Arrástrame al infierno de Sam Raimi

Por Chacal

FICHA TÉCNICA

Título: Arrástrame al infierno
Título original: Drag me to hell
Dirección: Sam Raimi
País: Estados Unidos
Año: 2009
Fecha de estreno: 31/07/2009
Duración: 99 min.
Género: Thriller, Terror
Reparto: Justin Long, Alison Lohman, David Paymer, Fernanda Romero, Chelcie Ross, Reggie Lee, Adriana Barraza, Octavia Spencer, Lorna Raver, Bojana Novakovic
Distribuidora: Universal Pictures
Productora: Ghost House Pictures, Mandate Pictures, Buckaroo Entertainment

SINOPSIS

Christine Brown (Alison Lohman) es una ambiciosa apoderada de un banco de Los Ángeles que sale con un hombre encantador, el profesor Clay Dalton (Justin Long). Todo les va muy bien hasta que la misteriosa Sra. Agnus (Lorna Raver) va a verla al banco para pedir que retrase las mensualidades de su hipoteca. Ahora bien, ¿debe Christine hacer caso de su instinto y ayudar a la anciana? ¿O quizá sería mejor negarse y quedar bien con su jefe y conseguir un ascenso? Christine se inclina por la segunda opción, por lo que la Sra. Agnus pierde su casa.

La anciana decide vengarse y le manda la maldición de la lamia, convirtiendo su vida en un infierno. Perseguida por un espíritu malvado y ante la incomprensión de su escéptico novio, Christine busca la ayuda de un vidente (Dileep Rao) para salvar su alma de una condenación eterna. En un intento de ayudarla a recobrar una vida normal, el vidente la guía por una frenética carrera para invertir el hechizo. Pero las fuerzas del mal se acercan y Christine debe enfrentarse a algo impensable: ¿hasta dónde está dispuesta a llegar para librarse de la maldición?

CRÍTICA

A primera vista uno puede pensar que estamos ante una película de terror más, y es que precisamente este género no se ha visto beneficiado en estos últimos años por multitud de subproductos que explotan fórmulas archiconocidas, de tal manera que lo que antes provoca alguna reacción en el espectador ahora tiende a dejarlo más bien indiferente. Incluso valorando la película por lo que cuenta se puede decir que no es novedosa (lo que provoca toda la tensión argumental me recordó a Maleficio de Stephen King, donde todo lo acontecido al protagonista de aquella también tenía su origen en lo mismo que lo que aqui soporta la sufrida protagonista encarnada por Alison Lohman).

Las diferencias con la media general que tienen los films de terror actual está en como nos narra la historia Sam Raimi. Demostrando que es todo un experto en el tema (no olvidemos que aqui fue donde tuvo sus orígenes) el director de la saga Spider-Man consigue mantener el interés en una historia que, aunque pueda tener giros previsibles, no deja de sorprender incluso cuando al final no da la ocasión a que triunfen los tópicos (que se darian en manos de otro director más "del montón"), sino que acaba de la manera más coherente posible (teniendo en cuenta no sólo lo que nos había planteado sino incluso teniendo referencias de lo realizado por Raimi dentro de este género... y no digo más que no quiero soltar spoilers).

Por momentos (algunos realmente bordeando el límite de lo deliciosamente desagradable) uno no puede menos que pensar en Spielberg y su estilo de hacer films de encargo (Parque Jurásico) para luego hacer obras más personales (La lista de Schindler) ya que con Arrástrame al infierno Sam Raimi parece haber recobrado su estilo particular, apenas mostrado en las películas de Spider-Man realizadas en los últimos años (como mucho en la escena del quirófano de Spider-Man 2, con Octopus aprendiendo sus nuevas características). Pese a ello si que hay situaciones que provocan déjà vu al espectador, sobretodo el ritual realizado en el tramo final para luchar contra el mal, que a mi me recordó al de La semilla del mal (si bien aqui mejor resuelto que en el film protagonizado por Odette Yustman y Gary Oldman) pero el resultado final no deja de ser lo suficientemente notable como para poner a este film por encima de la media del género en el que está englobada.

LO MEJOR: El particular estilo de Sam Raimi dentro del género, que se muestra en todo su esplendor no sólo durante todo el ajustado metraje, sino en escenas en particular que pueden hacer recordar los buenos (y sangrientos) tiempos de la saga Evil Dead.

LO PEOR: En un género tan sobado como el terror es dificil sorprender, y algunas situaciones destacan más por como están resueltas que por la (poca) novedad que tienen.


Bookmark and Share
Print