STAR TREK de J.J.Abrams

Por Chacal

FICHA TÉCNICA

Título: Star Trek
Título original: Star Trek
Dirección: J. J. Abrams
País: Estados Unidos
Año: 2009
Fecha de estreno: 08/05/2009
Duración: 126 min.
Género: Aventuras, Acción, Ciencia ficción
Reparto: Chris Pine, Jennifer Morrison, Simon Pegg, Winona Ryder, Eric Bana, Zoe Saldana, Zachary Quinto, Leonard Nimoy, Karl Urban, John Cho
Distribuidora: Paramount Pictures
Productora: Paramount Pictures, Spyglass Entertainment, Bad Robot
Música: Michael Giacchino
Fotografía: Daniel Mindel
Montaje: Maryann Brandon y Mary Jo Markey

SINOPSIS

El destino de la galaxia está en manos de dos encarnizados rivales nacidos en mundos muy diferentes. Uno, James T. Kirk, es un joven granjero de Iowa, amante de las emociones fuertes, un líder nato en busca de una causa. El otro, Spock, se ha criado en el planeta Vulcano, y es un marginado debido a su origen medio humano, lo que le hace vulnerable a la emociones volátiles sin las cuales los vulcanianos han vivido desde hace mucho, y que es sin embargo un ingenioso y decidido estudiante que llegará a convertirse en el primero de su especie admitido en la Academia de la Flota Estelar. Kirk y Spock no pueden ser más diferentes. Pronto se verán compitiendo con todas sus fuerzas para estar entre los pocos elegidos para formar parte de la tripulación de la nave espacial más avanzada que se haya creado jamás: la nave USS Enterprise. En medio de todo, Kirk y Spock tendrán que enfrentarse cara a cara con un destino inevitable: la necesidad de forjar una insólita pero sólida alianza, que les permita llevar valientemente a su tripulación hasta donde nadie ha llegado jamás.

CRÍTICA
No me considero un seguidor trekkie, ya que nunca he visto ninguna de las series derivadas de la original (a lo sumo un capítulo o dos) ni he visto ninguno de los films que generaron (a excepción de los seis primeros, protagonizados por la tripulación original). Incluso de la citada serie, en sus comienzos, tampoco puedo asegurar de que haya visto todos los capítulos. Pero de lo que he visto, guardaba un buen recuerdo, si bien el universo de Star Trek nunca me ha atraido en plan fan debido a la extrema seriedad a la que siempre lo he asociado. De todas maneras es un detalle más y un recuerdo más que tengo implícito de mi niñez y adolescencia (y estoy hablando de cuando la serie clásica ya era una reposición que ví en los canales autonómicos catalanes).

El paso del tiempo no ha beneficiado al clásico de Gene Roddenbery, ya que viendo los capítulos en la actualidad tienen un regusto a serie B simple (que no simplona), si bien hay que valorar y tener en cuenta que hace 40 años no se tenian los medios para hacer las virguerias tecnológicas que se hacen hoy en día, cosa que resolvian con una ingeniosa imaginación en la mayoría de casos. Aún así reconozco el mérito de una historia y unos personajes que calaron fuerte en toda una generación (y en varias de las que vinieron a posteriori) y por eso nunca he sido fan de ninguno de los posteriores sucedaneos, secuelas, spin-offs, etc. a menos que no fueran con la tripulación original comandada por James Kirk.

Entre los personajes de esta famosa saga sin duda el más conocido y carismático es el vulcaniano Spock, encarnado en la serie de televisión y en los seis primeros films cinematográficos por Leonard Nimoy, actor que para siempre quedó encasillado en este personaje. Sus disputas con Kirk, siempre mostrando el lado sereno de uno contra el lado pasional de otro, animaban muchas aventuras secundadas por una tripulación (Sulu, Scottie, Uhura, Chekov y McCoy) que se hizo tan entrañable como el mismo capitán de la Enterprise y el famoso vulcaniano.

