Cita con Rama

Por Israel Laureano

Cita con Rama (Rendezvous with Rama, "Encuentro con Rama") es una novela de ciencia ficción escrita en 1972 por el inglés Arthur C. Clarke, uno de los tres grandes de la ciencia ficción.

Portada de la primera edición en inglés (editora Gollancz, Reino Unido, enero 1973).







¿Recuerdan todos los escenarios de invasión extraterrestre que mencioné en el post Alienígenas, extratrerrestres, ETs, marcianitos y hombrecillos verdes? Existe otra perspectiva de contacto extraterrestre: ¿y si simplemente nos ignoraran y siguieran su vida normal? ¿Si para ellos fuéramos tan insignificantes y poco trascendentes como para nosotros es un hormiguero en alguna sabana africana? La mayoría de los cienciaficcioñeros estamos convencidos que el universo rebosa de vida. Si alguna civilización es lo suficientemente adelantada, muy posiblemente ya hayan hecho contacto con otras civilizaciones muy adelantadas que dominen, por lo menos, su sistema estelar y tengan colonias fuera de su planeta madre. Comparados con ellos, ¿qué seríamos? No es de extrañar que pensaran que el sistema solar estaba deshabitado.

La trama es sencilla: en el año 2130 se detecta un objeto en ruta al sol en trayectoria hiperbólica un poco más allá de la órbita de Júpiter. La deteccción se hace gracias a la agencia llamada Vigilancia Espacial (Spaceguard, actualmente se le llama así al conjunto de esfuerzos internacionales por vigilar el espacio y prevenir desastres, la agencia dependiente de la NASA que hace esto se llama NEO [Near-Earth Objects], aunque existe un portal llamado Spaceguard dependiente de la ESA [European Space Agency]); la agencia se establece después de un desastre por impacto de asteroide en el norte de Italia que destruye las ciudades de Verona, Padua y Venecia. Por la forma de la órbita del objeto y su velocidad, se sabe que es un objeto que viene de fuera del sistema solar. Por la relevancia astronómica del objeto, se le asigna su propio nombre, "Rama" (el séptimo avatar o manifestación del dios hindú Vishnú ). Se envía una sonda no tripulada llamada Sita (nombre del personaje central femenino de la epopeya hindú "Ramayana")  para que tome fotos cuando pasara junto a Rama y descubre que es un cilindro regular, tan simétrico que es seguro que había sido hecho artificialmente, de color gris  apagado, pardusco (a diferencia del negro mate que se muestra en todas las ilustraciones) con una mancha de un kilómetro de ancho, como si algo se hubiera estrellado ahí, pero sin la menor afectación a la estructura ni a la órbita.
Ya confirmado su origen extraterrestre, se le dió la orden a una de las naves de Vigilancia Espacial (el Endavour) que estaban señalizando asteroides para que fuera al encuentro con Rama y lo explorara, cosa que logró hacer cuando el cilíndro ya había pasado la órbita de Venus.

Portada de una de las ediciones en español, ediciones Ultramar, colección Ciencia Ficción de bolsillo, 1988.

