Los fantasmas de mis ex-novias

Por Chacal

FICHA TÉCNICA

Título: Los fantasmas de mis ex novias
Título original: Ghosts of girlfriends past
Dirección: Mark Waters
País: Estados Unidos
Año: 2009
Fecha de estreno: Próximamente
Duración: 100 min.
Género: Romance, Comedia
Reparto: Matthew McConaughey, Jennifer Garner, Michael Douglas, Emma Stone, Breckin Meyer, Lacey Chabert, Robert Forster, Anne Archer, Daniel Sunjata, Noureen DeWulf
Distribuidora: TriPictures
Productora: New Line Cinema, Panther

SINOPSIS

Connor Mead (Matthew McConaughey) es un fotógrafo sin escrúpulos. Le encantan las mujeres, pero jamás inicia relaciones estables; prefiere la libertad y por eso llega a hacer una llamada en conferencia para dejarlas plantadas a todas a la vez. Mientras tanto, piensa en cuál será su próximo objetivo.

Paul (Breckin Meyer), el hermano de Connor, es la cara opuesta de la moneda. Él sí cree en el amor y, de hecho, va a casarse. Pero el día antes de la boda, Connor hace gala de su sarcasmo y se carga la ceremonia, desanimando a Paul y a una amiga de la infancia llamada Jenny (Jennifer Garner).

Como castigo ante su egoista comportamiento, Connor recibe la llamada del fantasma de su tío Wayne (Michael Douglas), quien le advierte de que en las próximas horas será visitado por los espectros de sus ex novias: las del pasado, las del presente y las del futuro, como si Connor se hubiera metido realmente en el famoso "Cuento de Navidad" de Charles Dickens.

CRÍTICA

Desde ya los lejanos tiempos de Pretty Woman (y si, ya sé que no han pasado ni 20 años desde el estreno de la película) que ha habido una profusión de comedias románticas de todo tipo, condición y características, y en donde hemos visto desde buenas historias (las menos) a relatos bobalicones y azucarados (los más). Y pese a lo que pueda parecer el género ha resistido bajo viento y marea, si bien en los últimos años no ha tenido ningún título que haya sido especialmente destacable (ni en calidad ni en taquilla).

Mentiría si dijera que esta película aporta algo nuevo, porque de hecho no sólo no lo hace, sino que encima vendría a ser una nueva variante del archiconocido Cuento de Navidad de Charles Dickens, con lo cual (y con este dato) si os imaginais toda la película de principio a fin... no ireis mal encaminados. Pero pese a todo el resultado final se me hizo (al menos a mi, todo depende del gusto de cada cual) lo minimamente pasable como para al menos no suspender, y eso se debe principalmente a su pareja protagonista.

Por un lado Matthew McConaughey es un actor que me cae más o menos simpático pero bastante simple como intérprete, aunque ha encontrado su filón encarnando un personaje estereotipado de galán seductor que es el que más o menos viene a repetir en sus últimos trabajos. Eso hace que conociendo sus carencias (que las tiene) el actor promueva sus virtudes, consiguiendo resultados correctos para lo que se espera, tanto de él como del film. Y a su lado Jennifer Garner también está simplemente correcta (aunque no puede lucirse tanto como su partenaire) pero como a mi siempre me ha gustado desde que la descubrí en Alias y Elektra, le perdono un simple y banal papel que en otros lustros hubiera podido caer perfectamente en las manos de Meg Ryan, Julia Roberts o Sandra Bullock (y bueno, también reconozco las carencias interpretativas de la Garner pero aqui la cosa está... correcta)

Otro clásico dentro de las comedias románticas son los secundarios, y ahi si se notan los años de veterania porque las presencias de un simpático Michael Douglas y de un no muy aprovechado Robert Forster demuestran aquel famoso dicho de que "la experiencia es un grado", ya que en cualquiera de sus escenas, sobretodo Douglas, consigue eclipsar al resto de personajes pese al rol tan limitado que tiene.

LO MEJOR: Estamos hablando de una comedia romántica cuyo argumento es una variante del Cuento de Navidad de Charles Dickens, con lo cual (y bajo esa premisa) lo mejor es tener pocas expectativas o ser especial fan de alguno de los dos (o de los dos) protagonistas. O de Michael Douglas como secundario, quizás entre lo más brillante del resultado final.

LO PEOR: Lo mejor de la película es justamente también lo peor, y es que será mejor que nadie espere algo novedoso o especialmente destacable, ya que sólo obtendrá una comedia romántica del montón con la que disfrutará más o menos en función de que se haga pocas expectativas sobre el resultado final.

Bookmark and Share
Print