Tras tanta serie (me parece que al menos media docena) y tanta película (nada menos que diez, siendo esta nueva versión el onceavo film ambientado en este universo) uno se pregunta si se puede innovar o mejorar algo sobre lo ya contado. Además Star Trek siempre ha tenido una idiosincrasia muy particular que la ha hecho una saga dificil para posibles nuevos adeptos debido a caracterizarse más por aspectos científicos que por la acción (en líneas generales bastante escasa). ¿Era posible hacer un film que contentara a los trekkies pero al mismo tiempo consiguiera enganchar a los simples aficionados e incluso a aquellos que nunca se han relacionado con esta franquicia? Yo no apostaba por ello... y tengo que reconocer que me he equivocado.

J.J.Abrams ya me dió muestras de su talento como director en Misión Imposible 3, film que a mi modo de ver recuperó parte del interes de la primera entrega firmada por Brian de Palma, que luego se perdió en una secuela a cargo de John Woo que, en líneas generales, dejaba bastante que desear. Tras Cloverfield (me niego a llamarla por su horrible título español de Monstruoso) donde ejerció de productor, ahora realiza esta precuela-secuela donde se mezclan a la perfección los detalles más clásicos de este universo junto con un estilo y realización más modernos, otorgando al conjunto un ritmo, una acción y un entretenimiento que para si querian algunas de las secuelas previas. Sin duda alguna estamos ante todo un blockbuster taquillero que al mismo tiempo tiene una historia coherente y que no toma al espectador por tonto, algo habitual en este tipo de producciones que siempre suelen simplificar hasta el límite los guiones en pos de un aspecto visual donde se van la mayoría de las energias (caso de, por ejemplo, Transformers).

Junto con la excelente labor del director la cosa se ve acompañada por unos efectos especiales impresionantes y coherentes. Con esto último me vengo a referir a un detalle en el que falló la saga de Star Wars, y es que si la trilogia más reciente era una precuela, ¿porqué lucía más moderna que la anterior? Aqui se podría decir lo mismo pero ATENCIÓN porque hay un detalle en el argumento que aclara el tema si nos planteamos la idea de las realidades paralelas (vamos, algo que ya daba a entender Regreso al futuro 2 y que es lo que aplican aqui). Ese hecho es el que justifica la presencia de Leonard Nimoy, el Spock clásico, en una vertiente argumental muy bien justificada y que hace que el actor realice algo más que el simple cameo que uno podría esperar (y ojo a su aparición en pantalla, porque demuestra aquello de que "la veteranía es un grado" ya que su personaje se nos presenta como el mito viviente que es).

El reparto del film resulta solvente y muy apropiado en sus respectivos personajes, destacando (para sorpresa mia) un Zachary Quinto al que pensaba yo que vería ya encasillado en su papel de Sylar en la serie de televisión Heroes. Pero no es así, descubriéndose como el perfecto reemplazo para encarnar a la versión más joven de tan clásico personaje como es Spock. Por su parte Chris Pine resulta un correcto Capitan Kirk pero me dió la sensación en todo momento de que este papel tenía que haber sido para Matt Damon (el primer nombre que se valoró cuando este film era sólo un proyecto) ya que la evolución de Kirk en esta película (de joven inadaptado a Capitán) me recordó a la progresión del personaje encarnado por Matt Damon en El indomable Will Hunting, con quien se puede decir que comparte esquema evolutivo (si bien como films, logicamente, son totalmente diferentes). Otra agradable sorpresa (sobretodo para la vista) fue Zoe Saldana como una muy sexy Uhura, que además será un involuntario centro de atención amoroso entre Spock y Kirk por detalles que aqui no revelaré, pero que también se convierten en otro de los aciertos de la película. Incluso como villano Eric Bana ejerce un buen papel, alejándose un poco de ese estilo de personaje atormentado al que parecía que nos tenía acostumbrado viéndolo en films como Hulk o Munich. El resto del reparto también está bastante acertado si bien los personajes permanecen en un segundo plano de importancia (aunque todos tengan la suya en algún momento dado) en pos de los protagonistas antes mencionados. De cameos destacaría a Winona Ryder y Jennifer Morrison (la doctora Cameron de la serie House), especialmente a la segunda, que tengo que reconocer que se me pasó por alto hasta que no me percaté de su presencia viendo los títulos de crédito. También destacaría la parte que transcurre en el planeta helado donde expulsan a Kirk, que seguramente el director hizo como homenaje a la que sale en El Imperio Contraataca de la saga Star Wars, de la que se ha declarado seguidor.