A partir de este punto, la narración se centra en describir a Rama y sus extrañas características, lo que ven los astronautas, el uso que imaginan para cada estructura y el nombre que le dan. Está de más describir o resumir  las descripciones de Rama que hace Clarke; vale más la pena mencionar que usa un enfoque exacto, matemático para describir el cilindro y lo que hay ahí. Lo realmente destacable es el manejo descriptivo de la novela: fiel a su estilo, Clarke sigue un estilo descriptivo, especulativo, científico, exacto, sin detenerse en tratar de darles personalidad a los personajes y hacer que tengan una historia pasada y una sicología que explique sus acciones; simplementa los pinta como seres simples que hacen lo que deben hacer y ya. Son astronautas y son humanos por eso pueden reaccionar favorablemente ante escenarios inesperados o tomar descisiones inesperadas o llevar a cabo acciones dependientes del entorno. Otro apecto fiel al estilo de Clarke: en su novela ni siquiera se hace el intento de desarrollar una historia o de esquematizar una anécdota: simplemente se narra el descubrimiento de una nave extraterrestre, se envía a un equipo de astronautas a explorar, encuentran y describen muchos objetos y situaciones extrañas y desconocidas, cuando se acercan al sol, toman sus cosas y se van, Rama sigue su camino pasando a través del sol (protegido por una especie de campo de fuerza) y se aleja del sistema solar. Es todo. No  hay conflicto. No hay buenos ni malos. No hay héroes ni villanos, ni historias de amor, ni recuerdos, ni deseos, ni extraterrestres, ni nada. Tan sólo la descripción de la maravilla ante un mundo desconocido. Mientras hacía la investigación en el web para este post, me encontré una descripción que -a mi modo de ver- se ajusta perfectamente a la novela de Clarke: "describe el sentido de maravilla que debieron sentir los arqueólogos al abrir las primeras tumbas de los faraones egipcios".

El infierno hollywoodense por todos tan temido. Dentro  del bajo mundo cienciaficcioñero ya es bien conocido el hecho de que Morgan Freeman tiene los derechos de filmación de la pelícla y está empecinado en llevarla a cabo..., desde hace 14 años. Los infiernos de producción no son raros en Hollywood (hay que recordar que "Contacto" estuvo en animación suspendida durante más de 15 años). Se han rumorado muchas cosas (como lo mencioné en "Nuestras películas pendientes"); uno de los chismes más recientes decía que ya se había contratado a David Fincher había sido contratado como director, pero abandonó el proyecto diciendo que la película nunca se iba a hacer, a lo que Morgan Freeman dijo que sí se va a hacer, pero no dijo cuando.
En uno de los sitios de seguimiento a la película "Rendezvous with Rama" me encontré una opinión acerca de cómo hacer la película a partir del argumento: el problema princpal del argumento es que no tiene argumento; esto es: no hay personajes ni trama. Tal como mencioné antes, los personajes son planos como hoja de papel: simplemente hacen lo que se suponen que deben hacer; dicen los comentarios que deben decir, piensan lo que deben pensar; no muestran emociones, ni opiniones, ni miedos ni alegrías; como si no tuvieran pasado y su futuro fuera solamente acabar la misión de la mejor forma posible y regresar a su nave para regresar a la Tierra. En cuanto a la trama..., pues no hay trama que contar.
Si se quiere hacer una película a partir de estos elementos es casi seguro tener un fracaso monumental.
Pero hay varias maneras de obtener una película de la novela (voy a mencionar dos, un método bastante estándar y desagradable, pero exitoso y un método más decente, pero difícil y arriesgado):
Usar todo el arsenal de mitos y mitotes hollywoodenses. Uno de los mitos principales es el antagonismo ciencia - religión. Se supone que si uno es científico debe ser antirreligioso, incluso los —digámoslo cortesmente— menos informados piensan que el laicismo que tanto pregona la ciencia es antirreligioso (el laicismo es una ceracterística legal, de las leyes, no científico, y no es antirreligioso, propone la libertad y respeto de creencias sin favorecer ni censurar alguna). Clarke menciona la profunda religiosidad de uno de sus personajes, pero en ningún momento eso interfiere en su trabajo como astronauta. Según hollywood, es fácil que este personaje se vuelva un fanático y cause conflicto con la misión; los que hayan vivido y/o experimentado una atmósfera o ambiente científico real sabrán que no hay conflicto. Ciencia y religión conviven pacíficamente, tal como lo muestra la película "Contacto" y el personaje Palmer Joss (Matthew McConaughey), de formación religiosa y a favor del progreso y los avances científicos (los fanáticos como Joseph [Jake Busey] son el problema, sean religiosos o no).

Imagen CGI dedicada a "Cita con Rama". El sitio de Lightfarm tiene una página dedicada a la realización de esta imagen.

