido por terrenos conocidos pero minimamente aceptables se ve estropeado por un final apresurado y en donde se dan cita todos los tópicos del cine con "bicho asesino". Y previo a eso que no se explote más el debate sobre los límites de la ciencia (los motivos de estos científicos son destacables... pero sus métodos arriesgados)

Bookmark and Share
Print