Lo lógico sería que si tenemos una buena labor de dirección, un argumento bien desarrollado y unos actores que cumplen bastante bien en líneas generales la cosa fuese casi una obra maestra. Si a eso unimos unos solventes efectos especiales y una banda sonora a cargo de Michael Giacchino que es sencillamente MAGISTRAL todo eso no dejan de ser puntos positivos que ayudan a tal calificación. El problema son ciertos detalles argumentales que no se evaluan mientras ves la película (ya que hay que reconocer que es toda una montaña rusa de diversión y entretenimiento) pero que quizás están un poco "cogidos con pinzas" como sin ir más lejos, y por poner un ejemplo, el caso del viejo Spock ATENCIÓN SPOILER que se supone que no debería de existir una vez que Nero cambia el continuo espacio-tiempo con sus ataques . Con esto me vengo a referir que el viejo Spock viene de una realidad alternativa y por lo tanto no tiene razón de ser en esa otra realidad (donde ya existe el joven Spock de ESA realidad), con lo cual, ¿que pasa o pasará con él? ¿No tiene manera de volver a su realidad? Es un fleco que deja colgando el guión y que me hubiera gustado que quedara solucionado de alguna manera. En Regreso al futuro 2 ocurría algo parecido cuando se crea el 1985 "malo" a raiz de un hecho modificado en el pasado y allí derivaba en una nueva línea temporal que con un nuevo viaje al pasado solucionaron los protagonistas. FIN SPOILER. Asimismo la corriente espacio-temporal que se genera tras lo citado en el spoiler hace pensar que ahora pueden tomarse cuantas libertades creativas quieran, ya que en todo momento estaría justificado con el citado giro argumental (no es un reseteo de la franquicia en plan Batman Begins, sino que juega como si en el caso de las películas del personaje de DC se hubiera querido relacionar las cuatro primeras de Tim Burton y Joel Schumacher con las dos últimas de Christopher Nolan). Aqui ese detalle les ha quedado bien (bueno, de hecho creo que MUY bien) pero haber ahora como continuará la saga teniendo en cuenta que ahora tienen unos personajes con un futuro que no han de seguir (por lo de las realidades citado en el spoiler) sino con el que se quieran inventar para ellos.

Pero en resumidas cuentas son detalles mínimos que no empañan para nada un resultado final notable tanto en el plano actoral como en el visual, todo ello comandado a su vez con mano firme y directa al grano por un J.J.Abrams del que se puede decir, sin lugar a dudas, que ha renovado esta ya veterana y clásica franquicia de la ciencia-ficción.

LO MEJOR: La labor del director y de los actores (con mención especial a Zachary Quinto y Zoe Saldana, si bien todos aprueban en este apartado). La presencia (y la justificación de la misma) del Spock clásico encarnado por Leonard Nimoy, el giro que toman los acontecimientos para explicar por que derroteros derivará la historia sin ser contradictoria con las series y películas previas. También los efectos especiales, todo un festin para la vista, y el guión, que evita caer en los infantilismos tan usuales hoy en día en los blockbusters de Hollywood. Y la banda sonora, sencillamente MAGISTRAL.

LO PEOR: Detalles menores como ciertas incongruencias argumentales entre lo que plantean y como lo resuelven (ver el spoiler citado en el texto) así como cierta sensación de que ESE giro argumental abre la puerta a que ahora puedan hacer lo que quieran sin necesidad de respetar detalles previos. En el terreno promocional el feo poster escogido en España, que recuerda a Independence Day.


Bookmark and Share
Print

2 Comentarios:

  1. Mauro Z dijo...

    Todo iba bien hasta que dijiste que el director mostró lo bueno que era en MI3. Justamente hace poco pensé que esa película tiene una pésima dirección, ya que sentí super forzadas muchsa escenas, muy poco naturales en términos generales, casi tanto como ver a Arnold S. en Terminator 3, donde pasa de ser un robot de pánico, a una parodia que ya ni miedo, ni risa y ni siquiera pesar causa.

    Así que si ese es el criterio, creo que me la iré a ver la otra semana, pero sin esperar mucho que ella, ojalá me sorprenda, aunque no lo apostaría :P

  2. Chacal dijo...

    Respecto a Misión imposible 3, teniendo en cuenta lo bajo que dejó el nivel John Woo, Abrams lo superó (aunque sin llegar al nivel de la primera)