Miracle Man

Por Israel Laureano



Miracle Man  es un personaje de historieta cuya existencia ha sido muy larga e interesante. Quizá la parte más interesante de su existencia es la etapa que se conoce como "los años de Alan Moore".

Portada del #3 de Miracle Man de la época de Alan Moore.






Hacia 1940 la empresa estadounidense Fawcet Comics inventó el personaje "Capitán Marvel" y empezó a publicar sus historias en EUA. El empresario británico Len Miller compró la licencia para publicar el cómic (junto a otros títulos de Fawcet Comics), pero la compañía DC (en ese entonces
El Capitán Marvel original,
 oct. 1941
todavía se llamaban National Comics) los demandó diciendo que "Capitán Marvel" era un plagio de "Supermán". En 1953, la división de cómics de Fawcet estaba ya tan debilitada que decidió darle la razón a DC y dejó de publicarlo, así que Len Miller se quedó sin material para publicar.
Pero en 1954 se acercó al artista-escritor Mick Anglo para crear un personaje que sustituyera al "Capitán Marvel": una especie de "Capitán Marvel inglés". Así que crearon a "Marvel Man", en vez de moreno, lo hicieron rubio con un corte de pelo militar con un copetito estilo Supermán, le quitaron la capa, le cambiaron los
MarvelMan original, ca. 1955.
colores del uniforme, en vez de fortachón y musculoso, lo dibujaron más atlético, como un basquetbolista o tenista; en vez de ser un preadolescente que se convierte en forzudo superhéroe cuando pronuncia ¡Shazam!, ahora es un reportero que se transforma en Marvel Man cuando pronuncia Kimota (atomic al revés). Bueno, en general eran muy parecidos, pero con una apariencia física lo bastante diferente para que parecieran dos superhéroes diferentes (por cierto, la palabra "superhéroe" usada en el contexto de los cómics, es una marca registrada que solamente puede usar Marvel o DC, todas las demás editoriales deben usar "superaventureros",  "héroes superpoderosos" o algo así) y aparte MarvelMan solamente se publicaba en Inglaterra, así que nunca hubo problema. MarvelMan se siguió publicando hasta 1963 y tuvo algo de popularidad en Italia, Australia y Brasil (donde se le conoció como Jack Marvel).

En 1982 el historietista Alan Moore declaró que a él le gustaría reescribir la historia de Marvel Man desde una perspectiva moderna y adulta, con sus poderes y aventuras explicados con ayuda de la ciencia ficción dejándo a un lado eso de que un buen día, sin razón ni justificación aparente, se le aparece un ser todo-poderoso (en el caso de MarvelMan fue un astrofísico) que le otorga superpoderes. El editor inglés Dez Skinn dueño de la compañía Quality Communications decidió
Primer número de Warrior, marzo de 1982.
tomarle la palabra y fundar una nueva revista de cómics llamada "Warrior". En Warrior se publicaron diversos cómics, incluyendo el principio de la serie V for Vendetta y MarvelMan.
Warrior logró bastante reputación y fama en la Gran Bretaña; desgraciadamente también llamaron la atención de Marvel UK que empezaron a protestar por el nombre "MarvelMan" (es bastante contradictorio que por un lado Marvel se haya enojado por usar la palabra "Marvel" para un héroe, pero por otro lado haya estado muy feliz por la publicidad gratuita que recibían) y empezaron a alegar tecnicismos, como que realmente no estaban infringiendo un copyright (derecho de copia) sino un trademark (marca registrada).
Al final, MarvelMan dejó de publicarse en el número 21 de Warrior, y la propia revista dejó de publicarse unos meses después, en enero de 1985, en el número 26. Cuando la bancarrota era inminente, el propio Skinn se encargó de vender todos los derechos de los cómics de Warrior (excepto V for Vendetta) a la empresa estadounidense Pacific Comics. Esta empresa no tuvo éxito y desapareció después de unos meses; ni siquiera alcanzaron a publicar algo de lo que tenían. Los derechos fueron adquiridos por Eclipse Comics que se encargó de publicar Marvel Man, ahora con el nombre Miracle Man debido a todos los problemas que hubo con Marvel.



Los dibujantes milagrosos.
El Miracle Man de Garry Leach.
La publicación de Marvel Man en Warrior se hizo con Alan Moore como guionista, Garry Leach como dibujante y Annie Parkhouse como letrerista. Garry Leach es un dibujante consumado y académico que dibujó a los personajes Marvel Man/Michael Moran basándose en Paul Newman y Liz Moran (esposa de Michael Moran en su vida humana) basada en Audrey Hepburn. Leach encontró que dibujar un cómic es un poco más presionante que el dibujo totalmente artístico, así que antes de que los tiempos de entrega lo siguieran presionando, Leach decidió dejar el cómic después de ocho números y en su lugar entró Alan Davis, artista bastante bueno más especializado en cómics que hizo su mejor trabajo en el Marvel Man en Warrior.
El Miracle Man de Alan Davis.


