Los muertitos sabrosones o la película de la guerra mundial Z

Por Israel Laureano

Póster de la versión "sin censura".
(Es bastante boba, no sé que le censuraron,
si es que lo hicieron)
Solamente voy a comentar que con esta película me pasó lo mismo que a Groucho Marx: desde que empezaron a pasar los títulos hasta los créditos finales, no pude dejar de reir. Algún día la veré con atención.


Esta vez no me ganó la tentación. Fue una curiosidad malsana, perversa, pervertida. Estuve revisando el post que hice de la novela y tuve curiosidad de ver la película. Perversión de zombi en su máxima expresión.

Y sí, la película es tan mala que ni siquiera vale la pena repetir que no tiene nada que ver con la historia original de Brooks.


Los que ya leímos la novela podemos reconocer una o dos líneas argumentales que sí siguieron (bueno, más o menos), pero lo más notable fue lo que omitieron: según la película no saben dónde se originó la epidemia, dónde quedó la bolita...., perdón, dónde está el paciente cero, cuando en la novela queda claro que la pandemia zombi se originó en China y se dispersó por el mundo debido a la gran corrupción e incompetencia del gobierno (aunque en la novela tampoco se revela cuál fue el paciente cero, cuando se describe el primer contagio, también se narra que las autoridades y altos mandos actuan como si ya supieran de la infección zombi). No mencionan lo que pasó en diferentes regiones del mundo: China, India, Sudáfrica, la guerra Pakistán-Irán, Rusia o Japón, bueno, ni siquiera un pequeño atisbo de lo que pasó en EUA, todo se centra en las aventuras del héroe Brad Pitt.

Las críticas más fuertes que sostienen los detractores de la novela es que narra cómo a algunos países les va bien, y a otros les va de la patada. Como si hubiera ganadores y perdedores.
Y la respuesta de Brooks no tiene desperdicio: "es que así es la realidad, a algunos países les va bien y a otros no". Cierto, sobre todo cuando uno analiza la forma en que trata a algunos países "héroes": Japón y EUA.
En el punto más álgido de la invasión zombi en Japón, cuando ya las islas están abandonadas, surgen un par de guerreros que limpian todo Japón y cuando está finalizando la guerra, se dedican a dar conferencias y capacitaciones en todo el mundo enseñando técnicas de combate anti-zombi.
Cuando todo mundo ya está dividido en zonas seguras y zonas infestadas, EUA decide liderear al mundo en la Guerra Total contra los zombis; EUA es el que propone dejar la actividad pasiva y encabezar el contraataque.
Sin embargo, hay que recordar que antes de que aparecieran los guerreros japoneses, la novela ya había retratado a los japoneses como una bola de inútiles y atenidos a lo que les dijera el gobierno; cuando el gobierno japonés dijo "hay que abandonar las islas", toda la población dejó atrás su nación, sus casas, sus recuerdos... Antes de que EUA tomara el liderazgo en el contraataque zombi, tuvieron que sufrir las mentiras, exageraciones y amarillismo de sus propios medios de comunicación, tuvieron que pasar el trago amargo del placebo Phalanx (la fraudulenta vacuna anti-zombi), en EUA es donde se originó el "Gran Pánico", la batalla de Yonquers original.
No es que Max Brooks haya tratado bien a algunos países y a otros no, más bien cimenta su trama en la forma en que reaccionan algunas sociedades.

Y creo que este punto es el central para explicar las diferencias libro-película (además de la cuestión monetaria, que es la causa principal de las diferencias). Las películas son increíblemente populares y con un gran poder de difusión, su público es muy diverso culturalmente y con un sentido crítico muy variable. Los libros, en cambio, tienen un público menos diverso, pero, a cambio, el público lector tiene una amplitud cultural notable (no confundir con diversidad cultural que se refiere a que el público puede ser estadounidense, o latinoamericano, europeo, indio, chino, etc., cada uno con una forma de pensar y sentir diferente a la del otro; y amplitud cultural es cuando una persona puede comprender, aceptar o por lo menos tolerar diferentes puntos de vista y diversos juicios y comportamientos) y un sentido crítico muy fuerte. Pienso que esta es la razón por la que en los libros sí veamos juicios de valor a las personas o sociedades, a las autoridades y el poder, medios de comunicación y difusión de información; las películas (sobre todo las que buscan ganancias) no disfrutan de esta libertad: si la película de la Guerra Mundial Z hubiera mencionado a China como punto de origen de la pandemia y cómo su corrupción e ineficiencia fomentaron la dispersión de la infección, el gobierno chino, diferentes grupos civiles, ONGs y hasta chismosos sin nada mejor que hacer hubieran puesto el grito en el cielo, lo mismo hubiera pasado si hubieran mencionado a Rusia, Pakistán  o Sudáfrica. La película se hubiera visto envuelta en una controversia internacional que la hubiera demorado todavía más.
Igual hubiera pasado si en la película hubieran mencionado el liderazgo de EUA o lo que pasó en Japón: hubieran acusado a los productores y escritores de favoritismo y racismo.

Adaptar una novela a un guión cinematográfico siempre es posible, pero no cuando se anteponen toda clase de compromisos políticos, sociales y, sobre todo, monetarios, como la ridiculez esta de la película de la Guerra Mundial Z (mejor la hubieran titulado "Las Aventuras del Güero de la Colonia" y se hubieran ahorrado todo lo que le pagaron a Max Brooks).

Bodrio inge y los gringaderos malditos.
Meshiko-Tenochtitlan   25.02.14
------------------------    FIN DE TRASMISIÓN   ---------------------------

Bookmark and Share
Print