Otro punto que toca la novela y que serviría muy bien como cimiento a los mitos hollywoodenses es la paranoia y xenofobia de los políticos humanos. Según la novela, cuando Rama es alcanzada y abordada, ya se encuentra dentro de la órbita de Mercurio, planeta ya colonizado y motor industrial del sistema solar del S. XXII, sin embargo, los mercurianos, aunque ingeniosos y trabajadores, son basante hoscos y paranoicos, y consideran a Rama como  una amenaza y aconsejan prepararse militarmente. Los guionistas —joligudenses, claro— podrían aprovechar esto y crear un grupo de políticos paranicos, ineptos y malosos (idea más que popular, en todo mundo los políticos son odiados) que están en contra de nuestros héroes—astronáutas que solamente quieren conocimiento para la humanidad. Es una idea estúpida y de mal gusto, pero muy eficaz, universal e independiente de cualquier bagaje cultural.

La otra perspectiva,  difícil y arriesgada, y que solamente ha sido llevada a cabo por cineastas muy creativos e ingeniosos, es hacer un documental. Dado que "Rendezvous with Rama" es una obra de ficción, la película sería un falso documental (donde destacan mucho las obras de Woody Allen).
Esto implicaría romper la secuencia narrativa de la novela (ustedes saben, cuando el autor narra una cosa y luego la continuación y luego lo que sigue) y concentrarse en los conceptos e ideas de los descubrimientos de Rama. La ventaja es que se aprovechan todos los recursos de la narrativa de Clarke: no se necesitan personajes con características sicológicas, con pasado, relaciones, amistades, recuerdos..., no se necesita una trama que atrape al expectador, simplemente se necesitan misterios, cosas y sucesos que describir, uno tras otro... (el director podría hasta jugar con la secuencia de hechos y hacerlo todo más interesante).


Y de esta forma se podría mostrar la intención principal del relato: "describir el sentido de maravilla que debieron sentir los arqueólogos al abrir las primeras tumbas de los faraones egipcios".

Para acabar el post me gustaría mostrar esta ilustración que me encontré:
Una de las características de Rama es que está poblado por seres que al parecer son robots pero con comportamiento orgánico (algunos tienen aspecto de insecto y otros de peces), a los que se les llaman "biots", no son agresivos ni peligrosos, pero los "genios" de joligud podrían hacer hasta que se les meta el diablo para hacer interesante la pelicula.


Biot inge y los ramanes malditos.
Meshiko-Tenochtitlan  24.08.2014
-------------   TRASMISIÓN  INTERRUMPIDA   -------------

Bookmark and Share
Print

3 Comentarios:

  1. Denise Nader dijo...

    ¡Interesantísimas las dos propuestas, Ismael! Leí el libro hace poco y sentí exactamente eso que mencionas: un profundo sentido de la maravilla. ¿Leíste los otros libros de la saga? He escuchado por ahí que no son tan buenos. Me gustaría leer un post tuyo con comentarios al respecto, a ver si me animo a leerlos o no.
    ¡Saludos!

  2. Israel Laureano Lazcano dijo...

    Hola Denise, sí, estoy escribiendo el siguiente post acerca del universo ramánico de las continuaciones del libro.
    Como un pequeño adelanto: ningún libro de las continuaciones le llegó siquiera a los talones a la novela original. Y cada continuación se puso peor.

  3. Edgar Neftaly Garcia Osorio dijo...

    Hola a todos

    He leido cita con Rama y realmente es una marivilla, los siguientes libros son tan fantasticos como los anteriores, discrepo un tanto de Israel respecto a su punto de vista, pues en los siguientes libros podemos hacer un análisis del comportamiento humano, como especie, de cuando es observado, su complicada flexiblidad para poder convivir, aunado con la tesis que porponen los autores de que todo ser que ha alcanzado la conciencia busca como objetivo teleologico el saber... aun así respeto la opinion respesto tu punto de vista :)