El Miracle Man de Chuck Beckum.
Cuando Eclipse adquirió los derechos para publicar Marvel Man/Miracle Man, se encontró con uno y mil obstáculos (legales, principalmente) lo que hizo que Davis perdiera la paciencia y renunciara a continuar su trabajo como dibujante. Eclipse encontró un reemplazo temporal en el dibujante Chuck Beckum que solamente trabajo en los capítulos 7, 8 y 9 del segundo libro, dejándole los lápices al dibujante Rick Veitch, mucho más apegado al estilo de dibujo de historieta y más adaptable al estilo narrativo de Moore (que siempre se mantuvo constante como guionista, por suerte).

El Miracle Man de Rick Veitch.




Aquí es donde sucede lo extraordinario: Los cómics del Miracle Man de Moore se habían empezado a hacer en 1982, pasando por muchos retrasos y dificultades. Los cómics de MM en Eclipse ya habían llegado a 1987; Moore ya no era un escritor joven que solamente quería hacer cómics, habiendo desarrollado sus extraordinarios V de VendettaWatchmen, y habiendose convertido en un hábil literato con cosas que decir. Quedaba pendiente el tercer libro de Miracle Man, donde expondría ideas de manera lírica, abstracta y profunda, y junto con Eclipse encontraron el dibujante ideal para esto: John Totleben, clásico y puntillista, con un estilo totalmente propio y creativo, sobre todo en la presentación de las viñetas ("cuadritos" o "recuadros" que forman una página del cómic, hay que acordarse que viñeta literaria significa algo totalmente diferente).
El Miracle Man de John Totleben.

Con Totleben se cierra la narración de los cómics de Miracle Man de la época de Alan Moore, el último número muestra un mundo (la Tierra) convertida en una utopía lidereada por superhumanos, Miracle Man y otros humanos con superpoderes, Miracle Woman (Abril Lear), Terrence Rebbeck, los extraterrestres de especie Qys y Warpsmiths, Winter, la hija de Miracle Man y hasta un Miracle Dog; pero, al igual que en Watchmen, muchos humanos empiezan a rechazar la utopía del nuevo superliderazgo. El cómic no cierra con alguna conclusión o moraleja, simplemente relata las características de la nueva utopía.
Sin embargo, es muy interesante comparar el cierre de Miracle Man con la narrativa de V de Vendetta donde se nos presenta una distopía y cómo es anulada por V y Evey Hammond (por cierto, lean el cómic, es mucho más profundo y complejo que la película —que a su lado es una cursilería hollywoodense— y mil veces mejor) y con la anécdota de Watchman, donde los intentos de una utopía son rechazados y el desastre se evita con una llamada de atención en forma de tragedia.
Nuestro chamán del cómic, nuestro escritor greñudo, el barbitas monero, simplemente se rehusa a exponer respuestas fáciles para la utopías/distopías.

¿Hay vida después de Moore? O Miracle Man postMoore.
El también escritor inglés y argumentista de cómics Neil Gaiman tomó el relevo en el desarrollo de Miracle Man cuando terminó el ciclo Moore, y al principio estaba muy emocionado y contento. Planificó tres libros (La era dorada, La era de plata y La era oscura), cada libro consistente en 6 cómics. Desgraciadamente Eclipse Cómics solamente alcanzó a publicarle "La edad de oro" debido a que entró en bancarrota en 1993.
Eclipse alcanzó a publicar dos números de MM
La edad de plata, de los 6 que formaban el libro.

En 2001, Todd McFarlane (creador de la franquicia Spawn) adquirió todos los bienes de Eclipse Cómics y empezó a utilizar a los persomajes Mike Moran y a Miracle Man en la serie Hellspawn. Sin embargo, ese año Neil Gaiman fundó la compañía "Marvels and Miracles LLC" con la sola intención de poner en claro todos los derechos de la franquicia Miracle Man. En 2002 Gaiman, a través de su compañía demandó a McFarlane alegando que los derechos del personaje eran suyos y del dibujante Mark Buckingham y no estaban incluidos entre todos los bienes de Eclipse.
En 2009, en la San Francisco ComicCon, Marvel anunció que había comprado los derechos de Marvel Man/Miracle Man directamente de su creador original, Mick Anglo y empezó a publicar algunos especiales y compilaciones. Al fin, en 2013, en el NY ComicCon, Marvel anunció que ya tenía todos los derechos habidos y por haber y que iban a dejar que Neil Gaiman terminara su historia que había inciado hace 25 años.

Maravilloso inge y los milagrosos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan   14.12.13
---------------   FIN DE TRASMISION   ----------------------------

Bookmark and Share
Print