El Protector - Larry Niven

Por Flor de Luz

Tener la más absoluta certeza de cual es nuestro propósito en la vida... No ver otra forma de satisfacción más allá que la obtención del fin que perseguimos… Una clara inteligencia que nos lleva hacia un único deseo… El convencimiento de que si nuestro destino no se cumple, de que si fallamos, ya no existe nada que haga que la vida valga la pena… Pensar que si fallas “todo lo que se debía hacer era dejar de comer hasta morirse”. Esos son los rasgos fundamentales de los Protectores Pak, y qué es un Pak?

Larry Niven dedica su vida a escribir a tiempo completo y es uno de los escritores más reconocidos de ciencia ficción dura. También es uno de mis favoritos él es el autor de El Protector donde se nos cuenta una historia de aventuras espaciales y de una “raza” de seres que se encuentran con la humanidad – de eso va el libro.

Los Pak tienen tres etapas vitales: los infantes, los criadores y los protectores. Los criadores eran semejantes al ser humano adulto que conocemos, aunque bastante menos independientes y no tan inteligentes. Estaban acostumbrados a cuidar a sus niños y a recibir la protección de sus “parientes” transformados.

Al llegar a cierta edad algunos de los criadores por medio de las semillas del “Árbol de la Vida” se convertirían en Protectores: seres muy poderosos, con piel muy fuerte, de rápidos reflejos, asexuados y con una inteligencia superior. Con un único fin el proteger a sus descendientes y luchar por que aumentaran.

Aquí nos encontramos con un mundo Pak agonizante, donde la mayoría de los criadores y infantes han muerto por incontables guerras. Los protectores en su afán de engrandecer a su propia descendencia han puesto en peligro la supervivencia de su “raza”.

Ahora quedan muy pocos infantes y criadores – no estoy del todo segura si quedan. En fin, para no perder la esperanza los protectores que no tienen descendencia se dedican a buscar una forma de legitimar su existencia y entonces se les ocurre salir de su planeta a buscarla. Es así como de alguna forma se encuentran con los hombres, que aún están dentro del sistema solar.

Supongo, que el “instinto maternal” es muy fuerte en mí, ya que veo como muy razonable una vida que este dirigida en forma exclusiva a cuidar la supervivencia de los nuestros. Algo muy básico, casi “salvaje”, pero de cualquier forma: No son los impulsos irracionales los que nos dominan mientras nosotros intentamos sublimarlos?.

Todo lo que buscamos va dirigido hacia lo básico, pero muchos pretendemos olvidarlo. Creo que ese es el reto de nuestra civilización, el recordar por que estamos aquí? Para los protectores eso estaba muy claro existían para lograr que los suyos sobrevivieran – para de alguna forma eternizar sus genes.

Un poco del libro: al leerlo encontramos uno de los primeros encuentros de los humanos con “razas alienigenas” y uno que se trae las suyas; ya que los Pak nos pueden convertir de “criadores a protectores” … de la misma forma que lo hacen en su planeta. De hecho ocurre, en alguna forma ... pero eso ya es parte de la historia y no pretendo contarla toda.

Frente a una época donde nadie esta destinado para nada, donde la especialización es tan basta que deja de existir y los ideales apenas son mencionados el ver reinar los instintos y sobre todo uno tan básico como el de la reproducción es toda una rareza pero en este caso una placentera rareza.

Bookmark and Share
Print

3 Comentarios:

  1. diego dijo...

    Es estilo Dune o de estilo Fundación la prosa de la historia...

  2. Flor de Luz dijo...

    Es más estilo Fundación, aunque en la serie Fundación uno no encuentra "razas extraterrestres" y aquí son de lo más variadas. Niven escribe también Mundo Anillo, es de este estilo.

  3. Oscar dijo...

    Para mi, el fondo me parece una pasada, ya que de un plumazo se casca los origenes de la humanidad en el sistema solar, da explicación a la expansión humana terricola y se permite flirtear con las bases de la teoria de propussión y movimientos relativos con cierto rigor científico. Por otro lado me parece una narración muy densa en detalles irregularmente y el final son dos hojas en las que hemos de entender por qué se lian atiros, se cargan un planeta y dan un aviso de invasión Pak.